Google+ Followers

martes, 6 de julio de 2010

La Prensa de LP registró así la crónica del asalto con asesinato

Los delincuentes que el domingo por la noche atracaron la bóveda de la oficina administrativa de Vías Bolivia en el peaje de la Autopista El Alto-La Paz, de donde se llevaron aproximadamente 350.000 bolivianos, utilizaron munición de uso militar, se informó ayer en la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC).

En el lugar del crimen, los peritos de Homicidios de la FELCC alteña encontraron vainas de proyectiles de 7,62 milímetros, utilizados en fusiles FAL que son de dotación de las Fuerzas Armadas o M-16 y de 9 milímetros.

En criterio del director departamental de la FELCC paceña, coronel Rosalío Álvarez, el grupo criminal “es de alta peligrosidad”, motivo por el que se ha declarado alerta roja para dar con el paradero de estos delincuentes que no tuvieron reparo en dar muerte a Leonardo Condori (53), dependiente del Batallón de Seguridad Física Estatal de la urbe alteña.

Este atraco es el segundo cometido en menos de cinco días, con un saldo de luto y dolor en dos familias. El otro hecho de sangre ocurrió en una casa de cambios de Villa Fátima, donde fue herida de muerte Angélica Morales.

“Este hecho fue perpetrado por una organización muy violenta, que al emplear en sus objetivos armamento de uso militar, que es restringido, porque no es común su uso en nuestro medio; entonces, estamos hablando de una organización muy bien conformada”.

El atraco, según los reportes policiales, sucedió entre las 22.20 y 22.30 del domingo cuando unos seis sujetos fuertemente armados y llegados en dos vehículos irrumpieron de manera repentina en la oficina de Vías Bolivia para apropiarse del dinero que se encontraba en la bóveda así como del que era recontado por los funcionarios de dicha institución tras la jornada de recaudación. Estas dependencias se encuentran en el peaje de la Autopista La Paz-El Alto.

Al respecto, el ejecutivo de Vías Bolivia Enrique Miranda reconoció que en esa oficina se encontraba el dinero recaudado de tres días, es decir, viernes, sábado y domingo; así, investigadores sospechan que en la bóveda pudo haber más dinero que el reportado como robado.

Consultado sobre por qué no se hizo el depósito el sábado, la autoridad indicó: “Vamos a cuantificar, porque había montos adicionales. Esperemos que se haga la cuantificación y esperamos que la FELCC haga su trabajo”.

Los testigos que se encontraban en el lugar esa noche indicaron que instantes previos al asalto ocurrió un incidente en el que algunos vidrios de un minibús fueron rotos. Tres efectivos de Tránsito y uno de los guardias de seguridad fueron a averiguar lo que había sucedido con ese vehículo.

En tanto, en la oficina sólo había dos guardias de seguridad y el personal de civil. En el día uno de los policías solicitó permiso para ir a descansar y sólo quedó Leonardo Condori. Dentro de la oficina estaba el personal de turno que recontaba el dinero recaudado en la jornada.

Al respecto, el responsable de Comunicación de la FELCC de El Alto, teniente coronel Adolfo Cárdenas, dijo que todos los incidentes mencionados serán corroborados por las conclusiones que dé a conocer la investigación.

La banda de atracadores, después de cometer el ilícito, escapó en los vehículos que habían arribado al lugar, uno de ellos, blanco, modelo Toyota Caldina. Según los testigos, los malhechores huyeron por el carril de bajada de la Autopista y efectuaron varios disparos. Según la investigación, una de las balas rebotó en el techo del peaje para introducirse por el techo de un minibús que ese instante se dirigía a la ciudad de La Paz. No hubo heridos.

El conductor de ese vehículo, perteneciente al Sindicato Ciudad Satélite, relató a La Prensa, antes de prestar su declaración a los investigadores de la División Homicidios, que se dirigía a La Paz. “Estaba con 14 pasajeros cuando he sentido el ruido que ha destrozado el vidrio izquierdo”.

Asimismo, se conoció, por el testimonio de los funcionarios que cobran el peaje, que la semana pasada un sujeto de bigotes fue visto sacando fotografías de las estructuras del peaje. Al respecto se dijo que los dibujantes de la Policía efectuarán el retrato hablado del individuo visto en las inmediaciones.

“Se va a tomar declaraciones al personal que estaba en el peaje en esos momentos a fin de tener mayores elementos de convicción”, afirmó Cárdenas.

Adicionalmente efectivos de inteligencia y las unidades operativas de la Policía se encuentran buscando más indicios que den con el paradero de los delincuentes; para ello se cerraron los diversos ingresos que conectan las ciudades de El Alto y La Paz.

El comandante de la Policía Boliviana, general Óscar Nina, además de lamentar el deceso de uno de sus camaradas, dijo que “se está trabajando en la elaboración de los retratos hablados de los delincuentes, porque ingresaron sin pasamontañas”.

El ministro de Gobierno, Sacha Llorenti, anunció que se “extremarán recursos y están en manos de nuestra Policía para individualizar a los responsables, y al Órgano Judicial, su procesamiento”.

Suboficial Condori fue ejecutado

El suboficial Leonardo Condori fue ejecutado por los delincuentes que el domingo en la noche atracaron la bóveda de la regional de Vías Bolivia, según el testimonio de los funcionarios de esa empresa que sólo atinaron a tirarse al suelo y ver cómo los delincuentes daban muerte al funcionario policial.

El responsable de Comunicación de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de El Alto, teniente coronel Alberto Cárdenas, informó que Condori falleció como consecuencia de un traumatismo encéfalo craneal (TEC) ocasionado por un disparo de arma de fuego detrás del pabellón de la oreja izquierda, sin orificio de salida. También dijo que el occiso presentaba otra lesión, en el muslo izquierdo, con orificio de ingreso en la parte posterior y salida en la anterior.

En tanto, su esposa, Rosalía Mamani, quien ayer acudió a Homicidios de la FELCC alteña para confirmar el deceso de su marido, dijo con llanto que había salido el domingo a las 06.00, así como lo hacía hace 30 años para ir a trabajar, y que ayer se enteró de que había muerto. “Estoy indignada por la muerte de mi esposo, exijo que se haga justicia”.

Ayer, los restos del suboficial fueron llevados al salón del Regimiento Policial N.º 1, en la zona de San Pedro, para su velorio. Según fuentes policiales, el salario de Condori estaba en el rango de 2.200 a 2.500 bolivianos, sin descuentos (fue destinado hace una semana al peaje).

Para destacar

Cámaras de seguridad serán instaladas en cada una de las casetas de cobro de peaje para mejorar el control.

Varios huecos abiertos por los impactos de bala fueron encontrados en el techo del peaje de la Ceja de El Alto.

La Policía activó el Plan Z para que todas las unidades policiales se desplacen y busquen a los delincuentes.

La Policía no descarta que ciudadanos peruanos sean parte de la temible banda de atracadores.

Los delincuentes pudieron haber recabado suficiente información para saber en qué momento atacar y saber que hay dinero.

Condori tenía previsto jubilarse en cinco años. Según sus camaradas, hace una semana fue destinado a trabajar en el peaje.

No hay comentarios: