Google+ Followers

miércoles, 5 de mayo de 2010

a los 100 días de "la coronación en la cima" se acaba el idilio. ahora llegaron los IDUS (espíritus del mal) un millón de votos menos y la vorágine...

Un poco más de tres meses han transcurrido desde el 22 de enero de 2009 a la fecha, desde la folklórica ceremonia llevada a cabo en las ruinas de Tiahuanacu cuando el presidente Morales, ante una entusiasta multitud de delegaciones, nativas y extranjeras, recibía los símbolos ancestrales del poder y la designación de líder espiritual de los pueblos indígenas del continente. Tiempo después, un exultante Vicepresidente hablaría de la dimensión planetaria de dicho liderazgo. En aquel momento todo indicaba que la credibilidad y legitimidad del Presidente se encontraba en su punto más alto.

Transcurridos algo más de 100 días desde entonces, ha retornado el conflicto al país y el idilio con los movimientos sociales y clases medias dan evidentes y alarmantes muestras de su distanciamiento y deterioro.

En los momentos de gloria, los hombres del Presidente nos recordaban la rutilante carrera electoral del MAS desde el lejano 2002 a las elecciones 2009. En la primera competencia electoral había logrado algo más de medio millón de votos y el segundo lugar en la votación nacional, lo que le permitió disputar la Presidencia de la República con Gonzalo Sánchez de Lozada. En las elecciones 2005, el MAS lograba más de un millón y medio de sufragios y por segunda vez en nuestra historia un líder de raigambre indígena asumía el Gobierno del Estado en medio de conmovedoras ceremonias oficiales. Finalmente, en diciembre de 2009, el MAS rozaría la mítica cota de tres millones de sufragios, para una primera reelección presidencial.

Hasta que llegaron los Idus de abril. Las elecciones del domingo 4 de abril. En realidad los idus eran días de buenos augurios que caían en el 15 de los meses de marzo en adelante. La fecha logró fama oscura porque el emperador Julio César fue asesinado el 15 de marzo del año 44 antes de Cristo. Según Plutarco (Vidas Paralelas, Tomo IV), Julio César había sido advertido por un vidente y por su esposa, del peligro que se cernía sobre él y que desoyó con cierta arrogancia. Cuando éste iba al Senado, llamó al vidente y riendo le habría dicho: “Los idus de marzo ya han llegado”, a lo que el augur contestó: “Sí, han llegado, pero aún no han concluido”. Varios siglos más tarde, Shakespeare recogió la advertencia en la escena segunda del drama Julio César. El adivino le grita al emperador: “Guárdate de los idus de marzo”.

A los 100 días del segundo gobierno del presidente Morales, los idus de abril están reverberando y advierten: “Guárdate de las elecciones de 2015”.

El MAS, con la pequeña ayuda del Órgano Electoral, sobre el asunto de la asignación de escaños departamentales, obtuvo una pequeña victoria política que ha dejado una herida la cual podría convertirse con el tiempo en una gran derrota electoral. El enfrentamiento entre los productores de Caranavi y Alto Beni, el incremento salarial del 5 por ciento rechazado por trabajadores, maestros, policías y Fuerzas Armadas constituyen las preocupantes señales de que los próximos años estarán teñidos de conflictos y enfrentamientos entre el gobierno del MAS y la sociedad.

¿El encanto se ha roto? Será muy difícil recuperar el millón de votos perdidos en las elecciones de abril. Las equivocadas decisiones que adoptan el Gobierno y la Asamblea Legislativa Plurinacional no ayudan a mantener el clima de paz para la construcción del ansiado desarrollo y del vivir bien.

ccordero@estudiosdemocraticos.org

Politólogo y catedrático



No hay comentarios: