Google+ Followers

viernes, 11 de septiembre de 2009

evo mismo explica que su viaje es para lograr créditos blandos de España. en realidad es parte de su propaganda electoral con recursos del Tesoro Nl.


Diversas fuerzas opositoras bolivianas criticaron hoy al presidente Evo Morales porque, a su juicio, pretende hacer campaña proselitista el domingo, cuando en España se reúna con inmigrantes de su país en la localidad madrileña de Leganés.
Las críticas fueron expresadas por portavoces de la alianza Plan Progreso y los partidos Unidad Nacional y Alianza Social, si bien la cancillería ha negado de plano en las pasadas horas que el mandatario pretenda organizar un acto de campaña en España.
Erick Fajardo, portavoz de la candidatura de Manfred Reyes Villa y Leopoldo Fernández, dijo que es "excesivo" que Morales "disponga de recursos públicos" para sus actividades en los actos programados en España porque será parte de su campaña política.
Los dos candidatos que encabezan la alianza Plan Progreso, son los que más apoyo opositor ha sumado para enfrentarse a Morales en los comicios de finales de año, cuando el mandatario buscará la reelección.
El acto en Leganés, según fuentes diplomáticas bolivianas, tendrá un carácter multicultural, con asistentes de la comunidad boliviana en España, inmigrantes de otros países de América Latina, ciudadanos españoles y también colectivos africanos. "El tema de fondo es la falta de equidad en la distribución de recursos para hacer campaña en las mismas condiciones, porque el partido del Gobierno usa de forma monopólica recursos y bienes del Estado con el camuflaje de la institucionalidad", comentó Fajardo.
El candidato a la Presidencia por Alianza Social y ex alcalde de Potosí René Joaquino dijo a Efe que el Gobierno está haciendo uso de "todos los recursos para hacer su campaña y está a leguas" de lo que pueden hacer los otros candidatos para explicar sus programas. "El presidente tiene la posibilidad y los medios para visitar varios lugares donde van a votar los bolivianos, lo está haciendo en uso de su cargo y no parece ser lo más ético", dijo Joaquino, al señalar su temor de que los consulados funcionen como centros de campaña que induzcan a "votar por consigna" por Morales.
En diciembre, un total de 211.000 bolivianos, igual a un seis por ciento del padrón electoral, votarán en los comicios en distintas ciudades de España, Estados Unidos, Brasil y Argentina. El diputado Arturo Murillo, dirigente de la alianza Unidad Nacional (UN), cuyo candidato es el empresario Samuel Doria Medina, dijo a Efe que no le extraña que Morales quiera hacer campaña en España porque él siempre la está haciendo adonde viaja. "Está muy claro que este viaje es para buscar votos en el exterior, en este caso en España", apuntó Murillo, al coincidir con los otros opositores, en que "no hay comparación alguna en la fuerza económica que tiene Morales contra lo que tiene la oposición, que está rascando sus bolsillos".
De parte del Gobierno, el vicecanciller, Hugo Fernández, negó el miércoles que la reunión con los emigrantes bolivianos tenga fines proselitistas, porque, subrayó, se trata de una visita de Estado en la que se ha preparado un programa de forma protocolaria. "No tiene ninguna relación con campaña. Está devolviendo una atención que el país ha recibido y va a firmar también muchos documentos que han sido preparados y es parte de las obligaciones del jefe de Estado hacer esas visitas", dijo Fernández.

No hay comentarios: