Google+ Followers

martes, 11 de mayo de 2010

Albarracín y Vilela vinculados a los DDHH señalan que Evo se equivocó en la forma de encarar Caranavi. (L.T.)

El asesinato de dos jóvenes y la casi treintena de heridos en la norteña localidad de Caranavi que dejó el pasado viernes la intervención policial a los puntos de bloqueo en la carretera que vincula esa población con La Paz, inhabilitan al presidente Evo Morales para postularse al Premio Nobel de la Paz, galardón que es codiciado por el gobernante desde su época de dirigente sindical.

Esta afirmación corresponde a los activistas de derechos humanos Waldo Albarracín, ex Defensor del Pueblo; y Guillermo Vilela, actual presidente del Observatorio de Derechos Humanos y Políticas Sociales, quienes coincidieron en señalar que Morales y sus colaboradores se equivocaron en la forma en cómo encararon el conflicto que generó la instalación de una planta procesadora de cítricos en el norte tropical paceño.

Vilela, en declaraciones a la Red Erbol, lamentó que la administración de Evo Morales, caracterizada por ser un régimen popular, esté cometiendo los mismos errores de los gobiernos neoliberales del pasado a quienes constantemente criticó por su accionar violento, autoritario y fascista.

“Cuando se dan muertos contra sus propios hermanos, no estamos hablando de la oposición derechista o reaccionarios combatiendo al gobierno de Evo Morales, sino una protesta de sectores sociales que en criterio de ellos pueden ser reivindicaciones justas, (pero) han sido reprimidos como en anteriores épocas”, declaró.

Aseguró que lo ocurrido la anterior semana en Caranavi no sólo perjudica sino que inhabilita la posible candidatura del primer mandatario del Estado, y recomendó a quienes lo quieren postular al Premio Nobel de la Paz, examinen este aspecto y a partir de ello tomar una determinación.

Vilela recordó que el aspirante al galardón instituido por el inventor e industrial sueco Alfred Nobel, es quien promueve la paz a pesar de las provocaciones o de cualquier afrenta, siendo su misión solucionar los conflictos por la vía del diálogo, a tiempo de recordar que no hay nada que justifique la pérdida de un ser humano.

Durante la intervención policial del pasado viernes a los puntos de bloqueo en la carretera a Caranavi, ordenada por el gobierno, falleció un adolescente de 16 años, David Callisaya Mamani, y posteriormente se conoció del deceso de Fidel Mario Hernany Jiménez (19), ocurrido la madrugada del domingo en el Hospital de Clínicas después de permanecer por dos días con un diagnóstico reservado a consecuencia de una herida de bala en su cabeza.

CONSULTA POPULAR

En la misma línea, el ex Defensor del Pueblo, Waldo Albarracín, afirmó que es impertinente después de lo ocurrido la semana pasada que Morales sea postulado al Premio Nobel de La Paz y recomendó promover una consulta popular para que sea la población la que defina en las urnas el perfil que debe tener el aspirante a dicho galardón internacional.

“En todo caso no son figuras políticas, independientemente de los acontecimientos de Caranavi donde se han suscitado hechos de sangre debido al autoritarismo, a la intolerancia y a la soberbia de las autoridades gubernamentales, yo creo que, por otros factores más, no corresponde esa postulación (de Evo Morales) por lo menos para el tipo de premio que se busca. Se supone que el perfil de la persona tiene que estar orientado fundamentalmente a la construcción de la paz y no al incentivo de la violencia”, puntualizó.

Albarracín aseveró que la postulación que promueven los seguidores de Morales, incluso el propio mandatario, está basada en un interés político que no le favorece en absoluto al país sino única y exclusivamente al gubernamental Movimiento Al Socialismo (MAS).

“Los que se postulan a Premio Nobel de la Paz se han caracterizado por acciones a favor de la paz, no a favor de la violencia, de tal manera yo creo que de origen la postulación es impertinente porque en el mundo en general, incluso en el país, son las mujeres o varones que tienen una trayectoria meritoria a favor de la paz (los que deben postularse)”, remarcó.

ANTECEDENTES

Sería la segunda vez que Evo Morales es postulado al Premio Nobel de la Paz. La primera ocasión se dio en 2007, cuando la Confederación Quechua de Ecuador, agrupados en la ECUARUNARI, hizo oficial su respaldo absoluto a la candidatura del gobernante boliviano. Ese mismo año la coalición política española Izquierda Unida también expresó su completo apoyo a su nominación.

A su vez, el presidente de la Sociedad Boliviana de Escritores Néstor Taboada Terán envió una carta a la Fundación Nobel para solicitar que se le otorgue el galardón de la Paz, bajo el argumento de que la vida de Morales se caracterizó por defender a los pobres y ser el “portaestandarte de la resistencia anticolonialista”.

El 24 de abril la Asamblea Legislativa boliviana, de mayoría oficialista, pidió a la Cancillería del país iniciar una campaña de apoyo para Evo Morales por sus contribuciones en defensa de los derechos de la Tierra, tras la conferencia climática realizada en la población de Tiquipaya, a 15 kilómetros de la ciudad de Cochabamba.

El evento, cuya organización le costó al Estado cerca de 10 millones de bolivianos, sirvió de plataforma para que el presidente Morales se muestre como un defensor del planeta Tierra y así obtener los méritos para acceder al codiciado galardón, coincidieron en afirmar políticos de la oposición.


PREMIO NOBEL


El Premio Nobel de la Paz es uno de los cinco Premios Nobel que fueron instituidos por el inventor e industrial sueco Alfred Nobel. Este premio se otorga “a la persona que haya trabajado más o mejor en favor de la fraternidad entre las naciones, la abolición o reducción de los ejércitos existentes y la celebración y promoción de procesos de paz”, según el testamento del propio Nobel. Mientras que la entrega de los restantes Premios Nobel se lleva a cabo en Estocolmo, la capital de Suecia, este premio se entrega en Oslo, la capital de Noruega por el Comité Nobel Noruego del Parlamento Noruego.

El Premio Nobel de la Paz ha sido otorgado a 95 personas y a 20 organizaciones desde su creación en 1901. El Comité Internacional de la Cruz Roja lo ha recibido en tres ocasiones, en 1917, 1944 y 1963; la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, en 1954 y 1981.

No fue otorgado durante los principales años de las guerras mundiales. Ya en el siglo XXI (2009) el premio está dotado con 10 millones de coronas suecas. El último en recibir el galardón fue el presidente Barack Obama, en diciembre del año pasado.

No hay comentarios: