Google+ Followers

viernes, 9 de agosto de 2013

dos presidentes. dos naciones. dos censos. dos conducta. Evo y Piñera ante el censo fallido. "la oposición es culpable" (Evo) Pido perdón y prometo un nuevo Censo (Piñera)

Ruy D’alencar - rdealencar@eldeber.com.bo
Es cuestión de Estado y es un problema que afecta a la seriedad institucional de cada país. Con esas consideraciones por delante, un par de analistas consultados por EL DEBER ha interpretado la diferencia en las reacciones entre los gobiernos de Bolivia y de Chile frente a un problema común: fallas y críticas técnicas a los censos ejecutados en cada país en 2012. 
La Moneda dio la noticia hoy a través de un comunicado leído por el presidente chileno, Sebastián Piñera, en el que ha pedido en persona disculpas a los chilenos por los errores del censo 2012 (alrededor del 9% de la población no fue censada), ha admitido las observaciones hechas por la comisión externa de la Celade y ha informado del retiro del director del INE que administró el proceso. 


“Se cometieron errores en la planificación y en la ejecución del censo del 2012, y quiero pedir humildemente perdón a todos los chilenos”, sostuvo Piñera ayer, según el diario La Tercera de Chile. “Lejos de pretender ocultar este error y barrer bajo la alfombra, la decisión que tomamos fue actuar con transparencia (...) y (...) tomando las acciones necesarias para corregir ese error”, aseguró el jefe de Estado mapochino, indicando que si fuera estrictamente necesario repetirán el censo.
El mismo día, el presidente Evo Morales defendió los resultados finales del censo 2012 en Bolivia y criticó a quienes los ponen en duda. “Los llamados opositores como no tienen nada solo se abocan al censo (...); de eso se ocupan, no proponen. Han pedido auditoría al resultado del censo y aceptamos”, sostuvo, pese a las observaciones hechas por la variación de cifras entre datos preliminares y finales, que restaron más 362.000 habitantes, disminuyendo a Santa Cruz 121.000 y a Cochabamba 180.000.
Los análisis
El politólogo Carlos Cordero ve en la conducta de Piñera la voluntad de recuperar la credibilidad institucional del Estado chileno, algo que se ve en la ‘viabilización’ de una auditoría externa, la admisión del error y la toma de medidas correctivas. “En Bolivia se usan los resultados del censo para evitar una grave crisis política. Por eso el presidente Evo defiende sus datos, para paliar líos con sus base de occidente del país”.
Para Cordero, la variación de resultados preliminares y finales es excesiva y hay elementos mal llevados antes, durante y después del proceso censal.

El analista político Pablo Deheza cree que el presidente Morales comete un error táctico al asumir los errores que el INE cometió y admitió sobre el censo 2012, sostiene que Chile está mostrando el camino que debería tomar Bolivia para transparentar el proceso censal, puesto que hay demasiados temas que levantan dudas sobre la seriedad del Estado boliviano. Deheza y Cordero coinciden en que no hay seriedad en hablar de auditorías sin que el Estado haga viable su costo, algo que es su obligación 
   Una comparación que salta a la vista   
Chile Y Bolivia, problemas comunes
1
  Escaso tiempo. La comisión externa señaló que el censo en Chile no dispuso del tiempo recomendado.
2  Se cuestiona la rotación de dos jefaturas a cargo del censo. Se adjudicó también responsabilidad a la anterior dirección del INE chileno por atrasos.
3  Errores en cuestionario. Se identificaron problemas de diseño y de contenido en Chile.

1
  Escaso tiempo. El censo en Bolivia se ejecutó entre agosto y noviembre de 2012. Faltó preparación.
2  Rotación de jefaturas. Se cambió la jefatura del INE boliviano a medio proceso y quedó en manos de Ricardo Laruta.
3  Errores en el cuestionario. Algunas críticas observan la pregunta sobre identidad.

No hay comentarios: