Google+ Followers

martes, 1 de septiembre de 2009

me da verguenza exclama juan boliviano desde hoy bolivia refiriéndose a los papelones que representa evo en lo internacional como resultó en unasur


Tengo vergüenza. La tengo porque la participación del presidente en UNASUR fue lamentable, desaforada, desubicada, y, además, por el modo primitivo de expresar sus disparates. Esta participación fue una muestra de una ignorancia esférica –desde todos los ángulos se la puede ver- y de la petulancia del neófito que pretende ser un aventajado alumno en esto de debatir temas trascendentales. Es que se advierte en el presidente su tendencia atávica de ser “pongo” (lacayo doméstico) de patrones como Hugo Chávez.

Esta vergüenza no es nueva. Cuando se demoró la autorización –la que dan los controladores del tráfico aéreo- de aterrizaje en Nueva York del avión venezolano en que viajaba el presidente (todavía de la república), Evo Morales, para participar en la Asamblea General de las Naciones Unidas, protestó en dúo con su cipayo Quintana y anunció que haría campaña internacional para el cambio de sede de la organización mundial. Horror del ignorante. ¿Pensaba, acaso, que los casi doscientos países del mundo, incluyendo los grandes y prósperos, iban a secundar su caprichosa rabieta.

Entre otros de sus despistes, se recuerda que en una cumbre, confundiendo el cónclave con un ampliado cocalero, Evo pretendió un ultimátum al presidente Obama si no levantaba el bloqueo contra Cuba. En caso de que el mandatario de EE.UU. no cumpla, los latinoamericanos –dijo- deben “levantar” (sic) a sus embajadores de Washington. En seguida se declaró marxista, leninista, socialista, y comunista, todo junto, probando su desvarío ideológico. No tuvo respaldo alguno. Así, huérfano de apoyo, desnudó su condición de aprendiz incompetente.

La pobre actuación de Evo en la reunión de UNASUR en Bariloche, mostró lo poco que vale su presencia. Nada le salió bien. Todo lo que propuso fue ignorado, inclusive por su mentor Chávez. “... Evo Morales, propuso a sus colegas de la región "no tener miedo" de firmar una declaración conjunta de rechazo a las bases militares...“. ... y “mantuvo ayer un discurso duro, ya había advertido que no iba a firmar un documento que no expresara el rechazo de UNASUR a la presencia de bases militares extranjeras en la región”. Aplaudió el desorbitado Chávez, el torpe Correa y la patética Cristina. Pero no prosperó y, pese a que Evo había dicho que no se iría sin una condena a Colombia, se inclinó y no le quedó más remedio que firmar el documento, sin condena... ¿Será una falla del bobo canciller “de las piedras” que no hizo su trabajo de consultar previamente para que su jefe no caiga en el vacío?

Y más tonterías: “...sobraron las propuestas, algunas de ellas radicales o extemporáneas, como las de Ecuador de convocar al presidente estadounidense Barack Obama o las de Evo Morales para llamar a referéndum regional. Otras fueron repetitivas en su "anti imperialismo", como las de Hugo Chávez y sus seguidores. La habitual verborrea de estas cumbres, llegó también al paroxismo.” (El Nacional, Caracas, 29.09.2009). La demasía del referendo tampoco fue tomada en cuenta; nadie, ni el comandante Chávez, se dio el trabajo de referirse a la propuesta de Evo, y menos de rebatir el absurdo que se origina en la referentitis del populismo boliviano.

Estoy avergonzado y enojado aunque esto importe a pocos. La verdad es que nunca fue tan calamitosa una representación boliviana de este nivel.

No hay comentarios: