Google+ Followers

viernes, 17 de mayo de 2013

estuvo en Cochabamba al menos dos veces. cerebro del golpe de Estado contra la viudad de Perón, autor de "la guerra sucia" que dicen dejó 30 mil muertos. lo conocí en Salta. (Ver previus)


Previus. dicen que Rafael Videla había asistido a los "cursillos de Cristiandad" donde se mostró un cuadro tremebundo de negros presagios del futuro de Argentina a manos de la izquierda extrema, de los peronistas exaltados que pretendían incendiar Argentina y luego el continente. El mayor de los males para esos grupos fanatizados, emborrachados por la fiebre del foquismo, era el capitalismo unido al militarismo, por tanto debían desaparecer uno y otro, "pese a quién pese" y se lanzaron a la guerrilla urbana, a la acción terrorista, ensayando la toma de cuarteles en pleno puerto de Buenos Aires y la guerra de guerrillas en el norte argentino. Todavía no se ha establecido hasta dónde fue todo una provocación de la derecha para obligr a las FFAA a la toma del poder, a ejercitar un operativo de "limpieza ideológica" y exterminio físico de la izquierda. El autor permaneció ocho meses de 1981 en Buenos Aires y pudo "espectar acciones inverosímiles de horror y de violencia". Lo cierto es que primero Videla y luego otras dos juntas militares, hasta la Guerra de las Malvinas se tomaron el poder bajo la misma tónica "Argentina está plagada de extremistas de todos los confines que quieren desatar un incendio. Una pléyade de malentretenidos, desocupados y pervertidos se apoderó de las ciudades y no hay forma de acabar con ellos"
Bajo el lema anterior "acabar con los extremistas y terroristas" persiguieron a la juventud peronistas, a los dirigentes obreros de todos los partidos, a los universitarios y a los movimientos populares hasta destruirlos, se dieron que 30 mil cayeron en los "operativos de limpieza", basta leer algunos libros, así como las separatas que tanto Clarín como La Nación, publicaron en su momento.
Fue en 1979 que la Corporación de Desarrollo me delegó a Salta, sede una exposición agrícola, ganadera y de industrias militares a la que concurrí. Videla, siempre muy elegante, con el bigote finamente recortado y el cabello engominado hacia arriba, recibió mi saludo y replicó "Tengo gran aprecio por Bolivia y por los c.c. de sus FFAA con quienes venimos desarrollando programas de intercambio muy estrechos y beneficioosos", pasarían años antes de enterarme del Plan Cóndor y lo mucho que hicieron Pinochet, Bánzer, Stroessner en su tarea común de aplastar la rebelión bajo las ideas matrices de Ernesto Che Guevara.
Ahora nos enteramos de su final, 87 años y reo de una condena a cadena perpetua por crímenes de lesa humanidad. la Justicia argentina no fue piadosa, ni benigna, le  aplicó con fuerza la condena pública.


Hoy, 17 de mayo de 2013 murió el ex dictador argentino Jorge Rafael Videla, falleció de muerte natural a los 87 años en el penal de Marcos Paz donde cumplía con el castigo de cadena perpetua por delitos de lesa humanidad.

Según señala el portal del diario El Clarín citando a una radio local esta mañana, la esposa de un militar, Cecilia Pando, confirmó el fallecimiento del ex dictador: "Videla murió durmiendo. Anoche no quiso cenar porque se sentía mal".

El ex dictador Videla fue condenado a 50 años de cárcel por el robo de bebés. La pena fue dictada por el Tribunal Oral Federal Nº6 y se suma a otras anteriores. Bignone, último presidente de facto, recibió 15 años. Este juicio investigó 35 casos de apropiación de niños nacidos en cautiverio.

Videla nació en Mercedes, provincia de Buenos Aires, el 2 de agosto de 1925. Llegó a la Presidencia a través del golpe militar del 24 de marzo de 1976 y ocupó ese cargo hasta 1981. Tras la recuperación de la democracia en 1983, fue juzgado y condenado a prisión perpetua y destitución del grado militar por numerosos crímenes de lesa humanidad cometidos durante su gobierno. 

El 24 de marzo de 1976 encabezó, junto a Emilio Eduardo Massera y Orlando Ramón Agosti el golpe de Estado que derrocó a la presidenta de Argentina, María Estela Martínez de Perón, disgregó a los partidos políticos y cerró las sesiones del Congreso Nacional, dando comienzo al llamado Proceso de Reorganización Nacional.

No hay comentarios: