Google+ Followers

lunes, 17 de mayo de 2010

petardos, canciones, gritos en contra de Evo y el MAS. fabriles y maestros de la sede de gobierno se unen a los marchistas

Cánticos y explosiones de petardos rompieron ayer el silencio del altiplano cuando la marcha de maestros y fabriles se acercó a Senkata. Los trabajadores llegaron en la tarde y hoy entrarán en La Paz para reforzar las protestas que se radicalizan con un paro indefinido de profesores.

Se prevé que hoy fabriles y maestros de base se trasladen a Senkata, a unos 30 kilómetros de la Paz, para sumarse a los marchistas que llegaron ayer. Se estima que todos partan entre las 08.00 y 09.00 hacia la sede de gobierno y que lleguen a las 11.00.

Los maestros exigen al Gobierno un incremento salarial que se equipare a la canasta familiar, una jubilación que contemple el 100% del pago que se recibía como sueldo mensual y rechazan la nueva Ley de Reforma Educativa Avelino Siñani.

“Estamos cansados, soportamos el frío, el sol, y el dolor de las ampollas, pero continuamos en la lucha con mucha fuerza, con mucho espíritu. Estamos convencidos de que vamos por más salarios”, dijo una de las maestras que pidió no ser identificada.

La marcha comenzó el lunes pasado en Caracollo liderada por la Central Obrera Boliviana; sin embargo, esta entidad se marginó de la medida el martes tras la suscripción de un convenio con el Gobierno.

La Confederación Nacional del Magisterio Urbano también se desvinculó de la marcha porque considera que tiene fines políticos y que busca posicionar a algunos dirigentes con miras a las elecciones que habrá en las federaciones de La Paz y Oruro, dijo el dirigente nacional del sector, Federico Pinaya, quien confirmó que hoy comienza la huelga indefinida en el país.

El ente exige la nivelación salarial respecto a lo que gana el magisterio rural, una mejora en la Ley de Pensiones y se opone a la descentralización educativa a partir de las autonomías .

José Luis Álvarez, del comité de conflictos del magisterio urbano, dijo que no hay división y que en la movilización participan “maestros de todo lugar”, incluyendo rurales.

El ministro de Educación, Roberto Aguilar, reiteró ayer que está dispuesto a dialogar y tratar la nivelación de los salarios, pero que ésta debe ser analizada por una comisión. Acotó que las medidas de presión encierran una pugna por el liderazgo.

Álvarez destacó que el sector no se cierra a la negociación. Hizo las declaraciones tras haber llegado a Achica Arriba junto a los marchistas.

Ayer en el lugar varios maestros y fabriles descansaban sobre la paja brava, a un costado de la carretera La Paz-Oruro. A metros de ahí se encontraba un “camión pulpería” de la federación del magisterio urbano paceño que repartió ají de fideos y jugo. Tras dos horas de descanso, los marchistas retomaron el paso hacia Senkata, donde se alojaron en un colegio.

Arce llama mezquinos a sectores

Intereses
El presidente de Diputados, Héctor Arce, dijo que detrás de las movilizaciones que aún se mantienen existen intereses “mezquinos, sectarios, parciales y políticos”.“Hay sectores minoritarios que aparentemente no entienden” el esfuerzo que se está haciendo.

No se permitirán piquetes en escuelas

El ministro de Educación, Roberto Aguilar, dijo ayer que no se permitirá la instalación de piquetes de huelga de maestros en las unidades educativas del país.

En una conferencia realizada en las instalaciones de Red Patria Nueva agregó que se coordinarán acciones con la Policía para dar resguardo a los establecimientos y a los escolares y profesores que decidan impartir clases.

“Vamos a pedir el apoyo de la Policía para que en las unidades educativas pueda haber un marco de protección para evitar que un piquete de huelga pueda ir y, a punta de petardos o de otro tipo de acciones, llegue a hacer suspender las clases”.

Aguilar resaltó que el Ministerio a su cargo “tomará una posición decidida” en defensa de los maestros que quieren pasar clases y “no permitiremos que un veto sindical les impida a poder participar en compulsas”.

El Ministro agregó que entre los profesores de base existe un temor al veto sindical, ya que si algún maestro lo recibe no tiene derecho a presentarse a ninguna compulsa o concurso de mérito para optar un cargo.

“El Ministerio ha decidido que en este marco hará respetar el derecho constitucional a poder optar a los concursos”.

Los padres estudian pedir la clausura del año escolar

La Junta Nacional de Padres de Familia baraja la opción de pedir que se clausure el año escolar y que se aplique un nuevo calendario que comience luego de las vacaciones invernales, informó el presidente de esta entidad, Franklin Gutiérrez.

“Ha habido un planteamiento de las bases de los padres de familia indicando que se debe pedir un nuevo calendario escolar. Imagínese, estamos en el primer trimestre y hay un perjuicio grande para nuestros hijos”.

El planteamiento surge debido a las medidas de presión iniciadas por el magisterio urbano que se radicalizan hoy con el inicio de una huelga general indefinida.

“Posteriormente después de vacaciones invernales se tendría que empezar con una nueva currícula y un nuevo calendario escolar. Esto implicaría que tengamos maestros comprometidos con la educación de nuestros hijos y que nos garanticen los 200 días hábiles de clases”.

Gutiérrez agregó que si sigue la huelga de los profesores se invitará a estudiantes universitarios y a profesionales a que den clases. Se prevé que el sector marche el miércoles en La Paz en rechazo a la movilización de los maestros.

No descarta además solicitar al Gobierno la realización de un referéndum para implementar la educación libre en el país.

Los anuncios fueron criticados por José Luis Álvarez, miembro del comité de huelga del magisterio urbano, quien acusó a los padres de familia de venderse al Gobierno.

“En el pasado (dirigentes de los padres) han logrado prebendas del Gobierno de turno atacando al magisterio”.

No hay comentarios: