Google+ Followers

jueves, 29 de abril de 2010

los trabajadores reaccionaron indignados a la propuesta del 5% de aumento salarial. exijen al menos entre el 10 y el 12% para compensar la inflación


Los trabajadores fabriles y sindicatos de maestros rechazaron el aumento salarial del 5 % anunciado por el Gobierno, pues consideran que el porcentaje es insuficiente para este año.

Al menos 14 empleados fabriles de La Paz iniciaron una huelga de hambre anoche, después de que el vicepresidente del país, Álvaro García Linera, confirmara ese aumento salarial para este año, informó el secretario de Relaciones de la Confederación General de Trabajadores Fabriles de Bolivia, Vitaliano Mamani.

Se instruyó a las federaciones de otras regiones que se organicen para llevar a cabo medidas de protesta similares y se convocó a dos marchas de protesta en la capital del país para mañana jueves por la tarde y para el sábado 1 de mayo, señaló Mamani.

Los fabriles consideran que el incremento salarial para los trabajadores del sector privado debería ser de al menos 12,5 por ciento, tomando en cuenta el incremento "real" en los artículos que consumen las familias.

Otro sector que considera insuficiente el aumento es el de los sindicatos de maestros que dependen del Estado, cuyos dirigentes convocaron a un paro para el viernes.

"Vamos a ganar las calles exigiendo un sueldo de acuerdo a la canasta familiar y rechazando ese miserable cinco por ciento que ha propuesto el Gobierno", dijo a la radio Fides, el dirigente del magisterio de La Paz, José Luis Álvarez.

Las protestas de fabriles y maestros también apuntan a exigir un nuevo código laboral y un nuevo régimen de pensiones acorde con las demandas de ambos sectores.

Por su parte, Daniel Sánchez, presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), la mayor patronal del país, lamentó que el Gobierno de Morales haya decidido el aumento del 5 por ciento sin consultar a este sector sobre sus posibilidades financieras para cumplir con la disposición.

"Lo que tiene que ser razonablemente discutido es si esos incrementos son sostenibles en el tiempo (...) Los empresarios cumplimos la ley y si sale un decreto, estaremos obligados a cumplirlo, pero eso no significa que estemos de acuerdo o plenamente en contra con la disposición", expresó Sánchez a Efe.

En una rueda de prensa, los ministros de Obras Públicas, Wálter Delgadillo, y de Educación, Roberto Aguilar, negaron hoy que el incremento salarial propuesto sea insuficiente y aseguraron que, por el contrario, en los últimos cuatro años se logró recuperar el poder adquisitivo de los sueldos en un 16,8 por ciento.

"No hay razón para las movilizaciones. Hemos sido muy cuidadosos, muy considerados en las relaciones con los trabajadores (...) La población tiene que entender que los recursos de los que dispone el Estado los tiene que emplear en remunerar el trabajo pero también en inversiones diversas", sostuvo Delgadillo.

El Gobierno ha defendido su propuesta con el argumento de que la inflación en 2009 fue de 0,26 por ciento, aunque para este año proyectó una cifra de 4,5 por ciento.

El año pasado, el aumento salarial fue del 14 por ciento para los sectores de educación, salud y la Policía Nacional, y del 12 por ciento para los demás trabajadores dependientes del Estado y del sector privado.

No hay comentarios: