Google+ Followers

miércoles, 20 de julio de 2011

interesante composición de La Prensa cocaleros derecha, originarios tipnis izquierda enfrentados por una carretera lo que confirma el interés de los primeros para potenciar sus cocales. qué lástima!


Los productores de la hoja de coca determinaron apoyar el proyecto de más de 415 millones de dólares.
Las Seis Federaciones del Trópico de Cochabamba se declararon ayer en emergencia a favor de la ejecución del megaproyecto carretero Villa Tunari-San Ignacio de Moxos, que atraviesa, en su tramo II, por la mitad el Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS).
ADVIERTEN de ENFRENTAMIENTOS. Pedro Calderón, secretario ejecutivo de la Confederación Sindical de Comunidades Interculturales de Bolivia (CSIB), que representa al trópico cochabambino, dio a conocer su apoyo a la decisión cocalera y acusó a los indígenas de obstaculizar el desarrollo del país.
“Primero es el diálogo, pero si no lo hubiera, nos vamos a enfrentar. Ya desde hace mucho hay financiamiento y compromisos entre los presidentes de Brasil y Bolivia, pero hasta ahora no se ejecuta, y nosotros, como CSIB, que pertenecemos a cuatro federaciones, las de Chimoré, Mamoré, Yungas de Vandiola, Chapare y Carrasco Trópico, respaldamos la decisión de la gloriosa federación de cocaleros”. 
Refirió que tras la determinación de los cocaleros, su sector se declarará automáticamente en emergencia. “Los dirigentes vamos a coordinar y hacer reuniones para actuar contra la marcha”.
RESPALDO OFICIALISTA Y RECHAZO INDÍGENA. El senador masista y exdirigente de los cocaleros del Chapare Julio Salazar dijo que existe el respaldo a la decisión de Téllez y agregó que “aún resta la posibilidad de dialogar, por lo que se fijó una reunión con los indígenas parar la última semana de julio, en pleno territorio del TIPNIS”.
La Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (CIDOB), ente originario del que es parte la Subcentral TIPNIS, ratificó la marcha anunciada para el 2 de agosto en busca de la reivindicación de sus derechos, mayor diálogo y respeto al derecho a la consulta previa.
Adolfo Moye, presidente de la Subcentral TIPNIS, exigió al Gobierno respetar la consulta y a “la madre tierra” para evitar el perjuicio de los originarios de la zona que separa a Beni de Cochabamba para favorecer a colonos cocaleros (que habitan desde 1990 en el Polígono Siete del área) y su producción de la hoja de coca, además de fomentar los fines extractivistas en busca de hidrocarburos que existirían en grandes cantidades, sobre todo en sitios vírgenes del área protegida.
Las versiones enfrentadas se dan en medio de la crítica de sectores político-sociales afines al Gobierno por no establecer políticas claras en contra del narcotráfico.
"Los indígenas están incentivando a la violencia" EXPRESÓ EL DIRIGENTE colonizador, pedro CALDERÓN, tras exigir que se acepte la ejecución del megaproyecto vial en la zona.

No hay comentarios: