Google+ Followers

miércoles, 6 de enero de 2010

festejará su victoria Santa Cruz de la Sierra con libertad, democracia y autonomía. asegura Guillermo Capobianco aún cuando pierda una municipal


Al atardecer del día domingo 4 de abril de 2010, la probable victoria electoral del MAS y su conquista de la gobernación de Santa Cruz, habrá coronado con éxito la ejecución de una estrategia política tan eficaz como perversa.

El objetivo político estará totalmente logrado.

Se habrá traspasado la última frontera de defensa de una comunidad mestiza que fue construyendo su identidad al cabo de 500 años de travesía, desde cuando el extremeño Ñuflo de Chávez, al mando de 1500 peninsulares, acometió el emprendimiento de remontar desde Asunción las aguas del Río Paraguay adentrándose 600 Km. al oeste en la maraña del infierno verde, hasta fundar la ciudad de la llanura un 26 de febrero de 1561.

El cabildo del millón no fue un invento de mentes alucinadas, menos aún fruto de una supuesta y oscura conspiración contra el orden constituido.

Fue simplemente la afirmación de una comunidad de hombres y mujeres que luego de afrontar riesgos de vida en busca de la quimera de “El Dorado”, decidieron por si y para siempre asentarse en medio de la selva y quedarse aislados durante siglos a constituir familia y heredad como una especie de mandato ineludible del destino.

En otra histórica jornada, un cuatro de mayo del 2008, miles de cruceños festejaron con alborozo el triunfo apabullante del Referéndum Autonómico que selló con mas del 70 por ciento de votos, la aspiración centenaria que lideró en su tiempo Ñuflo de Chávez frente a Andrés Manso, Ignacio Warnes frente al Brigadier Aguilera y Melchor Pinto Parada frente a Silez Suazo y Wálter Guevara Arce.

La marea humana y popular de miles de “cambas” y ”collas” recorriendo calles y avenidas desafiando al centralismo, no se parecía en absoluto a la imagen sociológica de “oligarcas” y “terratenientes” proyectada como una trampa por el excelente aparato de propaganda del gobierno, que criminalizó y judicializó desde entonces a los movimientos sociales desafectos a su doctrina social = indigenista.

El operativo “Rosza” destrozó en pedazos a la elite conductora y dominante del Modelo Productivo cruceño y del oriente pero, hasta ahora, no destruyó aún las bases mismas del modelo que se resiste a desaparecer.

Una nueva elite emergente de cambas, collas y chapacos se perfila en el horizonte de un oriente cruceño, emprendedor, imaginativo, carismático e indomable que retomará las banderas autonómicas de los fundadores y las hará flamear en un futuro no lejano, tal vez incierto, pero ineluctable.

La probable victoria electoral oficialista del próximo 4 de abril en este caso, puede tener el sino de una “victoria pirrica”.

Pues como señala muy bien la tradición de lucha de los pueblos, se puede incluso derrotar eventualmente a toda una generación pero a una idea, a un ideal colectivo, eso es imposible.

Más temprano que tarde, como dijera Salvador Allende en La Moneda, volverán a colmarse las plazas y avenidas de Santa Cruz de la Sierra en donde festejará su victoria el pueblo con libertad, democracia y autonomía. (Guillermo Capobianco en Aula Libre)

No hay comentarios: