Google+ Followers

jueves, 2 de agosto de 2012

el Che vino a conspirar. mató a 14 de sus compañeros de aventura, mató soldados y oficiales bolivianos, en Cuba dirigió campos de concentración "aparentar lo que no es" estrategia que mitificó su imagen. Karen Arauz arremete contra "los divinizadores" Valioso aporte clarificador

Faltan pocas horas para que una de nuestras mayores y recurrentes pesadillas se haga realidad. La famosa Ley de Medios se vestirá de etiqueta este venidero 6 de Agosto día de la fundación de la República, cuando todos los medios orales y televisivos deban -obligatoriamente- colgarse del canal del gobierno a fin de reproducir el discurso presidencial. In extenso. Es dudoso que el mensaje de SE venga acompañado de un baño de realidad. El plurinacionalismo mágico está haciendo estragos apoderándose de los personajes. Nada de lo que sucede existe si el oficialismo no lo autentifica. Nada de lo que se diga es cierto si no es desde su óptica. Nada encaja en su característico modo de percibir todo lo que esté fuera de su mundo tan peculiar. Los mitómanos no sólo tienen una gran imaginación sino que se compran auténticamente sus mentiras como verdades, aturdiendo incluso al más cerebral de los analistas. 
El uso que se hace constantemente de las formas democráticas para en el fondo hacer lo que se les viene en gana, está empezando a fatigar y lo que es peor, a debilitar peligrosamente el andamiaje tan trabajosamente levantado por casi la totalidad del país y que no es más que la democracia como sistema en el que se desea vivir. Los caprichos imperiales deben ser cumplidos sin importar el qué. La obsesiva determinación de construir la carretera del Tipnis, va mas allá de cumplir con sus bases de sustentación cocalera. Está implicado el Derecho divino de los reyes basado en el absolutismo político. 
Desde la entronización a manos del Amauta (narco) en la esplendorosa ceremonia de Tiahuanaco, son innumerables las expresiones de profunda convicción que el Estado no sólo es él, sino que es para él. Esta distorsionada relación con la realidad les hace pretender demostrar que no hay discusión en cuanto a su perfecta misión. Al no lograrse la aprobación espontánea y ante la esquiva voluntad de los súbditos, hay que recurrir a ciertos recursos como la uniformidad en la información traducidos en las cadenas nacionales, como si obligar a los medios de comunicación a hacerse eco del mito, significara población adherida. Mejor sería que no osen decir que es el clamor popular el que exige la cadena. Una de las icónicas figuras del cómo funciona esta creación engañosa mistificando simples sujetos, es la imagen del Che Guevara, cuya imagen ha sido explotada hasta el cansancio. 
El Che no fue más que un aventurero que entre otras múltiples hazañas, fusiló a catorce miembros de su propia tropa en Sierra Maestra. Le disparó a 195 disidentes maniatados en La Cabaña. Administró dos campos de concentración en Cuba (uno de ellos confinamiento expreso para homosexuales). Vino a Bolivia a conspirar contra la democracia y de paso dar muerte a varios soldados bolivianos y colaboró a afianzar el totalitarismo más brutal de América Latina, paraíso idealizado donde la gente muere tratando de salir y no precisamente por ingresar. Este afán divinizador a partir del totalitarismo cubano, encontró en unos pocos pseudo-iluminados dirigentes políticos en Sudamérica, los arquetipos ideales para continuar con la leyenda. 
De ahí que tenemos un Chávez cada día mas anabolizado con la convicción que podrá más que lo determinado en su calidad de simple mortal. Este personaje que pretende crear la falsa imagen de indestructibilidad y permanencia atemporal, en una clara muestra de su convicción de demostrar lo que no es y para ello no duda en hacer grotescas apariciones mediáticas (en cadena nacional). Es sintomático que los consabidos caudillos latinoamericanos, entre otros Correa y Cristina K, no oculten la tirria que tienen hacia la prensa independiente. Es que la pluralidad de información, desenmascara las intrigas palaciegas y desnuda las menguantes ovaciones. 
"el libro recién parido es una perla" KA
El librito recién parido de Llorenti es, sin duda, una perla. El problema de la estrategia de aparentar lo que no es, arrastra a personajes de segunda en la administración gubernamental a brindar declaraciones -pre informe pericial- resultando en verdaderos bloopers (metidas de pata en buen romance) que de no ser trágicos, serían muy divertidos. Un vice ministro solemnemente declara que "la herida en la rodilla que precipitó la muerte de un movilizado en protesta, fue causada por una bolita de vidrio o canica disparada desde una arma de fabricación casera". Con tal de hacerle el quite a la jeringa, las pintorescas autoridades del gobierno hacen este tipo de aseveraciones. Pero todo tiene un límite. Si bajo la percepción de que la cadena nacional de medios -que es obviamente de exclusiva prorrogativa presidencial- será la encargada de unificar su quimérica alucinación de que todos son seguidores de este proceso, resultará un tiro por la culata. Tanto como resultó la imagen en 3D que Chávez logró con la profanación de la tumba del Libertador. Gracias a Dios, el verdadero, quedó muy claro que Simón Bolívar no se parecía en nada a él..

Fuente: eju.tv - Tirando cadenas
http://eju.tv/?p=224300

No hay comentarios: