Google+ Followers

sábado, 16 de septiembre de 2017

es tal la altanería del mandamás coreano que ahora dice "hemos dado una lección a los EEUU" para bajarle los humos. está convencido Jang Un que ninguna presión les hará renunciar a las armas nucleares con las que quiere someter al mundo entero.


Corea del Norte: “Ninguna presión nos obligará a renunciar a las armas nucleares”



miércoles, 13 de septiembre de 2017

ni en nombre de los dioses, ni de las ideologías. matar siempre será pecado mortal. Marcelo Ostria se refiere a sucesos de los últimos dias y nos recuerda que los violentos, aquellos como el Che que predicaron que "la muerte" resuelve los problemas de Justicia están,, estuvieron equivocados cuando todos sabemos por ej., que el régimen de Maduro es tiránico ya que para mantenerse en el poder no le impora reprimir, encarcelar, torturar y matar a sus opositores.



Matar en nombre de la fe o de la revolución


Los recientes ciclones que han dejado destrucción y muerte en las costas del Mar Caribe, y el terremoto que castigó una región de México, han sido, con razón, las noticias más difundidas, frente a otras, igualmente dramáticas, que duran mucho tiempo y que no son producto de la naturaleza, sino de grupos de fanáticos empeñados en dominar y sojuzgar pueblos.

Esto no es nuevo, son resabios de épocas signadas por la crueldad que ahora puede ser recurrente. De hecho, hay ejemplos de que persiste el empeño de imponerse por la fuerza; entre ellos, los atentados terroristas de grupos fundamentalistas que creen que es su deber matar a los que no profesan la misma fe, dejando dolor y muerte, y así dominar el mundo.

Por ello, se esperaba una reacción de condena más generalizada al reciente atentado del terrorismo islámico en la rambla de Barcelona. Pero no fue así: hubo grupos de extremistas fanatizados que, sin ser parte del terrorismo, se negaron a condenar ese crimen. Es más: se refirieron al abatimiento de los terroristas por los Mossos d’Esquarda de Cataluña, como ‘ejecuciones extrajudiciales’.

Esto de que para los fanáticos es lícito matar al que no profesa la misma fe, no solo proviene del fundamentalismo religioso, sino también de ciertas corrientes políticas que ensalzan la violencia e instan a liquidar a los que consideran sus enemigos. Son los crímenes de odio que se procura justificarlos como actos en defensa de un proceso político extremis.

Sobre esto de acabar físicamente con los que se oponen a un régimen despótico, trata el artículo “Licencia para matar” del periodista cubano disidente Reinaldo Escobar, publicado en 14yMedio, portal dirigido por la bloguera cubana Yoani Sánchez.  “No hay diferencia —dice Escobar— entre matar en nombre de la justicia social, la supremacía de una raza o la imposición de una fe”. “Donde no caben dos la solución (para los violentos) no es amplificar el espacio sino eliminar al que sobra”. Y añade: “Los revolucionarios sospechan que si reniegan de esta máxima perderán el poder que alcanzaron por la fuerza, y que al mostrarse demasiado tolerantes se debilita su autoridad”. Esto se advierte en el anuncio del presidente venezolano que acaba de afirmar que, si para lidiar con la crisis se requiere un dictador, no dudaría en serlo, como si no se notara que su régimen neopopulista es tiránico, pues busca permanecer en el poder empleando la represión, la cárcel, la tortura y la muerte a sus opositores. 

martes, 5 de septiembre de 2017

en Estados Unidos y Espana la gran crisis financiera comenzó con una burbuja, y luego vino la debacle que obligó a medidas heroicas. Samuel Doria Medina dice que no es nada seguro, pero tampoco se puede cerrar los ojos antes la amenaza que representa para la economía "la burbuja inmobiliaria" sobre la hay que estar en alerta. veamos:


¿Burbuja inmobiliaria?


El empresario y político Samuel Doria Medina ha advertido de “un brutal exceso de oferta inmobiliaria” en el país, apuntando la existencia de una sobreinversión en la construcción, acompañada de una ‘fiebre de bienes raíces’ (terrenos, casas, urbanizaciones) muy por encima de la demanda real. Doria Medina ve ahora riesgos de estancamiento de la construcción, argumentando que “las cementeras libran una guerra de precios”, ante la interrupción del frenesí constructivo de los años anteriores, lo que además estaría anticipando una inexorable caída de precios de las propiedades inmuebles. Esta opinión -de alguien que sabe de lo que está hablando- coincide con las miradas de otras personas que también perciben una tendencia de precios a la baja en el mercado inmobiliario.

No obstante, informes de la Fundación Milenio indican que en 2016 la construcción mantuvo un notable dinamismo, creciendo a una tasa de casi 8%, siendo uno de los sectores que han apuntalado el crecimiento de toda la economía nacional. El dinamismo de la construcción se ha reflejado, también, en más permisos de construcción aprobados, aunque en ciudades como Santa Cruz y La Paz el número de permisos de construcción tuvo una reducción en el año anterior.  
Ahora bien, la continuidad del ímpetu constructivo no disipa por sí mismo los riesgos; incluso podría alimentarlos. De hecho, es eso lo que sucedió en los Estados Unidos y España, en la década pasada, con las burbujas financieras e inmobiliarias. Una burbuja puede ser difícil de anticipar, hasta que estalla. En Bolivia sería temerario asegurar que el boom de la construcción incuba necesariamente una burbuja, pero tampoco se puede desestimar los peligros potenciales.
Se sabe, por ejemplo, que buena parte de la construcción de inmuebles se financia con crédito bancario. De ahí por qué es conveniente examinar la evolución de la cartera para la construcción. Al respecto, los datos oficiales indican que esta cartera ha tenido una trayectoria menguante desde fines de 2010, luego de haber crecido ese año en 48% -una cifra histórica. Así y todo, en el primer trimestre de este año, la cartera de la construcción tuvo un incremento del 23,2%, superando el 14,5% de crecimiento de la cartera total del sistema financiero.
Es probable que el ritmo expansivo de la cartera de la construcción tenga que ver con la normativa bancaria, la cual fija tasas de crédito más bajas para los sectores ‘productivos’ -entre los que se incluye la construcción- y que obliga a las entidades financieras a cumplir metas en la composición de la cartera, priorizando la vivienda de interés social. Si bien ello puede parecer positivo para fomentar la construcción y el acceso a la vivienda, no se debe subestimar la distorsión que genera en el sistema financiero. En un contexto de desaceleración económica, como el actual, la expansión forzada del crédito es susceptible de inducir inversiones de tipo especulativo. De ahí, también, el peligro de una brecha entre la oferta inmobiliaria y la capacidad adquisitiva en el mercado. 

miércoles, 30 de agosto de 2017

se pregunta El Dia, dónde está el derroche? y se responde, no sólo en el lujoso avión que al volar de La Paz, a La Habana insume 75 mil dólares por día, mientras un vuelo comercial cuesta 600, en las movidas oficiales los 30 dias del mes de un lado al otro del país, aunque el grueso del derroche está en las empresas fallidas del Estado, que cuestan un ojo de la cara sin beneficio alguno. los exportadores dicen "basta de malgasto", pero no son escuchados por Evo, ni por el Gobierno

Son cada vez más enérgicas las voces que le exigen al Gobierno iniciar cuanto antes una política de austeridad para achicar el gasto público y eliminar el derroche. Los exportadores, que son los que más sienten el impacto de la crisis por la caída de más del 50 por ciento de las ventas al exterior, han llegado al extremo de pedirle al presidente Morales que deje de usar su avión privado, cuyo costo de operación de supera los 100 dólares por minuto (un viaje a Cuba puede costar más de 75 mil dólares ida y vuelta) y que utilice los servicios de las líneas aéreas comerciales (unos 600 dólares). 
 
La verdad es que pese a que se trata de una solicitud muy racional, también hay que decir que es mucho pedirle a un Gobierno con autoridades tan arrogantes, que no solo se creen predestinadas para reinar durante toda la vida, sino con la presunción de que son astros que merecen estar siempre a la altura de las nubes.
 
Y para ser honestos también, el grueso de los gastos no se lo llevan, ni ese avión, ni los dispendiosos gastos en propaganda o las numerosas delegaciones que se trasladan de un lado al otro los 365 días del año junto al espectáculo político que no se ha interrumpido en los últimos 11 años.
 
En realidad, el mayor peso financiero, el lastre más grande que carga el erario nacional está depositado en la ideología estatista que ha estado impulsando el “proceso de cambio”; en esa locura socialista que iniciaron con la creación de decenas de empresas estatales que no han provocado más que pérdidas, enormes gastos y falsas promesas de diversificación de la economía.
 
Lo peor de todo es que para apuntalar el estatismo e intentar demostrarle al país y al mundo que el socialismo tenía posibilidades de dar frutos por primera vez en la historia, en un lugar llamado Bolivia, los ideólogos del Gobierno arremetieron con furia contra el sector privado, lo acosaron, lo debilitaron, le destruyeron sus mercados y ahora le exigen que pague más por la electricidad y el gas, además de demandarle que se cargue el peso de la crisis con mayores inversiones.
 
Lo cierto es que el estatismo no solo ha sido un fiasco como generador de empleos, en el incremento de la productividad y en la creación de una estructura económica sostenible, sino que ha puesto en graves aprietos al aparato estatal, con un déficit fiscal que se repite por cuarto año consecutivo y que está por alcanzar el 7 por ciento en la presente gestión. En términos monetarios, este desfasaje ha ocasionado nada menos que 363 millones de dólares en el primer trimestre de este año.
 
Y para darse una idea del impacto que representan las empresas públicas, incluyendo YPFB, a la que se le acabó el efecto de la inercia que dejó el periodo de expansión de las inversiones y de la productividad que dejó el vilipendiado “periodo neoliberal”, hay que decir que en los primeros cuatro meses de 2017, la pérdida ocasionada supera los 263 millones de dólares. El año pasado estas compañías tuvieron una ganancia de 185 millones de dólares y el fenómeno muestra claramente el impacto de la crisis y la urgencia de hacer ajustes que eviten ponernos frente al despeñadero.
 
Para darse una idea del impacto que representan las empresas públicas, incluyendo YPFB, a la que se le acabó el efecto de la inercia que dejó el periodo de expansión de las inversiones, hay que decir que en los primeros cuatro meses de 2017, la pérdida ocasionada supera los 263 millones de dólares.

martes, 22 de agosto de 2017

Gonzalo Chávez hábil expositor y conferencista explaya sus ideas sobre "Necrofilia ideológica" cuando se refiere a los populismos de ultranza que trafican con ideas muertas y bajo el copiado patrón de "inventar o idealizar enemigos" para ponerlos al frente como "objetivo invariable de su accionar". muy buen texto que se lee sin parar.


Necrofilia ideológica



domingo, 6 de agosto de 2017

reivindica Mesa como lo hiciera mi camarada y amigo hoy fallecido José Luis Roca, la figura de Casimiro Olaneta quién fundó una logia para "fundar Bolivia sin Lima ni Buenos Aires, o sea independiente de cualquier otro poder. la historia parece estarle dando la razón a Olaneta tenido para muchos como traidor e intrigante.


Bolivia y su execrado fundador


En 1968 el historiador estadounidense Charles Arnade publicó La Dramática Insurgencia de Bolivia, un libro que influyó de modo decisivo en nuestra historiografía. Arnade afirmó que los chuquisaqueños tenían una: “mentalidad altoperuana… un carácter peculiar, dado al juego flojo de palabras y frases ambiguas en las cuales el individuo rara vez podrá pronunciarse por uno u otro bando, sino manejar todas las creencias sin decidirse jamás por ninguna”. El autor apeló a René Moreno certificando que este comportamiento se puede definir como “dos caras” y continuó indicando que su ejemplo más conspicuo fue Casimiro Olañeta al que definió como un “intrigante no sobrepasado (por ninguno)” con una carrera de “conspiración continua”.

Su tesis fue que un grupo de élite criolla chuquisaqueña de raigambre realista se apropió de la gesta libertaria que habían protagonizado heroicos combatientes contra el imperio español y diseñó un proyecto egoísta ligado a intereses de poder político y económico. En palabras de Arnade fue: una “Asamblea de Tránsfugas”. Olañeta, Serrano, Urcullo, Mendizabal y los otros fundadores no respondían sino a la mezquindad surgida en una ciudad “soberbia y presuntuosa”. Ocurre, sin embargo, que fue ese núcleo de personalidades y no otro el que se reunió en La Plata en julio de 1825 y decidió por unanimidad crear una Nación independiente desvinculada del Perú y de la Argentina.

Ocurre además que fue precisamente Casimiro Olañeta, como lo demostró palmariamente el historiador José Luis Roca, quien influyó en Antonio José de Sucre entre el 3 y el 9 de febrero de 1825 en la ruta Puno-La Paz, en el documento que decidió el destino del nuevo país. Sucre había redactado los días 2 y 3 el texto básico del decreto de convocatoria a la Asamblea Fundadora. El mismo 3, Olañeta llegó a Puno. El 6, ambos cruzaron el Desaguadero. Roca probó en su libro Ni con Lima ni con Buenos Aires que las modificaciones entre el texto inicial de Puno y el final de La Paz tuvieron que ver con la influencia de Olañeta sobre el vencedor de Ayacucho. Los cambios en el Decreto de 9 de febrero de 1825 fueron cruciales para los alcances de la Asamblea. El texto inicial decía en sus considerandos: “es necesario que estas provincias dependan de un gobierno”; el final decía: “es necesario que las provincias organicen un gobierno”. Inicial: “dejar al pueblo su soberanía”; final: “dejar al pueblo la plenitud de su soberanía”. Inicial: “mientras una Asamblea de diputados de los pueblos delibera de la suerte de ellas”; final: “mientras una Asamblea de diputados de ellas mismas delibere de su suerte”. Además se modificó la forma de elección que pasó de cabildos a juntas de parroquia y provincia, amplió la participación de los electores y eliminó las restricciones por ingresos económicos de los elegidos. El Decreto de La Paz contiene 20 artículos, ampliando en 8 el borrador de Puno.

Olañeta que en 1820 había creado la “Logia Patriótica”, concretó así los objetivos de convocar una Asamblea —concebida por Sucre— en la dirección inequívoca de darle la potestad para decidir sobre su destino y separarse tanto de Lima como de Buenos Aires.

Como bien escribió Roca, en Bolivia “predomina la idea obsesiva de que la historia nacional está llena de calamidades, siendo una de las peores la conducta de los hombres que hicieron posible la creación de la República… el recuerdo de los fundadores de Bolivia causa desagrado y rubor entre muchos de sus hijos”. Esta percepción nos ha llevado a perder la comprensión básica de que, junto a quienes lucharon y dieron su vida por liberarse de España, estaban quienes concibieron la idea de crear una nueva Nación, de hacerlo sobre los fundamentos ideológicos de la Constitución de Cádiz y sobre las bases filosóficas del liberalismo que fermentaron en la Universidad San Francisco Xavier y en la Academia Carolina. Junto a patriotas como Vargas, Azurduy, Murillo, Zudañez, Méndez, Warnes y otros, estuvieron quienes desarrollaron la idea de un país republicano separado de los dos centros virreinales.

Bolivia no puede entenderse sin Casimiro Olañeta, el de la Logia Patriótica, el del Decreto del 9 de febrero trabajado junto al Mariscal de Ayacucho y el de la conducción de la Asamblea Fundadora de 1825. Lo que hizo después es harina de otro costal que, por cierto, no menoscaba la lucidez que tuvo en la creación del nuevo Estado.

El Alto Perú se convirtió en Bolivia, pero irónicamente ese gentilicio se ha vinculado de modo atrabiliario, gracias a una historiografía plagada de autoflagelación, con los peores rasgos del comportamiento individual y colectivo. Es tiempo de reconsiderar la valoración de los fundadores de la patria y la injusta calificación peyorativa de todo aquello que tiene que ver con el término “altoperuano”.

Olañeta y quienes lo acompañaron en la Asamblea en Chuquisaca, son legítimos creadores de la República de Bolivia. Execrarlos es denostar la idea y la cristalización de la nación que somos.
 
El autor fue presidente de la República
http://carlosdmesa.com/
Twitter: @carlosdmesag

lunes, 31 de julio de 2017

el mundo en una cuerda pendiente de Venezuela. qué ha de suceder horas más, cuando Maduro se "declare vencedor" y que puede cambiar la CPE a su antojo, por tanto mantenerse en el poder en forma indefinida? todo muestra hasta ahora la casi ninguna concurrencia de ciudadanos a votar, no obstante la violencia recrudeció y muertos, heridos y detenidos como sucede desde semanas atrás, ha vuelto a repetirse ante el asombro del mundo entero. EEUU ha declarado en las NNUU que no ha de tolerar ni aceptar un Gobierno Ilegítimo en Venezuela.


Estados Unidos anunció que no aceptará un "gobierno ilegítimo" en Venezuela


La embajadora estadounidense ante la ONU, Nikki Haley (AP)
Nikki Haley, embajadora de los Estados Unidos ante las Naciones Unidas, dijo este domingo que su país no aceptará un gobierno ilegítimo en Venezuela, a poco del cierre de los centros de votación para elegir a la polémic Asamblea Constituyente impulsada por al gobierno de Nicolás Maduro.
"Las elecciones fraudulentas de Maduro son otro paso hacia la dictadura. No aceptaremos un gobierno ilegítimo. El pueblo venezolano y la democracia prevalecerán", dijo la alta funcionaria diplomática en su cuenta de Twitter.
La semana pasada el departamento del Tesoro estadouniense había impulsado sanciones a 13 altos cargos del Gobierno venezolano, militares y ejecutivos de la petrolera estatal PDVSA por presuntos abusos contra los derechos humanos y corrupción, en un intento de disuadir al gobierno venezolano de continuar con la Constituyente.
Hasta ahora los gobiernos de México, Argentina, Perú, Panamá y Colombia ya anunciaron que no reconocerán los resultados de estas elecciones, en las que se busca crear un nuevo cuerpo legislativo que desconoce a la Asamblea Nacional electa en 2015 y que cuenta con mayoría opositora.
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y su par venezolano, Nicolás Maduro
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y su par venezolano, Nicolás Maduro
La jornada electoral del domingo estuvo marcada por una muy baja participación del electorado, las protestas de la oposición y la brutal represión del régimen, que en las pasadas 24 horas causó la muerte de 13 personas.
Según un sondeo divulgado por el presidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges, ratificado luego por el líder opositor y gobernador de Miranda, Henrique Capriles, apenas un 7% del padrón se habría presentado al momento a votar.
LEA MÁS: