Google+ Followers

jueves, 17 de abril de 2014

tarde. qué gana Guerrero con el show? que pretendan raptar a Marcelo de una calle o del hospedaje donde se encuentra a la espera de su asilo? no sería extraño que intenten un rapto, traerlo de rehen, en cuyo caso el Estado asumiría el riesgo...ahora al menos sabemos que estando protegido no le queda otra vía que asumir la situación y espperar.

Después de un mes y cinco días de que el exfiscal Marcelo Soza, ex principal investigador de los casos terrorismo I y II, se fugara de Bolivia para conseguir refugio temporal en Brasil, la Fiscalía General del Estado lo declaró rebelde y emitió una orden de aprehensión en su contra.



Ramiro Guerrero, fiscal general del Estado, fue el responsable de dar hoy la noticia. Explicó que el juez Cuarto de Instrucción en lo Penal del Tribunal Departamental  de Chuquisaca  declaró  rebelde a  Soza, por no acudir a una audiencia de medidas cautelares  prevista dentro del proceso penal por la presunta comisión de los delitos de incumplimiento de deberes y abandono de cargo.

 “Se lo ha declarado rebelde, ahora ni bien nos notifiquen con la orden judicial nosotros iniciaremos los trámites para la 'notificación roja´ ante la Interpol para que la Policía Internacional aprehenda al ex fiscal  Marcelo Soza y se someta a la justicia boliviana para responder por las denuncias en su contra”, sostuvo el fiscal general del Estado.

Antecedentes 
Soza fue acusado de extorsionar a los procesados del caso de supuesto terrorismo, cuando fue convocado por la justicia a declarar huyó de Bolivia y mediante una carta se declaró víctima del Gobierno.

Cabe recordar que el exfiscal fue el principal investigador del caso terrorismo I y II, que se originaron un 16 de abril de 2009, hace cinco años,  cuando se registró un hecho confuso en el hotel Las Américas de la capital cruceña. Allí fueron asesinados Eduardo Rózsa Flores, húngaro-boliviano; Árpád Magyarosi, húngaro-rumano; y Michael Martin Dwyer, irlandés, en un operativo realizado por la Policía boliviana.

Esta operación fue justificada por el Gobierno, que argumentó que los extranjeros respondían a intereses de sus opositores políticos y que planificaban un atentado en contra del presidente Evo Morales. 
Por esta investigación, hasta la fecha, hay más de una treintena de procesados y privados de libertad, además de empresarios y políticos que abandonaron el país, aduciendo persecución política.

No hay comentarios: