Google+ Followers

martes, 2 de junio de 2009

para que haya una total y efectiva libertad de prensa la SIP describe algunas condiciones al término de su visita a Bolivia

La privada Asociación Nacional de la Prensa (ANP), que agrupa a los dueños de medios de comunicación de Bolivia, exhortó el lunes al Gobierno a restablecer las condiciones de normalidad y respeto al trabajo de los medios y los periodistas.

    En una solicitada, la ANP "exhorta al poder político y en particular al Gobierno del presidente Evo Morales, a restablecer las condiciones de normalidad y de respeto al trabajo de los medios de comunicación y de los periodistas, diluyendo la falsa imagen que se pretende proyectar desde el Estado, de una supuesta e inexistente confrontación entre el gobierno y el periodismo independiente".

    El documento, firmado por el presidente de la institución, Marco Antonio Dipp y su director ejecutivo, Juan Javier Zeballos, le recuerda al Gobierno que los medios privados "jamás han considerado al Presidente y a su Gobierno, como enemigos" y que ha dado muestras de su propósito de mantener relaciones normales con el Órgano Ejecutivo.

    Lamenta también "la intención" del gobierno del presidente Evo Morales de desprestigiar a los medios de comunicación independientes ante la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), al pretender que la delegación visitante "se llevara una impresión equivocada de la real situación del periodismo boliviano".

    La cúpula de la SIP, que aglomera a unos 1.300 periódicos privados de América, visitó la anterior semana a varios medios de comunicación del país y se reunió con el presidente Morales y otros funcionarios de Estado.

    En esa reunión con el jefe de Estado le expusieron varias pruebas de los manoseos de algunos medios privados en determinadas coyunturas de información. 

    La SIP confirmó en sus conclusiones de que existe libertad de prensa en Bolivia, al contrario de lo que algunos medios aseguraban.

    La ANP consideró importante que los argumentos sustentados por el Gobierno de que "los medios y los periodistas se convirtieron en un movimiento político de oposición" o que "la credibilidad del periodismo cayó en picada", no hubieran convencido a la SIP.

    Rechazó cualquier "expresión ofensiva como aquella de `pollos de granja´ con la que el presidente calificó a los periodistas, señalando ése como argumento para impedirles el acceso a sus conferencias de prensa".

    Asimismo la ANP expresó su preocupación por el juicio que el Gobierno ha iniciado al diario La Prensa que, "si bien se está llevando a cabo con el procedimiento establecido en la Ley de Imprenta, pretende, a todas luces, atemorizar al periodismo".

    Finalmente la ANP considera que "sólo cuando se deje de intimidar y atacar al periodismo independiente, se apruebe una ley de acceso a la información que obligue a todos los funcionarios del Estado Plurinacional de Bolivia a acatarla y respetarla; y sean derogadas las normas de penalización al periodismo, como lo hicieron otros países, habrá una total y efectiva libertad de prensa".


No hay comentarios: