Google+ Followers

sábado, 17 de agosto de 2013

las 3 fuentes consultadas: El Deber, El Dia, Los Tiempos esta vez reflejan los incidentes de la declaración de Toasó en el "juicio del siglo". causó estupor saber que el irlandés Dwyer fue acribillado en Viru-Viru. nuevo giro en todo el cuadro de "T.Uno". los fiscales quieren una semana para hacer preguntas.

Guider Arancibia Guillén - garancibia@eldeber.com.bo
Las declaraciones vertidas ayer por el ciudadano húngaro Elöd Tóásó, que enfrenta un juicio por supuesto terrorismo, dejaron boquiabiertos a muchos de los presentes ayer en la sala judicial. Reveló que el irlandés Michael Dwyer salió con vida del hotel Las Américas, que lo vio en el aeropuerto (Viru Viru) antes de ser embarcado a un avión rumbo a La Paz; pero que allí escuchó varios disparos, por lo que cree que ahí fue ejecutado. 

Emocionado hasta las lágrimas, Tóásó contó su versión sobre el hecho ocurrido el 16 de abril de 2009. Señaló que lo ocurrido esa noche fue un asalto que duró no más de cinco minutos, hubo tiroteo en el que ametrallaron la puerta de su habitación y nadie se identificó como policía.
Aseguró que tras el hecho fue sacado en un vehículo, cubierto su rostro con su camiseta color celeste transparente. En el aeropuerto llegó a la plataforma, estaba arrodillado. “A Michael Dwyer lo vi con vida, él estaba a mi derecha y Mario Tadic a mi izquierda, también encapuchado. Cuando los policías se dieron cuenta de que yo estaba mirando, me arrastraron dos metros más allá, me golpearon, escuché disparos. Después vi a Mario Tadic entrar al avión”, expresó. 
En su relato, a veces con la voz entrecortada para que hiciera la traducción Martín Santos, aseguró ante el tribunal que después fue llevado a La Paz y en el trayecto fue golpeado, ultrajado especialmente en la parte de sus extremidades inferiores. En La Paz fue recibido por varias personas civiles armadas. Uno de los que identificó en La Paz es a Carlos Núñez del Prado, quien, según él, le puso un arma en la cabeza y lo torturó. “Me puso tres inyecciones y quedé como borracho”, dijo.
El extranjero insistió en que  Dwyer salió con vida del hotel Las Américas porque pudo verlo en el aeropuerto, gracias a que le cubrieron la cabeza con su camiseta celeste transparente y que por el reflejo de las luces de los vehículos en horas de la madrugada pudo certificar que el irlandés estaba con vida y sin ningún daño. 
Recuerda haberlo visto semidesnudo, así como los sacaron a todos del hotel. A mí me dieron zapatos grandes y un pantalón. “Reconocí a Dwyer porque estaba con un bóxer o calzoncillo de color rojo y por su tatuaje”, manifestó.
Con respecto a la muerte de Eduardo Rózsa y del rumano Árpád Magyarosi, manifestó que con certeza no puede asegurar si fueron ejecutados en el hotel.     
El festejo de policías y militares
Tóásó reveló también que después de ver por última vez al irlandés en el aeropuerto, de escuchar algunos quejidos y gritos, y de soportar abusos y atropellos, los policías y militares festejaron con cánticos de victoria por el asalto al hotel las Américas y por los asesinatos. 
Audiencia a oscuras en La Paz
Elod Tóásó dijo además que lo que vivió en La Paz junto a Mario Tadic fue un calvario. Según él, desde Santa Cruz pudo darse cuenta de que subió a un avión militar, que lo sentaron en uno de los últimos asientos y que llegaron de madrugada. Al día siguiente fueron conducidos a una oficina o carceleta donde estaba bajo fuerte custodia de policías. Un sujeto gordo le entregó un cuaderno para que escribiera la palabra chico, pero como no lo hizo, lo golpeó. En la carceleta durmió junto a Tadic, luego acudieron al juzgado donde se encontraba el fiscal Marcelo Soza, los abogados del Ministerio de Gobierno Fernando Rivera y Denis Rodas, y la jueza Betty Yañíquez. “En ese momento yo no sabía nada,  más tarde me di cuenta de que hubo una audiencia. Le pregunté a Tadic qué pasó y me dijo que nos estaban llevando a la cárcel”. 
Para Tadic se despejaron lagunas
Mario Tadic, otro de los supervivientes de esa noche, aseguró que tenía algunas lagunas, pero que ayer fueron despejadas por el testimonio de Tóásó. 
“Yo siempre dije que escuché antes de subir al avión a una persona que pedía auxilio en inglés. El único  que hablaba ese idioma era Michael Dwyer, entonces no hay dudas ahora”, dijo y acotó que la única esperanza que queda ahora es que el caso terrorismo sea investigado por un organismo internacional. 
Las declaraciones del húngaro fueron recibidas con gran expectativa entre los procesados, abogados, tribunal y fiscales. 
El procesado Zvonko Matkovic Ribera aseguró que el testimonio confirma los abusos, atropellos, violación flagrante a los derechos y los asesinatos que están en la impunidad. 
La Fiscalía duda de la versión
El fiscal Marco Antonio Rodríguez puso en dudas las declaraciones de Tóásó al indicar que en el voluminoso expediente del caso constan las actas de levantamiento de cadáveres del hotel Las Américas, las pruebas balísticas, periciales y otros.  
Para el fiscal, lo que hace el húngaro es asumir defensa, haciendo uso de su derecho. Cuestionó el hecho de por qué Tóásó, a través de sus abogados, no denunció estos hechos en su momento siendo que ya van casi cuatro años del suceso. Dijo que los actas de levantamientos de los cuerpos entierran la posibilidad de que el irlandés hubiera sido ejecutado en el aeropuerto 
   Otros detalles  
Les llegará su día a todosTóásó expresó ayer que tarde o temprano la verdad se conocerá y que a los asesinos y delincuentes que asaltaron el hotel, que falsificaron estudios balísticas, cambiaron pruebas les espera la cárcel.
Rechazaron pedido de cesación El tribunal de sentencia rechazó ayer el pedido de cesación a la detención solicitado por el procesado Zvonko Matkovic Ribera. El detenido fundamentó que más de tres años está privado de su libertad sin haber cometido delito. 
Faltan 21 declaraciones másSon 22 los procesados en el caso terrorismo que deben declarar. Tóásó es el segundo. Todos serán interrogados por los fiscales y abogados. 
El juicio se posterga hasta el 26El tribunal de sentencia cerró ayer la audiencia y fijó su reanudación el 26 de este mes. El húngaro Tóásó seguirá con su testimonio, la Fiscalía y las partes presentarán pruebas.

No hay comentarios: