Google+ Followers

jueves, 28 de junio de 2012

un amigo lector de nuestro blog nos informa que mientras Bolivia se encapsula aislándose de la inversión y de la innovación tecnológica Colombia y Perú firman un trascendental tratado con la Unión Europea.


 Hola:
Las reacciones airadas y amenazas de Bolivia y Ecuador de abandonar la Comunidad Andina de Naciones quedaran en nada, serán una de las tantas poses altisonantes que quedaran en el olvido. Perú y Colombia saben lo que es importante para sus economías, por lo tanto avanzan en la consolidación de un mercado como el europeo que representa el 25 % del consumo mundial. La UE hoy podrá estar atravesando una crisis política y económica, pero no deja de representar una cuarta parte del comercio mundial.
Mientras tanto Bolivia continua encapsulándose en su territorio y el espacio ALBA, aislándose cada vez mas de la inversión externa y de la innovación tecnológica.
La UE y Colombia y Perú firman el tratado de libre comercio
Bruselas, 26 de junio de 2012
Bruselas, 26 de junio de 2012
Las claves
·    Cuando el acuerdo comercial se aplique en su totalidad, los exportadores de la UE se ahorrarán 270 millones de euros anuales en derechos de aduanas, según datos de la Comisión Europea.
·    La negociación del tratado concluyó hace más de dos años, pero durante ese tiempo el texto ha sido sometido a verificaciones legales y ha sido traducido a las 23 lenguas oficiales de la Unión.
·    El objetivo del acuerdo es eliminar aranceles en todos los productos industriales y pesqueros, ampliar el acceso al mercado de productos agrícolas, o mejorar el acceso a los contratos públicos, los servicios y los mercados de inversión.
La Unión Europea y Colombia y Perú firmaron este martes el tratado de libre comercio que acabaron de negociar en mayo de 2010, aunque aún será necesario el visto bueno del Parlamento Europeo para que pueda entrar en vigor.
A la ceremonia de la firma, que tuvo lugar en la sede del Consejo de la UE en Bruselas, asistieron el comisario europeo de Comercio, Karel de Gucht, y el embajador danés, Jonas Bering Liisberg, cuyo país preside este semestre la UE, junto a los ministros de Comercio Exterior de Colombia, Sergio Díaz-Granados, y de Perú, José Luis Silva.
“Colombia les da oportunidad a las empresas europeas”, indicó Díaz-Granados tras la ceremonia.
El ministro colombiano se mostró confiado en que el tratado sea favorable para los consumidores al ofrecerles “mejores y más baratos” productos, y también para recibir inversiones al fijar unas reglas claras.
En su opinión, una economía fuerte contribuye a la fortaleza de la democracia y las instituciones y a que la lucha contra las guerrillas y el narcotráfico sea también más eficaz.
En esa línea, Silva destacó que el tratado aportará más posibilidades de trabajo digno en Perú y dará al Estado más recursos que podrán ser invertidos “en los más necesitados”.
“Es un hito fundamental” para el país, destacó, y aseguró que permitirá un desarrollo sostenible.
Cuando el acuerdo comercial se aplique en su totalidad, los exportadores de la UE se ahorrarán 270 millones de euros anuales en derechos de aduanas, según datos de la Comisión Europea.
También contribuirá a una mayor apertura de los mercados por ambas partes e incrementará la estabilidad y previsibilidad del marco comercial.
La negociación del tratado concluyó hace más de dos años, pero durante ese tiempo el texto ha sido sometido a verificaciones legales y ha sido traducido a las 23 lenguas oficiales de la Unión.
El tratado fue rubricado por la Comisión Europea, Colombia y Perú en abril de 2011.
La firma de este martes permite poner en marcha los procedimientos de ratificación formal en la UE, así como en Colombia y Perú.
El Parlamento Europeo, que será el primero en intervenir, votará su aprobación este año, y si emite un “dictámen conforme” y hacen lo propio las instituciones de Colombia y Perú, empezará a aplicarse de forma provisional hasta que los legislativos nacionales de los Estados miembros de la UE adopten el texto en una fase posterior.
El objetivo del acuerdo es eliminar aranceles en todos los productos industriales y pesqueros, ampliar el acceso al mercado de productos agrícolas, o mejorar el acceso a los contratos públicos, los servicios y los mercados de inversión.

No hay comentarios: