Google+ Followers

jueves, 18 de febrero de 2010

qué lamentable! se consuma el atropello. nada menos que en Sucre, cuna de la libertad y la Democracia Morales culminará la ilegalidad!


El presidente Evo Morales posesionará mañana (jueves) de manera interina a 13 nuevas autoridades del Órgano Judicial, amparado en una ley aprobada la semana pasada en la Asamblea Legislativa Plurinacional, informó la jefa de bancada de diputados del Movimiento Al Socialismo (MAS), Rebeca Delgado.

Con ese paso, el mandatario completará cinco plazas vacantes en el Tribunal Constitucional, cinco en la Corte Suprema de Justicia y tres en el Consejo de la Judicatura, hasta que el 5 de diciembre de este año se realicen elecciones para esos cargos.

A juicio de la diputada Rebeca Delgado, la posesión de las nuevas autoridades interinas, que se producirá mañana en la ciudad de Sucre, es apenas el inicio de un vuelco estructural al Órgano judicial.

La legisladora oficialista, en declaraciones a la Red Erbol, precisó que el propio Consejo de la Judicatura, llamado a detectar y combatir irregularidades en el seno del sistema judicial, nunca funcionó.

También subrayó que la falta de normas para el Órgano Judicial trajo como consecuencia las diversas acefalías, situación que la oposición respaldó desde el anterior Congreso bicameral.

Estudios oficiales, citados por Prensa Latina, señalan que la justicia boliviana está abatida por males como la corrupción, la impunidad, la retardación y el uso indiscriminado de recursos, así como la dilación de procesos.

De acuerdo con esas investigaciones, al menos 429 mil trámites se realizan bajo sospechas de pagos irregulares en busca de dictámenes favorables.

Con relación a la impunidad, en 2005 se registraron mil 634 denuncias contra funcionarios del Órgano Judicial, entre ellas 603 denuncias de casos que involucraban a jueces.

Otro de los males endémicos de la justicia boliviana es la liberación de personas acusadas de haber cometido millonarios desfalcos de dineros estatales mediante acciones de obstrucción y dilación que les dieron tiempo y espacio para huir del país.

Entre esos casos se encuentra el del ex presidente Gonzalo Sánchez de Lozada (2002-2003) y varios de sus colaboradores, ahora prófugos en Estados Unidos, Perú y Chile, acusados aquí de genocidio.

No hay comentarios: