Google+ Followers

sábado, 26 de abril de 2014


charreteras doradas

oropel y fastuosos uniformes en Irpavi

VÁN PAREDES TAMAYO - ivan.paredes@eldeber.com.bo

Detrás de las puertas de los comandos militares estaban ocultos oficiales armados y con protección antimotín. Había temor, ya que por momentos los gritos y los forcejeos parecían que daban inicio a un enfrentamiento entre superiores y subalternos de las Fuerzas Armadas (FFAA). La tensión del conflicto subió, como también el discurso de los manifestantes, que piden la descolonización en las tres fuerzas militares. Mientras los uniformados de bajo rango marchaban por cuarto día consecutivo, el presidente Evo Morales —en el patio de honor del Colegio Militar del Ejército— pedía “disciplina absoluta” a los miembros de las FFAA. 
Volvieron a vestir su uniforme de campaña. Se concentraron en la plaza Abaroa, donde está el Ministerio de Defensa, y descendieron hacia la zona sur paceña. Cánticos de protesta marcaron la movilización, que por su paso encontró a dos unidades militares: los comandos generales de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) y de la Armada.    

Hubo forcejeos
En ambos lugares hubo forcejeos, ya que los manifestantes querían que sus camaradas que trabajan en esas unidades se sumaran a la marcha. El suboficial Freddy Sujocayo relató que los oficiales no dejaron que sus compañeros salieran a la protesta. “Hablamos por teléfono con ellos y querían salir, pero no los dejaron”, remarcó. 
Como contraparte, el capitán de navío Luis Carrasco señaló que los subalternos no querían salir a la movilización. “La mayoría (de los subalternos) están fuera del recinto, están haciendo deportes, y los que están acá no quieren salir”, relató. 
La tensión se apoderó por momentos. Hubo un cruce de insultos y amagos de enfrentamientos por intentar abrir las puertas de los recintos. Pasaron los minutos y todo se calmó. Los subalternos decidieron abandonar las unidades y se replegaron a su sede. 
Fue ahí donde decidieron radicalizar medidas desde el lunes. El suboficial Lorgio Cartagena, uno de los primeros en ser retirado de las FFAA, comentó a este medio que no darán un paso atrás hasta conseguir la reincorporación de los 715 subalternos retirados, que fueron acusados por sedición, motín y acción política en la movilización. 
El dirigente de los ponchos rojos Samuel Coarite informó de que el lunes llegarán a La Paz cerca de un centenar de sus afiliados para sumarse a la protesta de los uniformados.  
Mientras, el mandatario, sin referirse al tema en concreto, pidió “disciplina absoluta” al interior de las FFAA 
  Para saber  
Dudas del apoyo políticoEl politólogo Marcelo Silva consideró que el presidente Evo Morales puede perder apoyo político de este sector militar, que llega al 30% de las FFAA.

Bastión del MASEl mismo analista recordó que la mayoría de los sargentos y suboficiales son del área rural del país, bastiones del MAS.

Afines al MAS apoyan a las FFAASectores afines al MAS blindaron a las FFAA. El Pacto de Unidad resolvió que los subalternos “traicionaron a la patria”. 

Anuncian marchaLos sectores anunciaron una marcha el próximo martes en apoyo a las FFAA y al Gobierno. “Defendemos la democracia”.
FFAA no dudarán en emitir más retiros
 No les temblará la mano para redactar más resoluciones que avalen el retiro obligatorio de suboficiales y sargentos que continúen movilizándose. Lo que ocurrió el jueves, de dictar la baja definitiva de 702 uniformados, es un precedente, que puede ser repetido si es que no hay cambios de actitud en los subalternos, remarcó una alta fuente militar a este medio. 
“No dudaremos (en dar más bajas), eso puede darse cualquier momento si es que los sargentos y suboficiales siguen abandonando sus fuentes de trabajo. Ya no más indisciplina”, realzó el jefe militar. 
El presidente Evo Morales cuestionó el pedido de los subalternos de crear una Guardia Nacional. “¿Cómo es eso convertir en una Guardia Nacional las FFAA? Tengo muchas dudas”, señaló. 


No hay comentarios: