Google+ Followers

lunes, 12 de noviembre de 2012

dos actitudes. una prorroguista, impopular que ataca a los medios otra abierta a los medios justiciera y democrática. excelente texto de LT sobre Cristina y Dilma


Mientras, a guisa de ejemplo, la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, asume con convicción política la defensa del sistema democrático en el que prevalezca la alternancia y la libertad de expresión, y no ha dudado en acatar y respetar los diversos procesos por corrupción a varios de sus exministros y aliados, su imagen asciende en el afecto popular de esa nación que se consolida como potencia emergente.
En cambio, en Argentina, donde el ataque es sistemático a los medios independientes y a quien disiente, se defiende a rajatabla a autoridades claramente involucradas en actos de corrupción, se busca afanosa y forzadamente un cambio de la Constitución Política para introducir la reelección presidencial indefinida y caen cada vez más los datos económicos, la popularidad de su presidenta, Cristina Fernández, desciende vertiginosamente.
Mientras en Brasil quien fuera una militante radical, apresada y torturada durante el régimen militar exige develar casos de represión criminal política en el entendido de que se puede perdonar cuando hay justicia y arrepentimiento, en Argentina se trata de reescribir la historia para mostrar a su actual Presidenta como luchadora en contra de las dictadura cuando ejercía libre y exitosamente su profesión en una provincia y ahora intenta utilizar los crímenes de lesa humanidad en su propio beneficio.
Dos trayectorias, dos respuestas: en Brasil, conciencia de institucionalidad y confianza en el futuro; en Argentina, sectores sociales decididos a salir a las calles para oponerse a una tercera reelección, pedir el cese del acoso a los medios disidentes, transparentar la administración del Estado y enfrentar la crisis económica provocada por la aplicación de políticas improvisadas.

No hay comentarios: