Google+ Followers

martes, 18 de mayo de 2010

miles de maestros. de fabriles. trabajadores en salud y otros hicieron colapsar el centro de La Paz. su protesta es en contra del Gobierno masista

La Paz, 17 may (EFE).- Cerca de 15.000 maestros y trabajadores fabriles se manifestaron hoy por el centro de La Paz, al terminar la marcha que la semana pasada partió del Altiplano andino para exigir un aumento salarial mayor al 5% decretado por el presidente de Bolivia, el ex sindicalista Evo Morales.

Los manifestantes bloquearon la principal vía de la ciudad y se concentraron en la histórica plaza de San Francisco, en la que reclamaron al Gobierno que "deje de mentir" sobre la situación de los trabajadores y retire el "mísero e indigno" decreto de incremento de sueldo.

El dirigente de los maestros de la región andina de Oruro, Daniel Ordóñez, dijo a Efe que el decreto de Morales "ha condenado a los maestros a sueldos de hambre y miseria", y aseguró que la movilización "arrancará" un incremento de acuerdo a la canasta familiar.

Recordó que el magisterio inició hoy una huelga indefinida y añadió: "Con un paro con un seguimiento del 100% y contundente vamos a conseguir que retrocedan".

Por su parte, el dirigente de los docentes de La Paz, José Luis Álvarez, expresó su "repudio" a las políticas de Morales, de quien dijo que "quiere ser socialista pero es protector de las transnacionales y verdadera simiente de la burguesía".

Otra de las dirigentes paceñas, Wilma Plata, llamó a fabriles y maestros "a la guerra que nos ha declarado Evo Morales".

El líder de los trabajadores de fábricas de La Paz, Wilson Mamani, recordó que gracias a los "sindicatos valientes" la lucha por un aumento salarial sigue vigente.

El mandatario aprobó el pasado 1 de mayo un decreto de incremento del 5% para la mayoría de los trabajadores del país, lo que suscitó numerosas protestas en casi todos los sectores.

El pasado lunes, a propuesta de la Central Obrera Boliviana (COB), se inició una marcha hacia La Paz desde la población de Caracollo, en el Altiplano, a unos 200 kilómetros, que terminó hoy pero que sufrió escisiones durante la semana.

De hecho, al día siguiente, los mineros, núcleo duro de la COB, abandonaron la protesta después de que Morales ratificara el aumento del 5% pero con una fórmula proporcional y ofreciera un nuevo sistema de pensiones que reduce la edad de jubilación de 65 a 58 años.

Ese pacto supuso para los maestros y los fabriles una "traición", por lo cual desoyeron el llamamiento a acabar con las manifestaciones y pasaron a encabezar la marcha.

Los dirigentes de maestros y fabriles han asegurado al finalizar la marcha hoy que las movilizaciones continuarán y se radicalizarán, ya que "no se moverán" hasta que el Gobierno "rectifique".

No hay comentarios: