Google+ Followers

sábado, 5 de octubre de 2013

palacio de "60 millones", para qué? Evo va quedando en ridículo especialmente cuando reparte el dinero del Tesoro de la Nación a mano rota, como esos millones dizque para el edificio de UNASUR...cuya salud está resentida y no da señales de apoyar a Evo en sus arrebatos de locura

El Gobierno ha destinado más de 60 millones de dólares a la construcción del Parlamento de Unasur, en la región de San Benito, Cochabamba. Con un desprendimiento que otros presidentes de la región admiran, aunque no quisieran imitar, el presidente Evo Morales exigió el honor de tener en Bolivia ese edificio. La obra será construida sin licitación previa. Con mucha emoción, el presidente Morales dijo que el edificio tendrá como nombre “Hugo Chávez Frías”. Lo malo es que desde el momento en que se hizo el anuncio algunos países, comenzando por Perú, mostraron poco entusiasmo, aunque no podían oponerse a que otro país hiciera semejante gasto.

Para hacer un anuncio como el realizado, los presidentes de otros países hubieran necesitado una aprobación previa de sus parlamentos, pero, en el caso del presidente Morales, eso no hace falta porque todo lo que él decide es aprobado a posteriori por la Asamblea Legislativa Plurinacional. Quizá hubiera sido atinado conocer cuáles eran las posibilidades que tenía Unasur de convertirse en una institución permanente, que pueda justificar la construcción de una obra tan costosa, ofrecida por Bolivia sin que nadie se lo hubiera pedido.

En las últimas semanas, sobre todo en ocasión de la Asamblea General de la ONU, se ha visto que no existe espíritu de cuerpo entre los países que forman parte de Unasur. Las propuestas que hizo el presidente Morales en esa asamblea, para que se condene al presidente Barack Obama por haber demorado dos días en conceder el permiso para que pase por Puerto Rico el avión de Nicolás Maduro, fue ignorada totalmente. 

Quizá la propuesta no fue bien planteada, o probablemente se la hizo cuando los dos países involucrados, Estados Unidos y Venezuela, ya habían dado por cerrado el tema, pero lo cierto es que los demás miembros de Unasur no le prestaron atención. La decisión de último momento del presidente Maduro de cancelar su visita a Bolivia, en el lanzamiento de la campaña del presidente Morales, fue otro síntoma preocupante de la salud de Unasur. Y la organización que tendrá un palacio de 60 millones de dólares solo reunió a dos presidentes, el de Ecuador y el de Bolivia.

Se está a tiempo. Habrá que ordenar un cambio en el proyecto de construcción de San Benito: que sea un hospital para atender a los miles de ciudadanos bolivianos, o que se destine todo ese monto para unos seis hospitales. Porque Unasur no muestra señales de recuperación y el millonario gasto para construir su sede en el país puede resultar todo un desperdicio

No hay comentarios: