Google+ Followers

miércoles, 4 de agosto de 2010

valioso testimonio de Humberto Quispe que dice la verdad. Surco estaba manejando. Surco estaba totalmente ebrio. Está publicado en Erbol.

Humberto Quispe, testigo ocular del accidente de tránsito que protagonizó el senador Fidel Surco en estado de ebriedad, desmintió hoy enfáticamente al legislador masista, al asegurar que él estaba manejando el motorizado que colisionó el pasado lunes en la ciudad de El Alto.

Quispe, de profesión carpintero, en una entrevista exclusiva concedida al programa “La Mañana en Directo con Amalia Pando” de la Red Erbol, dijo que el accidente se produjo en el segundo rompemuelle de la avenida Julio César Valdés a sólo un par de metros por donde iba a su trabajo en una bicicleta.

En la víspera, Surco aseguró ante los medios de comunicación que no estaba conduciendo la vagoneta que chocó y que su chofer se encontraba manejando el vehículo.

ENTREVISTA:

Erbol (E): ¿Don Humberto qué es lo que vio usted, qué hacia en el lugar, a qué hora ocurrió?

Humberto Quispe (HQ): Yo estaba de ida a mi trabajo, soy carpintero y cerca de mí se produjo la colisión aproximadamente a las 10.30, justo a la altura del segundo rompemuelle, donde una vagoneta chocó a un jeep pequeñito. Vi una persona conocida al volante del motorizado que colisionó al jeep, entonces aún no me recordaba su nombre, mientras el chofer afectado bajó de su auto chocado, tenía uniforme de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) y se acercó al que le chocó.

Después una patrulla con dos policías llegó, mientras la persona conocida (Surco) ya había bajado del vehículo, al igual que su acompañante, que estaba como copiloto a su lado derecho, ambos intentaron escaparse, intentaron parar un radio taxi, en ese transcurso yo ya reconocí a Fidel Surco, a quien los policías le rogaban para que suba al vehículo radio patrulla, faltaba no más que le rueguen con ramo de flores, seguramente ellos ya sabían que era un senador el protagonista del hecho.

Pero Surco y su acompañante seguían queriendo escapar, iban de un lado a otro, entonces yo estacioné mi bicicleta, fui donde estaban ellos y cuando estaba por subir (el legislador) a un taxi, le empujé y le increpé ‘vos eres Fidel Surco, por qué no subes a la patrulla’; recién uno de los policías de la patrulla ha dicho ‘así siempre son estas autoridades señores vecinos, ayúdennos a subir por favor’, después los vecinos le subimos a empujones a Surco a la patrulla, luego a su acompañante, quien se portaba muy prepotente y hasta quería pelear con uno de los policías.

E: ¿Don Humberto, en el vehículo que causó la colisión habían dos o tres personas?

Sólo dos personas. Surco en el volante y a su derecha un petisito, que era su acompañante.

E: ¿Usted vio que Surco estaba conduciendo?

HQ: Sí, sí, yo puedo confirmar que Surco estaba en el volante, por eso estoy dando mi nombre, por eso también ayer escuché indignado las declaraciones de Surco (quien aseguró que su chofer manejaba sobrio). Si el señor Surco hubiera chocado algunos de sus buses qué me importaría, pero ha chocado una vagoneta (de lujo) que pienso que es del Estado, yo me saco la mugre trabajando tantos años en mi bicicleta y él está chocando semejante auto, eso me enoja.

Surco estaba en el volante y eso es lo que yo voy a afirmar y confirmar donde quieran. Yo voté por Surco, para qué, para que esté haciendo estas tonteras, por eso me ha dado rabia ayer, cuando dijo que él no estaba manejando y que su chofer era quien conducía.

E: ¿Cómo estaba vestido Surco?

HQ: Surco había sido un poco más alto que yo, estaba con un jeans, una polera y una chamarra negra.

E: ¿Y el oficial cómo estaba?

HQ: Es jovencito, bajito no más, no sé si su mano izquierda estaba enyesada, pero tenía como una venda desde la muñeca, tenía uniforme de la FAB, pero no me había fijado su grado.

E: ¿El oficial de la FAB qué hizo mientras Surco y su acompañante intentaban escapar?

HQ: El oficial no hacía nada, sólo andaba detrás de los policías de la patrulla y creo que decía ‘yo sólo quiero que me pague, que me responda’, ni siquiera increpaba, siendo militar yo les hubiera subido a puntapié a la patrulla, después ya desapareció no más.

No hay comentarios: