Google+ Followers

miércoles, 6 de agosto de 2014

las encuestan favorecen a quienes las ordenan y pagan, eso a la vista, porque son encuestadoras "mi'chis" sin embargo ayudan como orientación...aunque el resultado final sea otro, como ya ocurrió en el pasado.

La mayoría de las encuestas coinciden en que el oficialismo será el triunfador de las elecciones generales del 12 de octubre. Pese a las diferencias que hay entre uno y otro estudio, los datos reflejan que el MAS podría obtener un triunfo muy parecido al de 2005, cuando obtuvo el 54 por ciento de los sufragios, cifra que no le alcanzó para llevar adelante su proyecto político, el mismo que tuvo que esperar cuatro años, pues fue a partir del 2010, con la ayuda de los dos tercios en el Congreso, cuando se puso en marcha el verdadero “proceso de cambio” resumido en la ya clásica frase “yo le meto nomás”. Las encuestas reflejan el voto duro que se mantiene a favor del gobierno y otro número más o menos estable de rechazo, mientras que surge como amenaza un porcentaje de indecisos de alrededor del 15 por ciento y un voto oculto que en algunas regiones será crucial para definir el futuro oficialista. No hay que descuidar el dato de que algunos candidatos opositores están creciendo, muy poco, pero de continuar de la misma manera, no hay duda que los próximos dos meses resultarán electrizantes para la campaña. Para el MAS ganar con el 50 por ciento no es triunfo, al menos no el que está esperando el presidente Morales, quien no deja de repetir que espera un 70 por ciento o al menos obtener el mismo 64 por ciento de las últimas elecciones generales.

No hay comentarios: