Google+ Followers

domingo, 6 de abril de 2014

la pugna es abierta y la exposición del problema entre Sargentos y Oficiales de las FFAA por cuarto día, desvela otras facetas del malestar. ERBOL aborda con valentía y balance informativo, lo que está sucediendo. la discriminación y los privilegios. los masistas (la jerarquía) está por cerrarle el paso a las legítimas aspiraciones de los sargentos.

Alrededor de 8.000 suboficiales y sargentos piden convertirse en oficiales técnicos de las Fuerzas Armadas y  que cese la discriminación en guarniciones militares.
El suboficial Lorgio Cartagena Tano dijo a Erbol que está solicitud de él y sus camaradas planteada al Gobierno, en el marco del proceso de descolonización que vive el país, también se encuentra incluida en un proyecto de Ley que debe discutir la Asamblea Legislativa Plurinacional en breve tiempo más.
Sin embargo, el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, indicó que esta demanda deberían realizarla por conducto regular, porque existe una norma y que no es prudente que se la envíe directamente al presidente Evo Morales.
Cartagena indicó que llegó el momento de cambiar la mentalidad en recintos militares y que todos los uniformados tengan los mismos derechos y obligaciones.
“Quiero que mis reglamentos (de los militares) se adecúen a la nueva Constitución Política del Estado (CPE). No quiero que a mi esposa la sigan discriminando cuando va Cossmil, que le digan vaya a otro lado. Queremos ser oficiales técnicos y no más suboficiales o sargentos”, enfatizó.
Al pedido formulado por el uniformado le secundaron varios militares que se comunicaron con este medio de comunicación para brindar su respaldo.
El jueves 3 Erbol accedió a un informe de la existencia de un estudio para igualar los grados entre uniformados con el fin de descolonizar las Fuerzas Armadas (FFAA). “El documento fue entregado al Presidente Evo Morales en un acto del pasado sábado, realizado en Sacaba (Cochabamba)”, dijo uno de los militares que pidió resguardar su identidad para evitar represalias.
El Departamento de Relaciones Públicas del Comando en Jefe de las Fuerzas Armadas, consultado al respecto, informó que está al tanto de este caso y que está preparando una rueda de prensa para estos días. 
Según las informaciones proporcionadas por la segunda  fuente militar, la propuesta, elaborada por un grupo de suboficiales y sargentos, tiene el objetivo de acabar con el colonialismo en la institución castrense.
 “El colonialismo hace que, en una sociedad, unos se sientan más que otros y otros piensan que son menos, que unos tienen derecho a mandar y otros sólo a obedecer, que ser indio es pecado y ser blanco es bendición para mandar”, subrayó.
De acuerdo con la estructura vigente en gran parte de las fuerzas armadas del mundo, las jerarquías se dividen en dos: oficiales-jefes y suboficiales-sargentos. En el primer grupo figuran los militares que tienen el rango de subtenientes, tenientes, capitanes, mayores, tenientes coroneles, coroneles, generales; en el segundo grupo figuran desde el sargento inicial hasta el suboficial maestre. 
Discriminación evidente
“Quiero ser parte del Tribunal de Justicia Militar, nos prohíben. Para ser magistrado no puedo formar parte porque soy sargento, dijo Lorgio Cartagena –en la entrevista de Hagamos Democracia”- para explicar la cadena de actos de discriminación que se presentan en las FFAA.
Señaló que en los reglamentos internos, en las directrices que existen e inclusive en la conducta personal de los oficiales hacia los subalternos o tropa se nota la existencia de militares de primera y segunda categoría.
“En cuanto a las esposas, hay pues en el Beni reuniones de té. Un día me dice ella (su esposa) hijito voy al té y me puse mal, porque ahí es por jerarquía. La mujer del sargento se sienta al último, aunque sea licenciada y las esposas de los coroneles y otros en la parte delantera”, enfatizó.
Este mismo fenómeno se produce en la dotación de armamento, la instrucción de tropas, la asignación de destinos, la otorgación de becas y otros, recordó el entrevistado.
“El abuso de autoridad se refleja por ejemplo en la instrucción. Un comandante le dice (a un suboficial) que vaya a traer la garrafa y compre el gas. Trae la garrafa y le dice que se olvidó llevar a su casa y zas 24 horas de arresto. Si usted se fija mis destinos, todos son fronteras será porque soy cambita”, enfatizó.
El general pasivo, Víctor Manuel Gemio,  descartó que exista discriminación en las entidades militares y por el contrario sostuvo que la carrera militar tiene dos vertientes: la de oficiales y suboficiales.
“Yo creo que son resabios de separación rígidos paran evitar confraternizaciones exageradas. Son carreras diferentes. Más bien se tratan de percepciones de gente que se siente menos y se siente discriminada”, dijo.
Un sargento que pidió no se lo identifique indicó a Erbol que los abusos se presentan con frecuencia en organismos militares e institutos.
“Soy sargento, pero allá mismo se da con los de la banda de música. Para exigir derechos, debemos cumplir deberes. A veces llegan mareados. Yo creo que para exigir derechos debemos cumplir deberes”, comentó.
El experto en temática militar, Samuel Montaño, sostuvo que estos casos de discriminación no son exclusivos en Bolivia, sino que se dan en otros países. La diferencia es que se los sanciona y se los enfrenta.
“Por ejemplo en Colombia el ministro de Defensa los discriminó en un aumento de salarios a soldados. A la tropa les aumentaron en sólo el 40 por ciento. Los discriminados entablaron un juicio y  les ganaron y ahora le cuesta al estado 35 mil millones de pesos colombianos”, sostuvo.
También mencionó los casos de Argentina y Chile con desenlaces similares.
Gobierno
El titular de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, expresó su extrañeza por el pedido de diálogo con Evo Morales, porque no son un movimiento social.
“Los oficiales y sargentos son una parte fundamental de la estructura de las FFAA y tienen un conducto regular. Si tienen algún planteamiento deben remitirse a sus conductos regulares- Un periodista que hace su trabajo no se dirige a un medio de comunicación, se dirige a su jefe de redacción, hay una jerarquía”, puntualizó.
Sostuvo que hay el comando en Jefe y el Ministerio de Defensa para acudir, si la instancia superior no los escucha.

No hay comentarios: