Google+ Followers

lunes, 18 de junio de 2012

extensa crónica ofrece El Deber al día siguiente de las revelaciones nuevas sobre el Caso Rózsa. Valverde no será citado dice Fiscal Soza.


El caso Rózsa sube de temperatura. Tras la revelación hecha por el mejor amigo del general croata a EL DEBER de que éste recibió la promesa de algunos cruceños de dirigir una Policía propia de Santa Cruz, el fiscal Marcelo Soza calificó de “absurda y descabellada” esa posibilidad y reclamó a Bálint Nagy que presente documentación para fundamentar su denuncia antes del inicio del juicio oral previsto para el 23 de julio.
Durante una entrevista exclusiva con este medio en Budapest (Hungría), Bálint Nagy aseguró: “Eduardo estaba apalabrado para ser el comandante de la Policía de Santa Cruz y se alistaba para recibir el apoyo y el voto del ‘Parlamento’ de Santa Cruz”. 
Eduardo Rózsa nacido camba nacionalizado  croata

Según el allegado, “(Rózsa) fue a conformar una Policía y, por supuesto, la Policía utiliza armas. Su prioridad era un plan de protección y de defensa de Santa Cruz de los ataques de la armada boliviana. Sin embargo, al llegar se encontró con una situación diferente a la que le dijeron y se enojó mucho. No era la situación que había preparado en su plan”.
Soza descartó dicha hipótesis ya que, según el fiscal a cargo del caso, “Rózsa no vino a defender a una región, llegó al país con objetivos militares, buscaba encabezar un movimiento armado con objetivos separatistas”.
Según el representante del Ministerio Público, Rózsa arribó a Bolivia gracias a la gestión de Paulo Humberto Costas Aguilera, que trabajaba en la organización llamada La Torre junto al ex líder cívico Branko Marinkovic, con apoyo del empresario Humberto Roca. Según Soza, Alejandro Melgar fue el encargado de entregar los fondos a Rózsa.
En este escenario, Bálint Nagy revela que algunas personas de Santa Cruz  ofrecieron a Rózsa la Policía.
 “Nosotros no teníamos ese dato, si Bálint Nagy tiene algo debería presentar algún documento o algo para decir eso. Si dice eso tiene que probarlo”, destacó Soza.
“Entendemos que los involucrados están desesperados porque ya se viene el juicio, entonces no saben qué cosa más inventar. Nosotros tenemos las pruebas de que esto iba a salir a la luz con varias personas que estaban en complot contra la unidad del país”, afirmó el fiscal.
Soza conminó a Bálint Nagy a dar los nombres de las personas que le hicieron el supuesto ofrecimiento a Rózsa para encabezar la Policía Departamental. 
“La supuesta oferta a Rózsa para que encabezara la Policía es absurda. Si fuera cierto, entonces Rózsa no habría entrado el país de manera oculta con otra identificación. ¿Por qué se habría ocultado la primera vez cuando llegó si le hubieran ofrecido la comandancia de la Policía?”, dijo Soza.
“Rózsa llegó al país el 1 de octubre de 2008 vía aérea, no entró a Bolivia por Brasil como dicen sus allegados”, explicó.
Además, no considera que los involucrados en la matanza del hotel Las Américas hubieran sido inocentes. Tanto Arpad Magryarosi como Mario Tadic tenían antecedentes delictivos, afirmó. Aseguró que las versiones que están surgiendo sobre el caso terrorismo “buscan distraer” respecto del juicio que se iniciará el 23 de julio en Santa Cruz.  
“Todos tenían antecedentes, pudieron haber sido artistas o informáticos, pero ¿a qué vinieron a Bolivia? No vinieron a pasear, eso es seguro, ni a dar regalos de Navidad. Vinieron con manuales de guerra, estaban en aprestos separatistas”, indicó el fiscal del caso.
Claves del debate

- Asuntos Pendientes. Bajo la conducción del periodista Tuffí Aré, EL DEBER Radio presenta hoy a partir de las 17:30 un programa especial sobre el caso Rózsa. Participará el periodista Roberto Navia, coautor del Especial sobre Rózsa que publicó ayer el periódico EL DEBER.
- Revelaciones. Se conocerán más datos, grabaciones y testimonios del entorno del boliviano-croata Eduardo Rózsa, muerto a balazos en abril de 2009.
- Invitados. También participarán en el programa los periodistas Carlos Valverde Bravo, Harold Olmos y Jorge Gil.
- Libros. Carlos Valverde Bravo acaba de publicar ¡Maten a Rózsa! El rompecabezas de una conspiración, mientras que Harold Olmos escribió Allá donde me sepulten nadie se arrodillará, sobre el mismo caso.
- Reacciones. El defensor del Pueblo de Santa Cruz, Hernán Cabrera, saludó la publicación de EL DEBER tras señalar que “la investigación aclara muchas cosas importantes. Una de esas conclusiones y esto vale para todos: Rózsa fue una realidad, no un invento ni ficción, ni una trama armada”. 
- Objetivo. “Rózsa vino para provocar un escenario de violencia armada y, con ello, una probable guerra civil, digitado por intereses políticos y económicos ocultos en las sombras”, dijo Cabrera. 
“En Santa Cruz no hay garantías”El fiscal Marcelo Soza denunció que “no hay condiciones de seguridad” para realizar el juicio por el caso terrorismo en Santa Cruz y reclamó un cambio de sede. 
“No hay garantías para el fiscal, peor aún para los jueces. La última vez tuvimos que salir escapando por el cerco que hicieron los unionistas al Palacio de Justicia”, afirmó.
“Yo temo por mi vida, he sido amenazado de muerte varias veces y hacer el juicio en Santa Cruz será imposible por las presiones de los sectores involucrados”, señaló Soza.
Destacó que hay grupos de choque que están dispuestos a impedir la realización del proceso judicial por el caso terrorismo y Rózsa.
Finalmente, la autoridad del Ministerio Público anticipó que no convocará al periodista Carlos Valverde Bravo a declarar por las versiones vertidas sobre el caso en su último libro ¡Maten a Rózsa! El rompecabezas de una conspiración.  “Sabemos que Carlos Valverde tiene una línea política marcada, no vale la pena escuchar su declaración. Sus publicaciones están llenas de mentiras, no tiene con qué probar sus afirmaciones”, afirmó Soza.

No hay comentarios: