Google+ Followers

sábado, 22 de mayo de 2010

"Dios quiso que yo fuera presidenta" invocó Cristina y se puso a llorar. rodeada de ministros, autoridades, diputados inauguró Paseo del Bicentenario

Juan Pablo Morales
LA NACION

Cristina Kirchner saludaba y pedía desde el escenario que todos los argentinos participaran de los festejos. Hizo una pausa en medio del discurso. "¡Dios quiso que yo fuera la presidenta del Bicentenario!", dijo. Y se puso a llorar. Sobre el palco, cientos de obreros parados sobre las gradas se miraban sonrientes con los ministros. Abajo, funcionarios y más funcionarios, intendentes y legisladores nacionales gritaban "¡Argentina, Argentina!" y se codeaban para hacerse ver.

Rodeada de todo su gabinete, jefes territoriales del conurbano y un variado grupo de diputados oficialistas, la Presidenta inauguró ayer el Paseo del Bicentenario. Fue con una recorrida y un acto informal, según la curiosa definición de los propios organizadores, antes de que una multitud participara de la primera jornada de los festejos. La noche concluyó con un recital de rock que reunió a más de 300.000 personas.

En Avenida de Mayo, los obreros todavía ajustaban el escenario, al atardecer, cuando empezó a llegar la plana mayor del gabinete. Iban y venían productores nerviosos: querían subir 100 obreros al escenario y que la Presidenta y los ministros les hablaran desde la calle.

En ese momento, Cristina Kirchner recorría el paseo, en la avenida 9 de Julio. Se divirtió pateando penales en la muestra de Brasil, mientras una nutrida comitiva de dirigentes oficialistas se agolpaba frente a las vallas. No se vio a Néstor Kirchner. Tampoco, a dirigentes opositores. Mucho menos, a funcionarios porteños o al jefe de gobierno de la ciudad, Mauricio Macri, protagonista de la pelea previa a los festejos, con cruces y polémica.

El handy y las luces

Finalmente, la Presidenta apareció en el escenario a las 19.15. Caminó debajo del palco; no les prestó atención a los funcionarios que la querían saludar y pasó de largo ante el micrófono que le habían preparado en la avenida. "¿Adónde va? ¡¿Adónde va?!", gritaban los custodios, mientras Cristina Kirchner subía a las gradas con los obreros. Los guardaespaldas intentaban correrlos.

Un colaborador subió corriendo el micrófono. Otro le alcanzó a la Presidenta un handy. "Me dijeron que ahora yo hablo por acá y se van a prender todas las luces", dijo. Dio la orden. Todos miraron expectantes. Las luces no se prendieron.

"Bueno, prendan las luces del escenario ?pidió Cristina Kirchner?. ¿Qué? ¿Ya están prendidas?" Entonces, empezó a hablar: llamó a todos los argentinos a participar de la fiesta; describió la muestra que había recorrido; se emocionó con su propio discurso y agradeció a todos los trabajadores. Cerró la ceremenoia enseguida. "La patria se construye todos los días y con todos. Declaro inaugurado el Paseo del Bicentenario", dijo. El universo de dirigentes oficialistas ya se apretujaba debajo del escenario para intentar acercarse.

Cristina Kirchner bajó rápidamente. Empezó a saludar a gente que la esperaba justo cuando uno de los organizadores le daba explicaciones al subsecretario de Medios, Alfredo Scoccimarro. "Deberían haberse prendido todas estas luces", insistía frente a un arco iris de lámparas de colores apagadas. La Presidenta seguía saludando. "Gracias, chicos", decía a cientos de personas que querían sacarle fotos con teléfonos celulares.

Los conciertos de apertura de los festejos, en el escenario principal de la avenida 9 de Julio, estaban a punto de empezar. Al cierre de esta edición, una multitud disfrutaba del homenaje al rock nacional en el escenario principal, frente al Obelisco.

El show de artistas comenzó con Litto Nebbia cantando "Viento, dile a la lluvia", uno de los temas inaugurales del rock argentino. Con Nebbia al piano, empezaron poco a poco a aparecer los invitados de honor. Desde Rodolfo García (ex baterista de Almendra) hasta Antonio Birabent, Miguel Cantilo, Ricardo Soulé, León Gieco y Fito Páez.

Sobre el final del homenaje, todos juntos cantaron "La balsa" y recordaron con emoción a Gustavo Cerati, antes de dar paso al concierto de las bandas de hoy.

No hay comentarios: