Google+ Followers

martes, 30 de junio de 2009

en pocas palabras Humberto Vacaflor nos muestra las contradicciones que se dan en Palacio en ausencia de Evo que es el 95% del tiempo que pasa fuera

El misterio de Maracay

Algo cambió en el equilibrio regional la semana pasada en Maracay, con un repentino anuncio del restablecimiento total de las relaciones diplomáticas entre EEUU y Venezuela y el también repentino anuncio del presidente Evo Morales de que no asistiría a la reunión de la ONU.

Ledesma es la clave: En Maracay estaban reunidos los presidentes de los países de la que ahora se llama Alianza Boliviariana para las Américas (ALBA), cuando llegaron noticias desde Washington sobre la inminente reunión del presidente Barack Obama con el alcalde casi depuesto de Caracas Antonio Ledezma.

Obama iba a recibir a Ledesma en una entrevista arreglada en pocos minutos. Fue cuando se disparó la iniciativa de Hugo Chávez mediante el repentino anuncio de que daba por superado el diferendo con EEUU que había provocado la expulsión del embajador Patrick Duddy, en un extraño gesto de “solidaridad” con la decisión similar que había tomado Morales en Bolivia expulsando a Phillip Goldberg.

Chávez, cuya popularidad ha caído a niveles preocupantes, sobre todo después de las medidas que tomó para quitar autoridad y recursos a Ledesma, tenía que reaccionar rápido. Lo hizo de inmediato y ofreció el restablecimiento pleno de relaciones con el retorno de los embajadores anteriores.

El diario La Razón de La Paz dijo este fin de semana que la jugada de Chávez deja en una situación incómoda a Morales, pues ahora Washington esperará que la solución del diferendo con Bolivia siga los mismos pasos y consista en el retorno de los embajadores.

Un avión sospechoso: Fue entonces que el avión que debía llevar a Morales de Maracay a Nueva York para asistir al debate sobre el modelo económico se averió. La explicación oficial quedó en ridículo cuando el mismo avión trajo al presidente Morales a La Paz.

De Maracay, en suma, Morales se trajo un dolor de cabeza y quiso librarse de él con un público reclamo al presidente Obama para que restablezca la vigencia del ATPDEA para Bolivia antes de este 30 de junio. No sabe que ahora, después de la iniciativa de Chávez, el camino que debe seguir para entenderse con EEUU es diferente.

El gas natural: El presidente Morales se trajo de Maracay otro dolor de cabeza. Se enteró en el avión, un poco tarde, que el presidente Chávez acababa de firmar un acuerdo con Argentina para la venta de gas natural licuado (GNL) del yacimiento Mariscal Sucre. Y que el proyecto consiste en vender GNL también a Brasil, y a otros países, a partir del año 2011.

Lanzado a su rol de líder regional de los indígenas, algo en lo que es alentado todos los días por sus colaboradores del Palacio Quemado, el presidente Morales está descuidando los asuntos que tienen que ver con el interés de Bolivia.

Los dolores de cabeza están intactos. El gobierno de EEUU no tiene la menor intención de devolver la vigencia del ATPDEA para Bolivia porque los cultivos de coca se han disparado y el gobierno de Morales no ha hecho nada para evitarlo.

Discrepancias en el gobierno

Fue demasiado notoria la contradicción en que cayeron el presidente Morales y el equipo de ministros que maneja su gobierno en los momentos en que él no está en el Palacio Quemado, que es el 95% del tiempo.

Cuando llegó de Maracay en el avión venezolano averiado, el viernes 26, el presidente se enteró de que quienes manejan su gobierno habían ordenado el viaje de una delegación a Washington para lograr el restablecimiento del ATPDEA antes de que sea anulado definitivamente esta semana.

Una contraorden: De inmediato, en un repentino anuncio hecho a las 7 de la mañana, el presidente dijo que a su gobierno no le interesaba el ATPDEA de EEUU porque habría un programa igual con Venezuela, y que las exportaciones que permitió el ATPDEA sólo llegaron a sumar US$ 20MM.

Y ordenó al vicepresidente Álvaro García Linera que deje sin efecto el envío de la delegación a Washington. El anuncio oficial, que debió hacer el ministro David Choquehuanca, fue que los contactos bilaterales con EEUU habían sido suspendidos sin fecha.

No hay comentarios: