Google+ Followers

sábado, 16 de marzo de 2013

Evo culpa de nuevo a los medios, esta vez por "mal comportamiento" en el caso Clavijo. LT puntualiza cómo es en verdad el asunto


Es preocupante la obsesión de importantes autoridades del Gobierno por el presunto mal comportamiento de los medios masivos de comunicación privados (mostrando, además, doble moral porque acusan a estos medios de lo que efectivamente hacen los medios bajo su control).
El Primer Mandatario, en un acto de reconocimiento a la Policía, lamentó que respecto al “condenable y lamentable hecho del exteniente Clavijo”, “algunos medios y algunas personas hacen aparecer como si ese hecho fuera instrucción de su comandante; quién puede creer que haya decisiones conjuntas o colectivas para que una institución o el Gobierno ejerza esa clase de misiones para acabar con la vida (de Clavijo)”.
Olvida el Presidente que ha habido gente conectada con la familia de la víctima, que ha planteado ese extremo y el papel de los medios escritos (no así los estatales) ha sido mesurado. Más aún, hay quienes han intentado aprovechar este uxoricidio cometido por un oficial de policía, miembro de un grupo comando especializado. Varias de sus ministras y algunos parlamentarios plantearon acciones de venganza descabelladas y participaron en una marcha ciudadana que fue impedida de ingresar en la plaza Murillo. Además, no faltó quien intentó relacionar –con total falta de escrúpulos– la profesión de la víctima, periodista, con las supuestas ventajas de la extorsiva Ley de Seguro Privado (....) para los Trabajadores y las Trabajadoras de la Prensa de Bolivia.
Así de simple. Además, todos (autoridades y sociedad) han recordado que de acuerdo a los informes anuales de la Defensoría del Pueblo, se comprueba que los policías son los más violentos cuando se trata de violencia doméstica. ¿Por qué entonces achacar a los medios por mala cobertura en este caso?

No hay comentarios: