Google+ Followers

lunes, 14 de octubre de 2013

está sucediendo que se tiran la pelota entre el Fiscal y el Tribunal y los médicos que dieron desde Sucre el verdicto que llevó a la muerte al patricio José María Bakovic.

El fiscal general del Estado Plurinacional, Ramiro Guerrero, anunció ayer que fijará su posición sobre las responsabilidades del deceso del expresidente del Servicio Nacional de Caminos (SNC), José María Bakovic, una vez que conozca hoy el informe solicitado al Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF).
Una junta médica de este instituto habría avalado el viaje de Bakovic  para que éste se presente el viernes pasado en una audiencia en La Paz, donde sufrió un ataque al corazón, lo que luego derivó en su muerte el sábado.
Por su parte, la directora del IDIF, Cecilia Pérez, dijo que la junta médica elabora un informe para presentarlo hoy junto con el suyo al Fiscal General, y que antes no podía pronunciarse sobre el tema. Sin embargo, adelantó que los médicos sólo hacen una valoración clínica y que son los jueces quienes deciden si el imputado puede o no viajar.
Mientras tanto, los restos mortales de José María Bakovic, de 75 años, estaban siendo velados en La Capilla, donde acudieron cientos de personas a lo largo del día para acompañar a la familia doliente.
Asimismo, la familia doliente y políticos de oposición declararon ayer que analizaban la posibilidad de iniciar querellas criminales contra la junta médica, por haber obligado a Bakovic a asistir a la audiencia sin tomar en cuenta los informes médicos anteriores ni su edad.
La abogada de la familia, Audalia Zurita, explicó ayer que su cliente contaba con al menos 30 informes de sus médicos privados que, durante los últimos tres años, le recomendaban no viajar debido a la presión alta y los problemas cardíacos que sufría, a un cuadro de laberintitis y a un problema ocular que estuvo a punto de quitarle la vista. Este informe fue refrendado por al menos siete informes forenses oficiales, de estrados judiciales de Cochabamba y La Paz, que recomendaban atender las sugerencias de sus médicos particulares.
Sin embargo, los tribunales segundo y séptimo de sentencia de La Paz, solicitaron un nuevo informe forense al IDIF, que conformó una junta médica en Sucre, concluyó (tras recibir el informe de una “doctora Llanos” de Cochabamba) que Bakovic podía viajar con las recomendaciones del caso y acompañado de médicos especialistas. El viaje, aparentemente, es la causa de la muerte, dijo Zurita.
La Directora del IDIF, sin embargo, dijo que su instancia sólo cumplió con las instrucciones recibidas desde los tribunales segundo y séptimo de La Paz y que la junta médica nunca obligó a Bakovic a realizar el viaje. “Los médicos sólo damos una valoración médica, son los jueces los que deciden si se viaja o no”, dijo a tiempo de explicar que los detalles sobre el diagnóstico y el procedimiento serían expuestos en el informe que presentará hoy al Fiscal y que, por respeto al conducto regular, es él quien debe conocer primero el documento.
Guerrero, en tanto, dijo que el IDIF es una instancia desconcentrada del Ministerio Público, y que él, además se encontraba fuera del país, por lo que no tuvo ningún conocimiento del caso hasta ayer a mediodía, cuando solicitó el informe. “Espero tener ese informe mañana (por hoy) a las nueve de la mañana en mi escritorio. Lo revisaré y si encuentro algún indicio de negligencia médica seguramente lo derivaré a la instancia disciplinaria que corresponda”, dijo sin especificar cuál sería esta instancia.
“Después de conocer el informe convocaré a una conferencia de prensa”, dijo.
Condena
Tras saberse de la muerte de Bakovic, quien, según la abogada Zurita,  enfrentaba más de 70 juicios por parte del Estado, hubo pronunciamientos de condena a la persecución política emprendida por el gobierno del Movimiento Al Socialismo. Según Zurita, la junta médica del Ministerio Público avaló el viaje por una obediencia al Ejecutivo.
El expresidente de Bolivia, Jorge Quiroga Ramírez, en declaraciones reproducidas por ejuTV, dijo que el fallecimiento de Bakovic es una muestra más del “matonaje judicial” del régimen que siembra dolor en las familias bolivianas.
En tanto, el representante de Unidad Nacional en Cochabamba, Arturo Murillo, dijo que no hay otro nombre para este deceso que “asesinato”, debido a que el expresidente del SNC falleció como producto de la persecución política del Gobierno.
“Cochabamba pierde a un patricio que nunca se metió en política, esto no puede ser”, dijo en declaraciones a Radio Panamericana.
Oposición y familiares analizan posibles querellas
Familiares de José María Bakovic y políticos de oposición analizan la posibilidad de instaurar un juicio criminal contra la junta médica que avaló el viaje del imputado.
La hija del fallecido Katica Bakovic, declaró el sábado que se analizaba esta posibilidad y que se reunirá toda la información del caso y tomar una decisión. Ayer, la abogada de la familia, Audalia Zurita, dijo que la decisión aún no había sido tomada, debido a que la casa aún se hallaba en los temas de exequias fúnebres. Sin embargo, agregó que “jurídicamente” existen muchas posibilidades para iniciar un juicio. “El mismo José María Bakovic, en vida, veía la posibilidad de acudir a una instancia internacional”, dijo a tiempo de especificar que si la familia se decide por el juicio debería acudir antes a instancias nacionales.
Asimismo, la diputada de Convergencia Nacional, Alejandra Prado, dijo que ella analizaba la posibilidad de presentar, por su parte, una querella contra los forenses de la Fiscalía General. “Estoy buscando apoyo para no ir sola. Me han comprometido su respaldo los legisladores Arturo Murillo y Centa Reck”, dijo.
Agregó que aún no se contaba con la documentación para identificar a las personas que serían emplazadas, pero de antemano traslucían los delitos de “negligencia médica” y “homicidio culposo”.
El diputado Alex Orozco, en declaraciones a Sol de Pando, dijo que también respaldaría juicios.

Reseña
José María Bakovic, falleció la noche del sábado en Cochabamba producto de un infarto, esto luego de haber estado en La Paz para asistir a una audiencia convocada por el Ministerio Público, dentro de uno de los 70 procesos que tenía en su contra.
Bakovic, de 75 años de edad, había sido convocado para declarar en la Sede de Gobierno el día viernes. Apenas había llegado al aeropuerto de El Alto, sufrió un sangrado nasal, que obligó a quienes lo acompañaban a trasladarlo urgentemente a la Clínica Cemes (Centro Médico Especializado).
Una vez allí, sufrió un infarto que logró ser estabilizado por los médicos. Y ante esta situación los familiares pidieron el traslado de Bakovic a Cochabamba, donde fue internado en el hospital Belga, donde falleció.(El texto es de Los Tiempos en primera plana del lunes 14 de octubre del 2013)

No hay comentarios: