Google+ Followers

miércoles, 30 de abril de 2014

la quinta marcha de los sargentos con menor éxito que las anteriores. habrá otra pausa hasta después del primero de mayo. los medios reflejan "las maniobras envolventes" del poder. los quebraron y están a punto de clausicar. les asustaron quitándoles las pegas, o intentándolo en todo caso. sosiego.

Iván Paredes Tamayo -  ivan.paredes@eldeber.com.bo
Las Fuerzas Armadas (FFAA), en una decisión que se dio a conocer a través de un comunicado oficial, dieron un paso atrás y revirtieron 187 de los 710 retiros obligatorios que emitió lacúpula militar contra sargentos ysuboficiales que se encuentran en plena movilización.
“Habiéndose recibido las solicitudes de reconsideración de retiro obligatorio impuesto a los suboficiales y sargentos, los tribunales de personal de las Fuerzas (Ejército, Fuerza Aérea y Armada), previo análisis, fundamentos presentados de manera individual, decidieron sobre la procedencia de la solicitud de reconsideración... dejando sin efecto el retiro del personal de suboficiales y sargentos que se constituyeron en sus respectivas unidades e institutos militares”, señala el comunicado.
El documento especifica que se trata de 110 efectivos del Ejército70 de la Fuerza Aérea y siete de la Naval. Sin embargo, los movilizados, entre ellos el suboficial Jhony Gil, respondieron con unultimátum de 72 horas para que se convoque a dialogar al sector que ayer protestó, en vez de continuar solo con los que se negocia ahora, caso contrario, la protesta puede radicalizarse, advirtieron.


El lunes, el presidente Evo Morales se reunió por la mañana con los miembros del Alto Mando, horas más tarde se iniciaba un proceso de diálogo con los suboficiales de mayor rango, que recibió críticas y el desconocimiento de los movilizados.
Los dirigentes de quienes protestan declararon que el viernes pasado tuvieron una reunión secreta con el primer mandatario.
El sábado, el vicepresidente Álvaro García Linera sentenció ayer como “imperdonable” que los suboficiales y sargentos hubiesen abandonado las fronteras y sus puestos militares, les dijo que no serán oídos si no respetan la cadena de mando y que si no lo hacen, deberían irse. Ese discurso fue reforzado al día siguiente por el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana.
Mientras del Estado Mayor daban inicio a la reunión que abordó las bajas, el grupo de uniformados afectados, con respaldo de sectores sociales, daba sus primeros pasos para descender de El Alto al centro de La Paz. A las 9:30 llegó el grupo de suboficiales comando al Salón de las Banderas del Estado Mayor. Estos uniformados fueron desconocidos por los protestantes. La cúpula militar ya se encontraba en el espacio. Los recibieron cordialmente y de inmediato se inició la cita.
El tema único a tratar fue la reconsideración de los 715 retiros obligatorios que emitió el Comando en Jefe de las FFAA contra los subalternos.
Un comunicado de las FFAA, emitido más temprano, señala que el objetivo es dejar sin efecto el dictamen de las bajas. El capitán de navío Javier Torrico, director de Comunicación Social de la Armada Boliviana, explicó que la baja definitiva la dicta el Tribunal Supremo de Justicia Militar previo análisis de la comisión. “Ahora tienen retiro obligatorio, y aún gozan de haberes”, detalló la autoridad.  
Uno de los suboficiales que asistió a la cita ratificó que la cúpula militar “tiene la intención” de evitar la baja definitiva.
Esta mesa continuará su trabajo, ya que ayer ingresó a un cuarto intermedio para analizar los 528 casos restantes.
Son tres instancias a las que puede apelar el uniformado de bajo rango si es que procede su baja en el tribunal.
Los afectados desconocen su situación respecto a las bajas. El suboficial Freddy Sujocayo afirmó que su sector no tiene información sobre el tratamiento de reconsideración de los retiros obligatorios. “No sabemos nada, están negociando sin nuestra presencia”, reclamó.
Quinta marcha
Esta vez la presencia de los sectores sociales fue mayoritaria. Más de un millar de personas descendieron de El Alto para llegar a la plaza San Francisco de La Paz. Ahí, la multitud decidió paralizar las movilizaciones y descartaron sumarse a la negociación convocada por el Alto Mando Militar.
La banda de música militar acompañó con acordes la movilización. Eran pocos uniformados, ya que los familiares de los afectados y los ponchos rojos se adueñaron de la marcha.
El suboficial Lorgio Cartagena descartó que hoy reanuden movilizaciones; sin embargo, aclaró que el sector continuará en emergencia evaluando acciones para desarrollar después del feriado del 1 de mayo.
En esa línea, las esposas de sargentos y suboficiales desconocieron el diálogo entre suboficiales comando y representantes del Estado Mayor. “¿Qué pueden abordar sin la presencia de los afectados? ¿Qué justificaciones tienen?”, cuestionó.
Sujocayo no ve riesgos de romper el diálogo si es que la movilización de los uniformados de bajo rango continúa. “¿Qué están persiguiendo? Que cada uno eleve su solicitud para dialogar”, pidió la militar

No hay comentarios: