Google+ Followers

jueves, 19 de septiembre de 2013

si Carlos Cordero se refería a la Presidencia Vitalicia, Jaime Liendo desde OPINION se ocupa de lo mismo "De por vida" titula su artículo. "ha tirado por la borda la Democracia" lo hacen en países infortunados, desgraciados que terminan en la guerra civil.

En la localidad de Cota Cota, el presidente Morales, en una alocución a sus partidarios ha declarado de que se ha llegado a la Presidencia de Bolivia, no como inquilinos si no para quedarse en la primera magistratura de la nación de por vida. Ha dicho además que con la ayuda de sus seguidores ha llegado a ese trascendental cargo, como es la Presidencia, para cumplir un trabajo de reconquista de lo que hoy es la Nación Boliviana y antes de la colonia fue de los originarios y que durante ese periodo sus habitantes originarios eran dueños de su propio destino.

Con esa declaración, el presidente Morales ha tirado por la borda el principio más sagrado de la democracia. Muchos dictadores que hoy por hoy manejan sus pueblos con mano de hierro son países infortunados por caer en manos de los prepotentes, son pueblos desgraciados que tarde o temprano terminan cayendo inmisericordemente en la guerra civil, pues es gracia de la naturaleza o de Dios que el hombre ha nacido para ser libre, siendo la única doctrina política que garantiza ese don divino la democracia verdadera que existe en pocos países del mundo actual y que los desafortunados son presa de los que fatalmente oprimen a sus pueblos hasta el extremo de desangrarlos en una guerra civil que es la más destructiva y sangrienta que puede darse en la lucha fratricida donde se matan entre hermanos y hombres de la misma sangre, como es el caso de Siria donde el odio mortal se ha apoderado de hombres y mujeres por lo cual no dejan de usar las más crueles armas que el hombre puede crear para su propia destrucción y no son libres de ellas ni los niños.

En el caso de América Latina ya tenemos un ejemplo antiamericano y antidemocrático donde se han apoderado del poder con la supuesta liberación económica y social que nunca termina de llegar mientras el sufrido pueblo se empobrece cada vez más en aras del mito propalado por el dictador. El caso más cercano y viviente es el del pueblo cubano que ha soportado y soporta aún la carga pesada de un sistema autocrático, pues su gobernante nato, por su vejez ha designado a su propio hermano que es lo mismo, aunque con las riendas del poder un poco menos tirante.

Esperamos que las frases vertidas por el presidente Morales, no sean más que un desliz involuntario que una meta hasta hoy oculta, ya que ahora prácticamente estamos en una época pre-electoral y él debe cuidar sus discursos en afán de ganar más adherentes a su causa electoral en beneficio de que las justas democráticas sean completamente justas y legales.

No hay comentarios: