Google+ Followers

martes, 28 de mayo de 2013

Hernán Maldonado hace uso de ingenio, fino humor e inteligencia cuando se refiere al "déficit de intelectualidad entre los militares" y trae a colasión exquisitos ejemplos...

En reciente discurso en Cochabamba, el comandante de las Fuerzas Armadas de Bolivia, General Edwin de la Fuente, lamentó “el déficit de intelectualidad” en sus filas.
Como desde hace rato los militares bolivianos han sido puestos a labores de erradicación de cocales, no es raro que hayan descuidado su preparación al punto que hay soldados que pierden hasta el elemental sentido de orientación en las fronteras originando conflictos internacionales.
Y ciertamente, el que se dediquen a labores políticas, especialmente a alto nivel, no debe dejarles tiempo para cultivarse como para que su más alto jefe advierta el grave déficit intelectual.
Quizás para no avergonzarlo, el ex embajador en España y ex ministro Manfredo Kempff Suárez, ni lo identificó en su reciente columna (Elucubraciones de un comandante) pese a que utilizó 850 palabras, para desmentirle su aseveración de que los diplomáticos bolivianos son los “primeros traidores” para que Bolivia haya perdido su salida al mar.
El diplomático fue contundente al recordarle a De la Fuente que ante Chile y frente a Paraguay “los territorios se perdieron en los campos de batalla y de eso son responsables los militares”. El alto jefe militar se quedó calladito, perdiéndose una buena oportunidad de defender su teoría.
Este domingo, De la Fuente apareció en una entrevista con el diario El Deber, de Santa Cruz. En la foto está sentado en lo que parece ser su lujoso despacho, bajo la foto central del presidente Evo Morales. Sus múltiples condecoraciones hablan quizás de logros académicos o militares.
Las preguntas son puntuales, pero las respuestas hablan del “déficit de intelectualidad” que el mismo criticó en Cochabamba. Es completamente ridícula su afirmación de que las FF.AA. bolivianas “históricamente siempre fueron de izquierda”.
Si esto es así, ¿cómo se explica los regímenes militares que estuvieron por largos años al servicio de la gran minería y los terratenientes? ¿Fue de izquierda el septenio del Gral. Hugo Bánzer”. ¿Fueron los militares izquierdistas los que liquidaron la guerrilla del Che Guevara o la de Teoponte?
El Deber le pregunta: ¿Está latente la posibilidad de recuperar el mar por la fuerza si fuera necesario? De la Fuente responde: “Tenemos otra visión, somos pacifistas. Dos pueblos hermanos no pueden estar confrontados por un tema que es de fácil solución”.
El jefe militar ni siquiera parecía haberse enterado que Bolivia acaba de perder la tribuna de la OEA, donde cada año, desde 1979, figuraba en la agenda la necesidad de un informe sobre el avance de las negociaciones con Chile sobre la mediterraneidad boliviana.
No es justo que De la Fuente no explique ¿por qué se dilata desde hace 109 años “un tema que es de fácil solución”? ¿O es hasta en eso que los militares están “muy identificados” con lo que dice y hace “nuestro hermano presidente”?
No se pierdan la entrevista para que vean que no exageró De la Fuente al lamentar el déficit de intelectualidad castrense que, como escribió Kempff Suárez, “él mismo se encargó de corroborarlo”.

No hay comentarios: