Google+ Followers

domingo, 25 de agosto de 2013

finalmente. Pinto está en Brasil. tiene protección oficial y ha sido otro senador, un brasileño que le brindó apoyo personal. Se espera una reacción del Gobierno aunque hay opiniones que Bolivia no tendría nada que decir después de haberse opuesto durante 14 meses al salvoconducto. El Deber, SC

Cecilia Dorado  - cdorado@eldeber.com.bo
Como a un presidente. Así fue la escolta policial de los uniformados federales brasileños que anoche acompañaron hasta el aeropuerto de Corumbá al senador Róger Pinto. Unos iban adelante en moto, mientras otros lo acompañaban en el interior de un vehículo. 


Poco antes, a las 20:00, había llegado a la terminal aeroportuaria en un jet privado el senador brasileño por el estado de Espíritu Santo y presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores, Ricardo Serraço, que lo aguardaba con un tanto de impaciencia teniendo en cuenta la hora prevista para el vuelo.
Una vez en el aeropuerto, el senador Pinto, que se mostró un poco nervioso, saludó a su par brasileño, posó para una foto y de inmediato abordó la aeronave. El senador Serraço confirmó que sería un vuelo directo hasta Brasilia. La aeronave con matrícula PRDRP decoló cerca de las 21:30 y el vuelo duraría una hora y media. Pinto había llegado al lugar solo con policías, sin familiares ni otra persona de Bolivia. Los efectivos de Inteligencia de Brasil no permitieron contacto directo con él, pero Pinto siempre se mostró amable.
Fuentes allegadas señalaron a EL DEBER que Pinto llegó al hotel Santa Mónica de Corumbá pasado el medio día e inmediatamente la Policía brasileña se ocupó de registrarlo. Antes de salir al aeropuerto se reunió en el hotel con el alcalde de Corumbá, Pablo Duarte. En el lugar había entre 10 y 15 policías federales custodiando.
Confirmación 
Anoche, este diario se comunicó en exclusiva con la hija del senador Pinto, Denise Pinto, que confirmó desde Brasil que su padre estaba en ese país.
A las 21:30, el abogado de Pinto en Brasil, Fernando Tibúrcio, confirmó a EL DEBER, mediante un correo electrónico, que “el senador Róger Pinto está seguro en Brasil”, aunque evitó dar más detalles.  Cabe recordar que Tibúrcio presentó hace unos meses un hábeas corpus contra el Gobierno de Brasil, con la esperanza de que se le facilite un vehículo oficial de la embajada brasileña para salir rumbo al país vecino.
El 28 de mayo pasado, el senador de Convergencia Nacional (CN) cumplió un año de encierro en la embajada de Brasil en La Paz. Según el senador Sérgio Peteçao, que conversó con EL DEBER desde el estado de Acre, hace unas semanas tuvo la oportunidad de hablar por teléfono con Pinto y él le dijo que estaba “muy triste y deprimido, porque no podía ni siquiera hacer muchas llamadas”.  Peteçao es también miembro de la comisión de Relaciones Exteriores.
No quiere huir
A principios de junio del año pasado, cuando Pinto acababa de cumplir un mes de asilo en la embajada de Brasil, Denise Pinto declaró a este medio de comunicación que su papá más de una vez le había expresado su deseo de no escapar del país, pese a que desde el principio mucha gente le sugería que estando en Pando incluso era muy fácil cruzar el puente para estar en suelo brasileño. 
Sin embargo, desde el inicio hizo público el temor por su vida, porque -según dijo- su papá siempre manejó información que desde dentro de la misma Policía había planes de atentar contra su vida. 
También denunció muchas veces que sus correos electrónicos, llamadas y hasta el Facebook estaban intervenidos. 
Vehículos oficiales
Por la noche y en medio de un ambiente de misterio, dos vagonetas Nissan Patrol color plomo estuvieron estacionadas en el ingreso de la Policía Federal en Corumbá. Sus placas eran blancas con números rojos, similares a los vehículos oficiales de Bolivia. Fuentes allegadas creen que se trataba de vehículos de la Cancillería boliviana, aunque nadie confirmó este hecho. 
Las oficinas de la Policía Federal estaban con las puertas abiertas, mientras que otras personas estaban en los vehículos.
Lo que sucedió ayer en Corumbá generó diversas versiones hasta el final del día, aunque después de la 1:00 del domingo, en el aeropuerto de esa población, el avión privado que abordó Pinto ya no estaba.
Usualmente la terminal aeroportuaria no opera de noche, según dijeron algunas personas del lugar, pero como era un jet privado del senador habría logrado obtener un plan de vuelo. A más de uno llamó la atención que todas las luces del aeropuerto estuvieran encendidas hasta altas horas de la noche 
   ENTREVISTA   

“Estamos un poco asustados, pero mi papá está seguro”Denise Pinto - hija del Senador Róger Pinto 
Denise Pinto, hija del senador Róger Pinto, habló con EL DEBER desde Brasil.  ¿Cuál es la situación del senador Pinto?
No podemos decir mucho porque está en juego nuestra seguridad, pero somos conscientes de que el Gobierno debe estar bastante dolido y enfadado acerca del tema.

¿Estás en Brasil?
Sí, con mi mamá. Estamos preocupadas, pero estamos todas juntas. Mi abuelita sigue en Bolivia.

¿Hablaste o viste a tu papá?
Hace unos 25 minutos (cerca de las 20:30) me comuniqué con mi papá y me dijo que la seguridad de nuestra familia está primero. Estamos un poco asustados y no queremos que esto se siga haciendo grande.

¿Cómo está el senador?
Está bien, está tranquilo y seguro como lo está desde hace 14 meses. A nosotros nos da cierto temor de que pase algo, porque esta gente no se sabe qué puede hacer, van a tratar de traerlo por cualquier lado, incluso escuché que lo va a traer la Interpol. Queremos ser prudentes. Tenemos temor, porque al final de cuentas hubo amenazas de muerte contra mi papá; cuando él entró a la embajada (de Brasil en La Paz) nos dijeron que iban a quemar nuestra casa para que mi papá saliera de la embajada.

Hace poco, su abogado Fernando Tibúrcio aseguró que no existía ningún impedimento legal para que Brasil le facilite un vehículo oficial para que Pinto pueda salir de Bolivia rumbo a Brasil.
Sí, pero ese tipo de decisiones la tiene que tomar Brasil, mi papá no podía tomar un avión por libre y espontánea voluntad.

¿Tendría que ser una decisión de la embajada?
Creo que ni tanto de la embajada, dudo que viniera de ese nivel, yo creo que las cosas vendrían de más arriba. El asilo se resuelve por la presidenta (Dilma Rousseff), entonces si fuera a cambiar la situación de mi papá yo creo que la decisión no se la tomaría así nomás 
 

No hay comentarios: