Google+ Followers

jueves, 3 de septiembre de 2009

aerosur logró superar dificultades y durante casi dos decenios ha salvado el tráfico aéreo boliviano. ahora perseguido por Evo que privilegia Boa.


Roca dijo que autoridades gubernamentales le advirtieron que iban a "mandar a los de impuestos" si seguía emitiendo opiniones políticas contra el Gobierno y haciendo denuncias de corrupción.
"Esto es una persecución completa, en contra de la empresa privada, en contra de los que piensan diferente", dijo Roca al sostener que su aerolínea considera incorrecta la deuda que le imputa el Servicio de Impuestos Nacionales (SIN).
Aerosur es la única empresa boliviana que tiene un servicio de cobertura nacional y varios destinos en el extranjero, aunque desde este año tiene como competidor a Boliviana de Aviación (BOA), una nueva compañía de propiedad del Estado que cobra tarifas mucho más bajas.
Las autoridades reclaman a Aerosur en tribunales judiciales una deuda equivalente a $us 26,7 millones y comenzaron a cobrar una pequeña parte de la misma ordenando a las agencias de viajes que retengan los ingresos por venta de boletos de la compañía.
La presidenta del SIN, Marlene Ardaya, dijo ayer que la empresa asumió actitudes "discrecionales" porque en algunos casos no ha entregado al organismo tributario documentación como sus libros de compras y ventas.
Ardaya comentó que el cobro de los tributos "no es un tema de orden político, tampoco es un tema para favorecer" a la estatal BOA y como prueba señaló que a las empresas nacionalizadas por Morales también se le ha cobrado sus deudas tributarias.
Roca replicó hoy que en realidad es el Estado el que debe a Aerosur una suma equivalente a $us 89 millones por "cobros ilegales" que le hicieron a su empresa por tributos de consumo de combustibles y por servicios de exportación, entre otros.
El empresario ha emitido opiniones críticas contra la administración gubernamental denunciando presunta corrupción, falta de eficiencia y cuestionando el modelo estatal de economía que propugna el sector privado.
En concreto, Roca ha denunciado que BOA plantea una competencia desleal con su compañía porque sus operaciones están subvencionadas, sus costos de operación no reflejan la realidad del mercado y ha provocado perdidas tanto al Estado como a Aerosur.
No obstante, enfatizó que "pese a las persecuciones" la empresa, que tiene un cien por cien de socios bolivianos, sigue creciendo y hoy en la ciudad de Cochabamba se presentaron dos aeronaves alquiladas para aumentar sus operaciones. Una con motivo de delfín de agua dulce y otra alusiva al yacaré, ambos acuáticos muy propio del oriente boliviano.
Aerosur tiene un total de 17 naves, de las que nueve están en operaciones, cinco en mantenimiento y tres han sido dadas de baja.

No hay comentarios: