Google+ Followers

viernes, 25 de abril de 2014


excelente crónica

El Deber y la Rebelión de los Sargentos





Iván Paredes Tamayo - ivan.paredes@eldeber.com.bo
La crisis militar se agudiza y la tensión se apoderó del conflicto. El Alto Mando de las Fuerzas Armadas (FFAA) determinó el retiro obligatorio de 702 suboficiales y sargentos que protestan por la igualdad de oportunidades al interior de las tres fuerzas militares. Esta acción es inédita y más aún la movilización de los uniformados de bajo rango, quienes ayer ingresaron al tercer día de protesta callejera con la incorporación de sectores afines al MAS, como los ponchos rojos. La decisión de la cúpula militar fue tildada como una “provocación” por el sector movilizado, que anunció radicalizar medidas si es que el presidente Evo Morales no llama al diálogo.
A las 16:30, los comandantes de las tres fuerzas militares entraban a Palacio Quemado para reunirse con el ministro de Defensa, Rubén Saavedra. A esa hora ya se conocía del alejamiento de los 702 subalternos. 381 son del Ejército, 300 de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) y 21 de la Armada. Esta noticia generó molestia en los protestantes. El encuentro duró dos horas y se abordó la crisis. Por la noche, los comandantes ratificaron su decisión y advirtieron con seguir aplicando sanciones contra los uniformados que continúen con la protesta.  
Además, detallaron que de los 702 retirados se procesó la baja de 211 y que hoy se procesará el alejamiento de los 491 militares restantes. De las bajas oficiales, 158 son del Ejército, 32 de la FAB y 21 de la Armada.    
La decisión
El comandante de la FAB, general Víctor Hugo Meneses, detalló que la decisión de retirar a los 702 suboficiales obedece a la intención de volver “al orden institucional”. El militar reveló que se “agotaron” las instancias para instalar el diálogo. 
El retiro de los subalternos se suma a otros 13 que fueron anunciados entre el lunes y martes. El comandante de las FFAA, almirante Víctor Baldivieso, ratificó que el alejamiento de los subalternos se ejecutó porque ellos cometieron actos de “sedición”, “motín”, “acciones políticas” en la movilización y por “mellar” la dignidad de las fuerzas militares. 
Por su parte, el comandante de la Armada, vicealmirante Gonzalo Alcón, reconoció que esta acción sirve para “sentar un precedente” para garantizar la disciplina en filas militares. 
Críticas de suboficiales
Esta noticia causó revuelo en los protestantes. Por la mañana más de un millar de militares, con uniforme de campaña, marcharon desde El Alto hasta La Paz. Rodearon la plaza Murillo y sumaron el apoyo de los ponchos rojos, a la cabeza del dirigente Samuel Coarite. 
Por la noche, decidieron desplegarse, calificaron de “masacre” el retiro de 702 subalternos y anunciaron una concentración hoy en la plaza Abaroa, donde está el Ministerio de Defensa. “Mañana (hoy) radicalizamos medidas”, señaló el suboficial Freddy Sujocayo. Hoy, el mandatario asistirá en un acto en el Colegio Militar de La Paz, donde se espera que aborde el tema 
     Para saber     
Esposas amenazan con bloqueosEn siete capitales del país existen puntos de manifestación a cargo de sargentos y suboficiales. A excepción de Potosí y Cobija, los subalternos se sumaron a la movilización. Las esposas de los suboficiales amenazaron con bloqueo de carreteras. 
El Defensor pide revisiónLa Defensoría del Pueblo, mediante un comunicado, expresó su “preocupación” por el conflicto militar y pidió al Alto Mando “revisar” la decisión de alejar definitivamente a los 715 subalternos, ya que se está “vulnerando” el derecho al trabajo.
La COB demanda soluciónLa COB pidió al Gobierno que “de una solución al conflicto” porque “se pone en riesgo la democracia”, mientras que el fiscal general, Ramiro Guerrero, instruyó a los fiscales de Distrito estar alertas ante cualquier evento en torno al lío militar.
ANÁLISIS
La decisión de retiro vulnera la Constitución
William Bascopé - Constitucionalista
El conflicto responde a situaciones de carácter reivindicativo de derechos fundamentales y sociales, es más allá de la cuestión institucional. La decisión que tomó el comando en jefe de las FFAA de dar de baja definitiva a 715 subalternos tiene dos connotaciones, una jurídica y otra de carácter político.
En el tema jurídico, más allá de que sean militares disciplinados en el tema estricto de un reglamento, son ciudadanos que gozan de todos los derechos fundamentales, que son aplicables porque así lo manda la Constitución y tratados internacionales.
Si de alguna forma se pretende forjar la figura de baja inmediata, me parece que están pasando por encima de la Constitución respecto al debido proceso, la seguridad jurídica y el principio de legalidad, porque en toda institución, sea militar o civil, al ejecutar estas medidas duras previamente debe haber un proceso disciplinario interno para que los afectados puedan defenderse, y si directamente se aplica, se estaría vulnerando la Constitución.
En lo político, alientan a que el conflicto se agudice por camaradería 

No hay comentarios: