Google+ Followers

domingo, 20 de septiembre de 2009

el control de lo judicial es tarea solapada de Evo Morales. antidemócratas y autoritarios por el poder total. NH de Miami, USA

La campaña del presidente boliviano Evo Morales por destituir a varios magistrados de la Corte Suprema de Justicia puede ser parte de una iniciativa mucho más amplia para conseguir el control de todas las riendas del poder, según un informe del gobierno de Estados Unidos.

``Un estudio de la ofensiva aparentemente sistemática contra la judicatura [. . .] sugiere que el objetivo de Morales es controlar las tres ramas del gobierno'', expresó el informe de Open Source Center (OSC), entidad que pertenece a la Oficina del Director Nacional de Inteligencia de Estados Unidos.

El OSC genera análisis no clasificados para los servicios de inteligencia de Estados Unidos, sobre la base de información pública, como material de periódicos, radio y televisión.

Morales, cuyo partido ya controla la Cámara Baja del Congreso boliviano, impulsa el país más pobre de América Latina hacia el ``socialismo del siglo XXI'', estrechamente aliado con el presidente venezolano Hugo Chávez y crítico de Estados Unidos.

El informe de la OSC, publicado el miércoles, expresó que comentarios recientes de Morales y del vicepresidente Alvaro García Linera son considerados por los opositores como ``el preámbulo de una escalada en la ofensiva de larga data de Morales contra una judicatura independiente''.

Morales inició el mes pasado un proceso para destituir a varios magistrados de la Corte Suprema, quienes fallaron que el procesamiento de una supuesta confabulación terrorista contra el Presidente debe realizarse en el Departamento de Santa Cruz, gobernada por la oposición.

García Linera agregó fuego a la controversia al declarar que la judicatura era la única rama del gobierno que no había realizado ``una limpieza'' desde que Morales fue electo.

El caso de terrorismo es consecuencia de un operativo de la policía en un hotel de Santa Cruz que dejó tres muertos: un boliviano, un irlandés y un rumano. El gobierno nacional alegó que los tres estaban confabulados para asesinar a Morales y que el boliviano, Eduardo Rozsa, tenía vínculos con figuras de la oposición.

Los tribunales departamentales de Santa Cruz y La Paz, la capital, han reclamado jurisdicción sobre el caso, pero la Corte Suprema falló el 14 de agosto a favor del tribunal de Santa Cruz. Morales lanzó muy poco después un proceso de destitución de los magistrados que respaldaron al tribunal departamental.

El informe de la OSC también señaló que un esfuerzo reciente del gobierno de Morales por llevar partidarios a vivir al Departamento del Pando, también controlado por la oposición, ``pudiera aumentar la cantidad de votos a favor del Presidente allí y por lo tanto alterar su representación política en el Senado nacional'' después de las elecciones de diciembre. La oposición controla el Senado.

Titulado Bolivia -- Las medidas más recientes contra la Corte Suprema pueden amenazar a una judicatura independiente'', el informe menciona el caso de la magistrada Rosario Canedo, cuyo arresto ordenó la Cámara Baja en mayo por desacato.

Canedo fue citada a declarar sobre su apoyo a una huelga en el 2007 de unos 900 jueces y otros funcionarios judiciales en protesta por lo que percibían como esfuerzos del gobierno de Morales por influir sobre sus fallos judiciales.

El informe de la OSC señaló que Canedo había acusado públicamente a Morales el 3 de agosto.

No hay comentarios: