Google+ Followers

lunes, 16 de octubre de 2017

el columnista Echalar que escribe con donaire recrea sus recuerdos de nino de 7 anos, sobre la muerte del Che. su crónica sincera y desprovista de pasión política muestra el impacto del suceso en dos facetas. lo que el Che representa en la historia de Bolivia y lo que resta de aquel dia hace medio siglo.


El bello guerrillero, su espectro y su estatua


El poder recordar un evento sucedido hace cincuenta años lo pone a uno inequívocamente entre los viejos del planeta, por más que como es este el caso, yo cumpliría siete años, un par de semanas después de la increíble noticia de la captura y fin del famoso guerrillero que ayer cumplió sus bodas de oro en el mundo de los muertos.
Del Che había yo oído hablar poco, pero sí de las guerrillas, precisamente porque una joven que trabajaba como empleada doméstica en mi casa tenía un hermano que estaba haciendo su servicio militar y que murió en el chaco boliviano combatiendo a la guerrilla. Recuerdo la desesperación de la joven hermana y a mi madre escribiendo una carta a los padres de Cristina, así se llamaba, contándoles de la muerte de su hijo. Ella había insistido en que la carta fuera en papel de luto, vale decir con un borde negro. Cristina era analfabeta, y sus padres también, alguien les leería la carta que mi madre escribió, pero era interesante, aún para un niño de la edad mía entonces, el que la importancia y ritualidad de una carta con una noticia tan terrible, tuviera que cumplirse como era debido, aún en un mundo donde casi nadie sabía leer ni escribir.
Las fotos del cadáver del Che que se publicaron en la prensa no pasaron por la censura de una tía mía que pensó que los niños nos impresionaríamos, y tenía razón, yo esquivé la censura, y un par de días después, vi el periódico que había sido ocultado, con la ayuda de una linterna, y sólo por unos segundos, y de ahí en adelante comencé a tener pesadillas con el espectro del Che. Aunque mis padres me aseguraban que los fantasmas no existían, la cocinera y la lavandera decían lo contrario, y así terminé teniendo unas horrorosas noches viendo a ese personaje barbudo y harapiento asomarse a la ventana de mi habitación.
Vivíamos en una casa grande y mi dormitorio estaba tremendamente alejado del de mis padres, el pánico que sentía cada noche en mi carrera entre mi dormitorio y el de mis padres, pasando por corredores, un solarium, y el hall de entrada, y escuchando a los gatos libres llorando en el tejado, no lo he olvidado hasta hoy.
La pesadilla se pasó, y volví a recordarla hace unos años cuando un artista que ha debido pasar por mi misma experiencia la plasmó en un monumento a Ernesto Guevara en la ceja de El Alto. Ese esperpento no es la peor escultura de los tiempos de Evo, la peor está en Buenos Aires, pero pugna ese sitial.
Cincuenta años después, la historia del Che en Bolivia es tal vez peor que la triste escultura chatarra que lo rememora, más allá de los homenajes que le está haciendo esa especie de feligresía que lo tiene como santo y mártir.
Sin desmerecer su protagonismo en la revolución cubana, la aventura de Guevara en tierras andinas sólo puede ser calificada como una “guerrilla estúpida”, esta palabra, aunque dura, refleja exactamente lo que fue esa incursión que en les costó la vida a muchos bolivianos, algunos de los cuales no tenían ninguna vela en ese entierro, y que de paso sólo lograr posicionar una vez más y en forma más contundentes a los militares en la vida política nacional.
El Che no es una figura importante en la historia de Bolivia, no es mucho más que un turista díscolo, y Bolivia no debería rendirle homenajes. Su importancia, su halo mítico pertenece a otras latitudes, la figura romántica y el look, ese “no sé qué” que lo hacía el guerrillero más guapo del mundo, corresponden al mayo del 68, en París o en Roma. De cerca, las personas y los íconos se ven menos glamorosos.
La horrorosa estatua alteña cobra un cierto sentido, vista desde el lado amable tal vez es más válida que otras que adornan algunas plazas y parques aquí y acullá, y tal vez en 50 años, ya desmontada, se convierta en una inagotable fuente de reliquias, y cierta gente, sus feligreses, tengan retazos de la misma en algún lugar de honor de sus casas.

El autor es operador de turismo

lunes, 9 de octubre de 2017

Evo capitán general de lals FFAA, admira y sigue al Che, que mató 50 soldados en Vallegrande (Evo dice que nada tuvo que ver con los uniformados) castiga bajo acoso judicial al Jefe Militar que capturó al invasor (Gary Prado) persigue a los militares que celebran la victoria sobre el Che. las FFAA parecen haber desertado de su misión. Humberto Vacaflor.


Un caso de deserción



jueves, 5 de octubre de 2017

celebra el mundo que el Nobel de Literatura recupere su cause después del "fallido premio al compositor Bob Dylan", ahora el galardonado autor es Ishiguro, un japonés famoso digno de figurar al lado e Hemingway, Churchill, Munro, García Márques o Mario Vargas.


El Premio Nobel de Literatura fue otorgado al escritor Kazuo Ishiguro


El escritor británico nacido en Japón Kazuo Ishiguro fue galardonado este jueves con el Premio Nobel de Literatura 2017, otorgado por la Academia Sueca en Estocolmo.
En la ceremonia de anuncio se destacaron las "novelas con gran fuerza emocional" del autor, que han "develado el abismo debajo de nuestro ilusorio sentido de conexión con el mundo".
Ishiguro nació en Nagasaki, Japón, en 1954, pero su familia se trasladó a Londres en 1960. Estudió en las universidades de Kent y East Anglia, y finalmente se convirtió en ciudadano británico en 1982.
Ishiguro sosteniendo en sus manos una copia de su última novela, ‘El gigante enterrado’ (Getty Images)
Ishiguro sosteniendo en sus manos una copia de su última novela, ‘El gigante enterrado’ (Getty Images)
Ha escrito novelas, cuentos, guiones e incluso letras para canciones. Pero sus obras más famosas son las novelas Lo que queda del día (The Remains of the Day, también conocida en el mundo hispanoparlante como Los restos del día), publicada en 1989 y llevada al cine en 1993, y Los inconsolables (The Unconsoled), de 1995.
Su último libro, El gigante enterrado (The Buried Giant), fue publicado en 2015.
En las especulaciones y apuestas previas, Ishiguro no estaba entre los favoritos de una lista que incluía a Margaret Atwood, Ngugi Wa Thiong'o y el eterno candidato Haruki Murakami.
‘Los restos del día’, también conocida como ‘Lo que queda del día’, es una de sus obras más famosas, publicada en 1989 y llevada al cine en una celebrada película de 1993
Sin embargo, su inmenso prestigio en la comunidad literaria es una vuelta a las bases tradicionales del Premio Nobel, tras la polémica desatada el año pasado, cuando el músico estadounidense Bob Dylan recibió el galardón.
La prestigiosa distinción se ha entregado a 113 escritores y escritoras de todo el mundo, desde 1901, y ha incluido a personalidades como Winston Churchill, Ernest Hemingway, Alice Munro y Elfriede Jelinek.
Actualmente, el Nobel dota, también, de de un premio monetario de 9 millones de coronas suecas (cerca de 1.100.000 dólares).
LEA MÁS:

miércoles, 27 de septiembre de 2017

se va quedando "sin colchones de reserva" seguir apostando por el incremento del gasto interno, pone en riesgo el estado financiero, conviene achicar el gasto y considerar los menores ingresos del Tesoro so pena de males mayores, recomienda el FMI al Régimen masista.

El Gobierno boliviano nunca ocultó el orgullo que sentía cada vez que el Fondo Monetario Internacional (FMI) y otros organismos “imperialistas” le palmeaban el hombro haciendo elogios a la política macroeconómica, tal como lo hicieron con los “indeseables neoliberales” del pasado. Eran tiempos en los que nada podía ir mal, con el petróleo a más de 100 dólares el barril, con algunos minerales cotizando cinco veces por encima de los niveles históricos y con una China y un Brasil comprando como nuevos ricos. Era cuestión de poner piloto automático, no incurrir en los desórdenes de Venezuela o Argentina, un bono por aquí, otro por allá, aumentar el gasto y listo: modelo económico infalible.
Pero ha sido el mismo FMI el que, al mejor estilo de los maestros que saben de pedagogía y no quieren herir a sus estudiantes, acaba de repetir los elogios del pasado y a continuación ha pintado la dura realidad que enfrenta el país, cuya fragilidad no ha cambiado un ápice pese a haber pasado por la mayor bonanza económica de su historia.
La jefe de la Misión para Bolivia del FMI, Nicole Laframboise, quien además es la Subjefa de División de la División Meridional II del Departamento del Hemisferio Occidental del organismo, ha destacado los logros que en materia económica consiguió Bolivia en los últimos años, pero ha advertido también que existen riesgos, si es que no se aplican ajustes que ayuden a hacer frente a la crisis económica.
La especialista ha puesto en duda la estrategia que sigue el Gobierno de seguir apostando por el incremento de gasto público para mantener los niveles de crecimiento. Según el FMI, el abultado derroche estatal y “la expansión de crédito del Banco Central a las empresas estatales, ha incrementado los riesgos fiscales y los posibles pasivos del Estado”, factores que incidirán en un riesgo crediticio en el sector financiero por el “gran ritmo” de los préstamos.
Considera que Bolivia se está quedando sin colchones de reserva y, con el aumento del déficit fiscal, no queda otra salida que achicar el gasto y recurrir a una mayor flexibilidad cambiaria que ayude a las exportaciones.
El organismo cree que el “modelo económico” que funcionó muy bien con altos ingresos por la venta de materias primas, puede no ser efectivo en circunstancias adversas, lo que pondría en peligro las metas de erradicación de la pobreza y acceso universal a los servicios de salud y educación para el 2025.
Como conclusión se puede afirmar que no es necesario ser el FMI para advertir sobre estos peligros que se vienen repitiendo con insistencia desde mucho antes del 2014, cuando se pudo advertir que la disminución de la demanda de China traería consecuencias naturales como la disminución de los principales productos exportables, principal fuente de ingresos del país, cuyo reto debía ser la diversificación de la economía y la búsqueda de la sostenibilidad.
El FMI cree que el 'modelo económico' que funcionó muy bien con altos ingresos por la venta de materias primas, puede no ser efectivo en circunstancias adversas, lo que pondría en peligro las metas de erradicación de la pobreza y acceso universal a los servicios de salud y educación para el 2025.

viernes, 22 de septiembre de 2017

es indudable. la mayor atracción de Santa Cruz es su Feria Internacional. ahora se trata de la versión 42, con 24 países participantes y 2.300 expositores y espera 500 mil visitantes, la más notable de Bolivia. cómo no recordar al Primer Gerente que tuvo Expocruz el potosino Alfonso Rojas Moncayo comunicador social que destacó por sus dotes organizativas, su don publicitario y su voluntad de trabajo que fueron la base, el cimiento para construir este portento que hoy es EXPOCRUZ.


Una nueva Expocruz


Cada vez que se pregunta a la gente en las encuestas cuál es el hito del año en Santa Cruz, una mayoría responde sin dubitar que es la Expocruz. La atractiva muestra está tan arraigada en la población que acude a visitarla masivamente desde hace décadas y que se prepara con anticipación para presenciar las novedades de cada versión. Como las anteriores, la 42.ª Feria Internacional de Santa Cruz, que será inaugurada esta noche, es un termómetro de la economía boliviana y del estado de la innovación empresarial y del emprendedurismo.

Algunas de ellas se realizaron en momentos de profundas crisis, que han servido ante todo para poner a prueba la resistencia del sector productivo a los malos momentos y para confirmar la resiliencia empresarial.

La feria que comienza hoy no se realiza en medio del mejor momento económico de Bolivia, pero tampoco en el peor. Hasta 2015 hubo un gran ‘década de bonanza’, que se manifestó nítidamente en los millonarios negocios que movió la feria. Desde hace dos o tres años se habla bastante de la desaceleración de la economía, lo que no ha impedido que centenares de inversionistas y empresarios lleguen del exterior para activar transacciones y para comprobar las oportunidades que se generan en la muestra.  

La de este año vuelve a demostrar con algunas cifras, antes de su estreno, que no tiene la mínima intención de quedarse quieta. Por ejemplo, aumentaron a 24 los países que están en la muestra y son más de 2.200 los expositores. También hubo nuevas inversiones en instalaciones pecuarias y se hicieron remodelaciones en general para atender mejor a los expositores y a los visitantes, estimándose que estos últimos llegarán a ser 500.000. Hay mayores facilidades ahora en la venta de las entradas y en el ingreso al predio, así como en otros servicios. Los artistas nacionales tienen en la Expocruz 2017 un gran escenario para mostrar su talento. Hay también grandes facilidades para estimular las visitas de los estudiantes de menores recursos. 
Un reto de la Fexpo es la creciente digitalización de las actividades de la gente y seguro responderá a esa realidad, ya que mostró siempre su adaptabilidad a los nuevos tiempos. La proyección de la feria debería seguir considerando la ampliación de sus instalaciones y de sus parqueos. La muestra siempre será perfectible en el tiempo, pero resulta indiscutible que ya es la mayor vitrina de Bolivia y que se ganó hace rato un prestigio internacional con mucho trabajo, empuje, constancia y profesionalismo de sus organizadores. 

sábado, 16 de septiembre de 2017

es tal la altanería del mandamás coreano que ahora dice "hemos dado una lección a los EEUU" para bajarle los humos. está convencido Jang Un que ninguna presión les hará renunciar a las armas nucleares con las que quiere someter al mundo entero.


Corea del Norte: “Ninguna presión nos obligará a renunciar a las armas nucleares”



miércoles, 13 de septiembre de 2017

ni en nombre de los dioses, ni de las ideologías. matar siempre será pecado mortal. Marcelo Ostria se refiere a sucesos de los últimos dias y nos recuerda que los violentos, aquellos como el Che que predicaron que "la muerte" resuelve los problemas de Justicia están,, estuvieron equivocados cuando todos sabemos por ej., que el régimen de Maduro es tiránico ya que para mantenerse en el poder no le impora reprimir, encarcelar, torturar y matar a sus opositores.



Matar en nombre de la fe o de la revolución


Los recientes ciclones que han dejado destrucción y muerte en las costas del Mar Caribe, y el terremoto que castigó una región de México, han sido, con razón, las noticias más difundidas, frente a otras, igualmente dramáticas, que duran mucho tiempo y que no son producto de la naturaleza, sino de grupos de fanáticos empeñados en dominar y sojuzgar pueblos.

Esto no es nuevo, son resabios de épocas signadas por la crueldad que ahora puede ser recurrente. De hecho, hay ejemplos de que persiste el empeño de imponerse por la fuerza; entre ellos, los atentados terroristas de grupos fundamentalistas que creen que es su deber matar a los que no profesan la misma fe, dejando dolor y muerte, y así dominar el mundo.

Por ello, se esperaba una reacción de condena más generalizada al reciente atentado del terrorismo islámico en la rambla de Barcelona. Pero no fue así: hubo grupos de extremistas fanatizados que, sin ser parte del terrorismo, se negaron a condenar ese crimen. Es más: se refirieron al abatimiento de los terroristas por los Mossos d’Esquarda de Cataluña, como ‘ejecuciones extrajudiciales’.

Esto de que para los fanáticos es lícito matar al que no profesa la misma fe, no solo proviene del fundamentalismo religioso, sino también de ciertas corrientes políticas que ensalzan la violencia e instan a liquidar a los que consideran sus enemigos. Son los crímenes de odio que se procura justificarlos como actos en defensa de un proceso político extremis.

Sobre esto de acabar físicamente con los que se oponen a un régimen despótico, trata el artículo “Licencia para matar” del periodista cubano disidente Reinaldo Escobar, publicado en 14yMedio, portal dirigido por la bloguera cubana Yoani Sánchez.  “No hay diferencia —dice Escobar— entre matar en nombre de la justicia social, la supremacía de una raza o la imposición de una fe”. “Donde no caben dos la solución (para los violentos) no es amplificar el espacio sino eliminar al que sobra”. Y añade: “Los revolucionarios sospechan que si reniegan de esta máxima perderán el poder que alcanzaron por la fuerza, y que al mostrarse demasiado tolerantes se debilita su autoridad”. Esto se advierte en el anuncio del presidente venezolano que acaba de afirmar que, si para lidiar con la crisis se requiere un dictador, no dudaría en serlo, como si no se notara que su régimen neopopulista es tiránico, pues busca permanecer en el poder empleando la represión, la cárcel, la tortura y la muerte a sus opositores.