Google+ Followers

martes, 6 de noviembre de 2012

no pasa día sin editoriales, artículos, crónicas en defensa de la libertad de expresión El Dia se refiere a las tremensas revelaciones que ha realizado el periodista Vidal sobre el marco de corrupción entre masistas al impuso de encumbrar a El Chaco frente a Tarija.


El periodista Fernando Vidal, víctima del peor atentado que haya sufrido un hombre de prensa en los últimos años, ha hecho espeluznantes denuncias en relación a lo que viene ocurriendo en el Chaco tarijeño, donde funciona una particular forma de autonomía regional que fue inventada por el oficialismo para dividir los recursos (y por supuesto el poder) en el departamento de mayor producción de hidrocarburos.

Según Vidal, el ataque del que fue víctima fue perpetrado por sicarios que habrían cobrado alrededor de 100 mil dólares para matarlo y por supuesto, terminar con las denuncias de corrupción que ha venido lanzando en los últimos años en contra de líderes chaqueños que manejan la autonomía de esa región como si fuera su hacienda.

Los pormenores que brinda Vidal son espantosos y merecen el inicio de una investigación minuciosa de parte de las autoridades judiciales que ya tienen en su poder las declaraciones de los cuatro aprehendidos relacionados con el ataque al radialista. No es que se otorgue todo el crédito a lo que afirma Vidal en su lecho de enfermo. El asunto es que un atentado como el que sufrió no es un hecho menor y de cualquier forma se tiene que llegar al fondo del caso.

El veterano locutor, que fue rociado con gasolina y que ardió como una antorcha humana, dijo que estos dirigentes, pertenecientes al frente Poder Autonómico Regional (PAN) manejan alrededor de 350 millones de dólares que corresponde al 45 por ciento del presupuesto del departamento de Tarija. El denunciante los acusa de haber derrocado al gobernador Mario Cossío, para beneficiar el Gobierno central y a su vez éste les ha cedido el control de esa ingente cantidad de recursos, que están siendo dilapidados sin ningún tipo de control.

Vidal señala que todos en Yacuiba conocen del manejo económico que se hace en complicidad con autoridades del Gobierno del MAS, de YPFB y otras entidades oficiales, por lo que ha señalado que el ataque en su contra es netamente político y que los funcionarios de seguridad del Estado y la Policía conocen los pormenores de lo sucedido.

Es llamativo cómo el atentado contra Vidal ha cobrado mayor repercusión en el exterior que dentro del propio país, donde muy pocos medios de comunicación le hacen un seguimiento. Eso refleja evidentes signos de autocensura que le hacen mucho daño a la democracia. Por su parte, el Gobierno debe cumplir con su palabra de coadyuvar con todo lo que haga falta para que se produzca el esclarecimiento necesario. Ante las sospechas de parcialidad y por la falta de garantías que brinda el país para una investigación independiente es que los familiares del periodista atacado de manera salvaje, han anunciado que acudirán ante la OEA para exigir justicia.

En cuanto a lo que sucede en el Chaco, resulta nefasto para la profundización de la democracia, el florecimiento de nuevos feudos caudillistas, donde operan mafias políticas que se encargan de poner a raya cualquier intento por buscar la transparencia en el manejo de los recursos, al mismo que apuntalan todo un sistema clientelar que favorece a unos grupos, que son precisamente los que denuncia Vidal y a los que culpa de haber planificado su muerte. Suficientes hechos de corrupción y de abuso se han cometido en los últimos años en el país como para pasar por alto los indicios que aporta este caso.
Es llamativo cómo el atentado contra Vidal ha cobrado mayor repercusión en el exterior que dentro del propio país, donde muy pocos medios de comunicación le hacen un seguimiento. Eso refleja evidentes signos de autocensura que le hacen mucho daño a la democracia. Por su parte, el Gobierno debe cumplir con su palabra de coadyuvar con todo lo que haga falta para que se produzca el esclarecimiento necesario.

No hay comentarios: