Google+ Followers

viernes, 17 de diciembre de 2010

verguenza para Evo. masistas asaltan la gobernación detienen a funcionarios de la gobernación. encarcelan. Cossío no se deja ver!

Detenciones: Siete funcionarios de la Gobernación permanecen en celdas policiales y tres choferes están encarcelados.

Mario Cossío se rindió. Después de levantar su huelga de hambre, el ex gobernador de Tarija no formuló ayer declaraciones públicas. Su equipo de colaboradores presentó renuncia a sus funciones y, aunque anunció que se impugnará la suspensión, nadie mencionó cómo lo haría. El paro convocado por el Comité Cívico fue un fracaso.

Pese a los esfuerzos desplegados por los periodistas, no fue posible ubicar ni entrevistar a Cossío e, inclusive, se ignora su paradero actual, después de que fuera destituido la noche del miércoles por el MAS, a raíz de una acusación formal por un caso en el que la Prefectura perdió 1.339 millones de bolivianos por una compra fallida de cemento asfáltico.

Rubén Ardaya, ex secretario ejecutivo de la Gobernación tarijeña, leyó ayer por la mañana una carta dirigida al gobernador interino, Lino Condori, en la que los 10 colaboradores de Cossío presentaron renuncia irrevocable.

Los renunciantes son, además de Ardaya, Édgar Guzmán, secretario de Gobierno; Mario Cavero, de Hidrocarburos; Marcos Oliva, de Desarrollo Humano; Marino Gallardo, de Recursos Naturales y Medio Ambiente; Karín Leytón Alé, de Desarrollo Económico y Productivo; Hernán Díaz, de Obras Públicas; Diego Ávila, de Planificación; María Teresa Paz Garzón, de Justicia, y Mauricio Lea Plaza, de Coordinación Gubernamental.

Ardaya aseguró que Cossío está “en su casa, a buen recaudo, y dirá lo que tenga que decir en su momento, pero ahora está descansando”.

Efectivos de la Policía arrestaron el miércoles por la noche a siete funcionarios de la Gobernación, Harold Moroni Flores Morales, Miguel Ángel Rodríguez Villa, Ariel Ramírez Aragón, Eddie Vilte Cardozo, Marcos Pablo Oliva Castillo, Juan Manuel Ortiz Cardozo y Francisco Daniel López Pantoja, por haber sido sorprendidos mientras retiraban documentación de las oficinas.

Ardaya solicitó que estas personas sean liberadas lo antes posible.

Los siete permanecían anoche en celdas de la fuerza anticrimen tarijeña, mientras un juez dispuso la detención preventiva de tres choferes de la Gobernación por haber trasladado en vehículos oficiales a personas a la movilización en favor de Cossío, que el miércoles se realizó en puertas de la Gobernación chapaca.

Los tres fueron imputados del delito de uso indebido de bienes públicos y daño económico al Estado. Fueron recluidos en el penal de Morros Blancos.

Mientras tanto, las actividades laborales, comerciales, industriales y sociales de la capital tarijeña se desarrollaron ayer con total normalidad. La convocatoria al paro no fue acatada por la ciudadanía, aunque la presidenta del órgano cívico, Patricia Galarza Alé, insistió ayer en que debe llevarse a cabo un cabildo popular para determinar el futuro de Tarija, porque “la voz del pueblo es la voz de Dios”.

Si bien Cossío no dialogó ayer con los periodistas, tampoco lo hizo el gobernador interino, Lino Condori, del Movimiento Al Socialismo, pese a que se anunció que ofrecería una rueda de prensa alrededor de las 18.00. Sin embargo, a esa hora, Condori dejó la Gobernación rodeado por policías.

Por la mañana, en un breve contacto público, dijo que “esto ya se venía venir desde hace mucho tiempo”, y reiteró que dirige interinamente la Gobernación.

“Deténganme de una buena vez”

El gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas, desafió ayer al Gobierno a que lo detenga “de una buena vez”, después de confirmarse la destitución del tarijeño Mario Cossío. La autoridad formuló estas declaraciones poco antes de ingresar a las oficinas del Ministerio Público, donde prestó declaraciones por dos procesos abiertos en su contra como consecuencia de su labor al frente del gobierno departamental.

Expresó su respaldo a Mario Cossío, del que dijo que es “el primer gobernador de Tarija electo con autonomía, y a seis meses de eso es derrocado, la intención es clara, nunca (las autoridades del Gobierno) han tenido la intención mínima de ser autonomistas. Lo que anuncié es que se regirían bajo el ‘manto’ de la autonomía porque no les quedaba más. Ahora hay una seudoautonomía. Estamos viendo las vías de un totalitarismo, esto es en función de dictadura o democracia”.

Suárez Sattori exige referéndum

Bajo el argumento de que “los mismos que nos pusieron en este cargo son los mismos que deben sacarnos”, el gobernador del Beni, Ernesto Suárez Sattori, desafío ayer personalmente al presidente Evo Morales a convocar a un referéndum revocatorio del mandato popular.

En conferencia de prensa ofrecida desde Trinidad, el Gobernador beniano emplazó al Mandatario a dejar de utilizar “argucias” jurídicas para destituir de sus cargos a quienes merecieron el apoyo mayoritario de la población en las urnas.

“Convoque a referendo revocatorio para que sea el pueblo el que saque a las autoridades electas (…) y que no lo hagan esas personas puestas a dedo, porque usted ha puesto fiscales para sacar a esas autoridades que han sido electas por el voto popular y que no son de su partido político. Si de verdad es demócrata, debe aceptar este reto”.

Sin embargo, en Santa Cruz, el vicepresidente Álvaro García Linera respondió que “a ese ex Prefecto de Tarija no ha sido el Ministerio de Transparencia o el Gobierno, fue su propio Director de Transparencia quien lo ha denunciado ante la justicia. No es el Gobierno que está planificando algo contra él, fueron sus actos. Yo digo, el que es pícaro, tiene que defenderse ante la justicia”.

Para destacar

Hasta el momento, dos alcaldes de capitales departamentales fueron destituidos por haber sido imputados.

John Cava, de Sucre, y René Joaquino, de Potosí, dejaron sus cargos en manos de otros concejales.

Nils Carmona, de Warnes, y Bladimir Chávez, de Buenavista, son otras autoridades ediles que enfrentan procesos.

Mario Cossío es el primer gobernador que deja sus funciones como consecuencia de un juicio penal en su contra.

No hay comentarios: