Google+ Followers

sábado, 23 de agosto de 2014

un infierno llamado PALMASOLA. no fue suficiente que muriesen 34 adultos, con cientos de quemados que no acaban de recuperarse, ni que se alzaran protestas a todo nivel. el PC-3 no ha cambiado todo sigue igual.


Este sábado se cumple un año de la masacre de Palmasola, donde se produjo un violento enfrentamiento entre internos, que causó un voraz incendio y murieron 34 adultos, además de un niño fallecieron.
A las 5.30 del 23 de agosto de 2013 se desató el “infierno”  dentro del PC-3 del Centro de Rehabilitación Santa Cruz – Palmasola, más conocido como Chonchocorito.
La Defensoría del Pueblo, mediante un comunicado de prensa, informó que a un año de ese suceso, se registraron pocos avances tanto en los tres procesos judiciales que se abrieron como en la infraestructura que fue dañada por el incendio.
Procesos judiciales 
El proceso iniciado contra 23 internos que fueron parte de la masacre, al momento se encuentra en la etapa preliminar y existe señalamiento para audiencia conclusiva para el 26 de agosto en el recinto penitenciario de San Pedro de Chonchocoro de La Paz y para el lunes 1 de septiembre en el Centro Penitenciario  de Palmasola Santa Cruz, donde se encuentran recluidos otros co-imputados.
El segundo caso corresponde al proceso que se sigue en contra de funcionarios de la Dirección Departamental de Régimen Penitenciario, por la presunta comisión de los delitos de incumplimiento de deberes. Esta investigación se encuentra actualmente bajo el control jurisdiccional del Juzgado Octavo de Instrucción en lo Penal. 
El tercer proceso es el que se ha iniciado contra los policías que estaban de turno en Chonchocorito esa madrugada de la masacre. Los uniformados son acusados por incumplimiento de deberes y el caso también está en investigación. 
Sin embargo no hay muchos avances, porque estos policías han sido destinados a otros departamentos como Beni, Pando y La Paz, situación que dificulta y dilata el avance del proceso, informó Hernán Cabrera, representante de la Defensoría del Pueblo en Santa Cruz.
Sin embargo, también se conoció que se han abierto un proceso disciplinario ante la Dirección Departamental de Investigación Policial interna, contra policías que estuvieron de turno el 23 de agosto de 2013 en la cárcel de Palmasola,  y varias causas disciplinarias ante el Consejo de la Magistratura contra jueces, y demás operadores de justicia, como resultado de la auditoría jurídica realizada a 62 procesos de personas que están en este recinto.
Infraestructura  

Según el documento de la Defensoría, el Bloque A quedó muy dañado por este evento trágico que duró más de cuatro horas y “solamente la voluntad de los internos y ayuda de iglesias ha logrado que se coloquen parches y se cubra lo destruido de su edificación”.
“El Estado en todos sus niveles de gobierno ha estado ausente, es decir, no ha provisto de materiales ni de mano de obra para estas refacciones. El año pasado la Representación Defensorial solicitó la demolición de este pabellón para evitar algún posible desastre”, indica el comunicado. 
La información recolectada por el Defensor indica que todas las mejoras realizadas en este pabellón fueron realizadas por el propio esfuerzo y trabajo de los internos, que lograron  habilitar los espacios y construyeron “precariamente” compartimentos para hacerlos “mínimamente habitables”.
Asimismo, con la voluntad y trabajo de los internos se habilitó una posta sanitaria, con pocos medicamentos; además de una capilla que sirve como espacio de reflexión al lado del edificio quemado. También ayudaron en este trabajo la Cruz Roja Peruana y las iglesias cristianas. 
Los baños e instalaciones higiénicas están en condiciones insalubres y precarias. Cuentan con servicios básicos de agua potable, energía eléctrica, se les permite recibir visitas e ingresar alimentos y víveres. Se cocina a leña o con cocinillas eléctricas. No ingresan garrafas. 
Tomando en cuenta estas condiciones de la estructura, la Defensoría del Pueblo sugiere realizar un cálculo de resistencia de los materiales para evitar que pueda existir algún accidente por desplome de la estructura, que ha quedado dañada por cuatro horas de incendio.
Relación entre los internos 
El relacionamiento entre los internos de ambos bloques, después que suscribieron sus delegados un “Acta de Buena Vecindad” y no agresión, se mantienen condiciones de respeto. 
Más datos
El PC-3 o Chonchocorito está dividido en dos bloques.  El bloque A cuenta con 235 internos y el Bloque B con 196. Además existe un Locutorio donde se encuentran 174 internos, generalmente por problemas de no pago de pensiones. 
Catorce internos que protagonizaron la pelea del 2103 están en Cantumarca, identificados como los cabecillas del enfrentamiento y diez en el PC-7 de Palmasola,  puesto que  han sido separados para evitar más hechos de violencia.
Seguridad 
Según el director de Establecimiento Penitenciario de Palmasola, Freddy Chinchilla, las medidas de seguridad se han incrementado en el PC-3, con los sistemas de controles, la presencia permanente de policías en ambos bloques, requisas para decomisar bebidas alcohólicas, droga y armas punzocortantes. 

Se ha instalado una cámara de seguridad; se está construyendo una barda de ladrillos que divida permanentemente ambos bloques, y se habilitará una puerta lateral para las visitas de los internos,  para evitar contacto entre familiares de uno u otro recinto. (Informe de la representación de la Defensoría del pueblo) (Texto e imágenes del prestigioso portal de ERBOL)

No hay comentarios: