Google+ Followers

jueves, 1 de noviembre de 2012

Emilio Martínez se refiere al retrato escrito sobre Evo de María Galindo y en su "Evolatría" habla del museo con dinero del Estado


La asignación de un presupuesto de 47 millones de Bs. para la construcción de un museo en homenaje al presidente Evo Morales en su pueblo natal, Orinoca, es una nueva muestra del creciente culto a la personalidad implementado por el régimen del MAS.
Esta práctica ha sido común en gobiernos de línea marxista-leninista, ideología que el mandatario cocalero ha confesado profesar, aunque también cabe definirlo como un populista-oportunista.
Con ella se busca mitificar al caudillo revolucionario, rodeándolo de una aureola sobrehumana o semi-divina, derivando en cierta forma de idolatría o seudorreligión.
Hablaremos, en este caso, de evolatría.
Junto a los propósitos utilitarios que la técnica del culto a la personalidad tiene en regímenes de tendencias autocráticas, existe también el fenómeno de la adulación de los colaboradores/sirvientes del cuasi monarca, que compiten por sus favores halagando -y deformando- su ego.
Viene al caso citar un párrafo del acertado retrato psicológico del presidente, publicado por la activista María Galindo: “El riesgo de Evo Morales es el extravío, al punto que podría convertirse en un monstruo con el corazón desfigurado por tanto poder, por tanta abundancia de todo, por tanta adulación y tan poca perspectiva de la realidad que lo rodea”.
Lo cierto es que la evolatría no es compatible con los parámetros de la democracia republicana…
notishots@gmail.com
- See more at: http://eju.tv/2012/10/evolatria/#sthash.cWecvvcF.dpuf

No hay comentarios: