Google+ Followers

sábado, 10 de julio de 2010

Primero la mentira. Segundo la evidencia. Tercero la suspensión de 7 policías. Cuarto debería la acusación que ojalá llegue algún día. Algo es algo.

El Ministerio de Gobierno dispuso hoy la suspensión y remisión al Ministerio Público de siete policías por la presunta tortura y asesinato de David Olorio Apaza, supuesto miembro de la banda de atracadores que asaltó el pasado fin de semana las oficinas de Vías Bolivia en la Autopista La Paz – El Alto, donde un efectivo de la institución del orden fue acribillado y dos civiles resultaron heridos.

El titular del despacho de Gobierno, Sacha Llorenti, en conferencia de prensa en la ciudad de La Paz, dijo que estos uniformados serán investigados por la Fiscalía para esclarecer las circunstancias en las que murió el presunto atracador Olorio Apaza en celdas de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de El Alto.

La lista de policías suspendidos la encabeza el director de la Felcc alteña, coronel Israel Vega; el jefe de Inteligencia, capitán Marco Antonio Aceñas Cusi; los tenientes Ronald Saravia, Cristian Vargas y Omar Antezana; el sargentos Juan de la Cruz Cerón; y al cabo Luis Aquino.

El Ministro de Gobierno afirmó que de acuerdo al informe preliminar con el que se cuenta, estos policías estuvieron el momento en que falleció el supuesto atracador y que por ello se decidió que pasen a disposición del Ministerio Público a objeto de que sean investigados.

La autoridad indicó que de acuerdo al primer informe del Médico Forense que practicó la autopsia al cuerpo de Olorio, se evidencia que el mismo presenta laceraciones, escoriaciones, equimosis, golpes y lesiones de distinta índole.

“Como causa preliminar de la muerte es un proceso asfíctico, probablemente por una bronco-aspiración del sangrado encontrado en vías respiratorias aéreas superiores, diagnóstico que puede confirmarse o modificarse de acuerdo a los resultados de laboratorio”, señala el informe forense leído por el ministro Llorenti, a tiempo de afirmar que con estos datos se descarta que hubo una muerte súbita como pretendieron hacer creer los policías suspendidos.

No hay comentarios: