Google+ Followers

miércoles, 2 de enero de 2013

Karen Arauz con gran lucidez ven en el masismo "un simple caudillismo demagógico y prebendal" aunque muy peligroso por su aproximación a los cocaleros, no recomendables consejeros para resolver el entuerto


PELIGROSA APROXIMACION
El descubrimiento de ciertas verdades trae consigo peligros inevitables. El año 2012 que acabamos de cerrar, ha dejado una estela de enigmas que a la luz de la lógica de la opinión pública, ni son tan enigmas, pero sobre todo, no son para nada inocuas.
El gran borrador que el gobierno tiene implantado en el codo, funciona aunque no impecablemente. Las sombras de los borrones son perceptibles porque en los últimos tiempos se han vuelto bastante menos pulcros, pues es imposible disimular las huellas que en ocasiones como ésta, brinda demasiadas pistas obvias lo que es grave tanto para investigados como para investigadores.
La Presidente de Diputados está viviendo sus últimas horas en esa calidad. Sin haber dicho mucho, aparentemente lo ha dicho todo. Al pretender que el ascensor de las investigaciones sobre la red de extorsionadores no se pare en los pisos inferiores y continúe su camino hasta la cima, ha decretado con total claridad cuál es su futuro. Incluso, los funcionales de siempre van más allá y están hablando de una ignominiosa expulsión de la desleal de sus intocables filas.
El ex-fiscal Isabelino Gómez, no parece estar dispuesto a ser uno más de los chivos expiatorios. El cambio de estatus de declarante informativo a investigado, es algo que no lo dejará callado. Sabemos que muchos de los involucrados de una u otra manera, podrían perfectamente arrastrar en su caída a más de un personaje de niveles superiores. Y este es el caso de Gómez. Él, que bien conoce ambos extremos del banquillo, sabe que entrar es fácil, pero salir ya es otra historia.
El ex-Ministro Chávez, es otra clara muestra de quien no está dispuesto a pasar de ser una pieza clave del régimen masista, al armario en el sótano -bastante poblado-  por quienes son denostados constantemente por el jefe de su partido, incluso despreciados públicamente por su supuesta traición. Dejarse lapidar por proveer de protección a los que no dudarían en lanzarles la primera piedra, no entra en los cálculos de su sobrevivencia política. La Ministra Suxo no parece ser alguien por quien valga la pena dejarse enterrar. Excepto para los más altos niveles.
La cerrada defensa de la dulce Nardy a quien nadie está autorizado hacerla llorar, es una posición extremadamente peligrosa que el Presidente -desde su supremo sitial-  no puede aquilatar. Es por eso que este tema se está tornando tan peligroso. Porque volvemos al tema de los fusibles. Evo Morales si bien es reconocido como un político dotado de olfato, carece de reflexión verbal. No tiene la capacidad de evaluar los pros y los contras de sus declaraciones públicas.  La cautela, cuando además se es el centro de la atención mediática, es un ingrediente indispensable para lograr la objetividad necesaria para preservar no solo la imagen, sino para no convertirse en la espada de su propio harakiri que por supuesto ni calcula, ni desea.
Se puede imaginar con facilidad que las fiestas de fin de año, no fueron para nada felices para la comisión de fiscales que están investigando. Y esto incluye al flamante Fiscal General, que ve como la figura de su antecesor, ayer llena de gloria, como él hoy, es parte del torbellino que todo lo está removiendo.
Wilson Soria, ex Director de Régimen Penitenciario, se despacha sin contemplaciones -ni siquiera por su reciente inmunidad diplomática- contra Sacha Llorenti, uno de los más polémicos, observados y resistidos de los personajes de toda esta trama. No es difícil pensar que las fiestas tampoco han sido muy felices para el propio Presidente. En su fuero interno, tiene que estar sintiendo la terrible y mítica soledad del poder. Él que es suspicaz y desconfiado por naturaleza, está viendo como uno a uno, sus mejores paladines han encontrado otros rumbos ajenos al supuesto proceso de cambio. No es posible -lamentablemente- hablar de abandono de mística  política. Eso sería dar cierta valía a algo de lo que siempre carecieron pues es claro que este movimiento, es simple caudillismo demagógico y prebendal.
Resulta que son los cocaleros de sus amores quienes están hoy convertidos en una especie de oráculo  donde acude en búsqueda no de iluminación, claro, sino en búsqueda desesperada de aceptación, cobijo y solidaridad. La sociedad boliviana observa aturdida el desarrollo de los acontecimientos surrealistas por las que aún estamos obligados a transitar.
Estas arenas movedizas que amenazan con sumir al país en una grave crisis institucional, se torna día a día en un callejón plagado de luces de alarma. La aproximación a la verdad suele tener esas características. La Gran Interrogante es qué se hace una vez que se posee esa verdad. Si el Presidente continua poniendo sus manos al fuego y su cabeza bajo la guillotina por sus más cercanos y poderosos colaboradores y las evidencias llegaran a conclusiones incontrastables...la pregunta sin duda,  irá más allá  de a dónde va Bolivia.
Karen Arauz

No hay comentarios: