Google+ Followers

sábado, 16 de abril de 2011

Texto de Emilio Martínez en www.eju.tv cuando se cumplen dos años del crimen de Las Américas

Este 16 de abril se cumplen 2 años de la masacre que tuvo lugar en el Hotel Las Américas, cuando un sangriento operativo policial instruido por el propio presidente Evo Morales acabó con la vida de tres personas acusadas por el gobierno de terrorismo. Mucha agua ha corrido bajo el puente desde entonces, con un proceso judicial demasiado parecido a una cacería de brujas, que desnuda la manipulación gubernamental sobre la justicia. Mediante testigos sobornados o coaccionados, supuestas pruebas posteriormente destruidas por el fiscal Marcelo Soza y una computadora aún no sometida a un peritaje imparcial, se construyó un caso que ha servido para criminalizar al otrora contrapoder regional de Santa Cruz, que en su momento pareció convertirse en un serio obstáculo para la implementación de un régimen con tintes totalitarios. Junto a este proceso casi inquisitorial, se ha paralizado todo intento de esclarecer la verdad sobre el operativo de la UTARC, que de acuerdo a los indicios aportados por una autopsia realizada por técnicos húngaros habría sido una ejecución y no un enfrentamiento. Algún tiempo atrás, la revista brasileña Veja publicó un reportaje sobre el caso Rozsa que incluyó la opinión de una jurista del vecino país, quien adelantó que en un eventual juicio ante la Corte Penal Internacional Evo Morales podría ser declarado culpable por ordenar el operativo. Sería el resultado del boomerang judicial lanzado por el gobierno, que más temprano que tarde acabará por volverse en su contra…

No hay comentarios: