Google+ Followers

viernes, 3 de diciembre de 2010

el diario La Prensa de La Paz, ha realizado una comprobación. García Meza cuando no está en la clínica policial habita con los oficiales a cargo de C.


Privilegios: El ex dictador debió ser internado en la población penitenciaria, pero continúa aislado de los internos comunes. El ex dictador Luis García Meza se encuentra alojado en el ambiente ocupado por los oficiales de la guardia del penal de máxima seguridad de Chonchocoro y no está en la población como anunciaron oportunamente las autoridades del Gobierno. La residencia de los oficiales asignados a la seguridad del reclusorio se encuentra en el edificio de la Dirección, fuera del perímetro en cuyo interior están los tres pabellones que alojan a un centenar de reclusos comunes. Para acceder a ese sector se debe atravesar un área de aproximadamente 50 metros, atravesar el área de requisa y cruzar dos puertas custodiadas por uniformados. Por las noches se cierran dos rejas que permiten el paso de los pabellones a la cancha y el comedor, además de las que franquean el paso a los galpones donde viven los internos; en tanto que el perímetro es custodiado por canes adiestrados. El ex represor fue desalojado del departamento aislado que poseía en el reclusorio. El viceministro de Régimen Interior, Marcos Farfán, declaró el martes 23 que “García Meza no goza de ningún privilegio especial, es un preso con sentencia ejecutoriada como cualquier otro detenido, entonces tiene que realizar sus actividades en el penal de Chonchocoro en las mismas condiciones que cualquier otro privado de libertad”. García Meza cumple desde 1994 una condena de 30 años de presidio sin derecho a indulto al haber sido encontrado culpable de ocho grupos de delitos. Durante una inspección del reclusorio, el 15 de marzo, el ministro de Gobierno, Sacha Llorenti, encontró que el ex Mandatario de facto gozaba de comodidades extraordinarias. Entonces, la autoridad denunció: “Hemos encontrado que no se trata de una celda, sino de un departamento con muchas comodidades, ya que tiene un parrillero, un gimnasio bien equipado, teléfono privado y sauna”, a diferencia de los demás privados de libertad, cada uno de quienes tiene asignada un celda de diez metros cuadrados. Hasta hace cinco años, en ese recinto se desató una disputa interna por el control entre los condenados por la dictadura y los detenidos por su participación en grupos irregulares de izquierda. Si bien García Meza se mantenía aislado de esa pugna, debía financiar las actividades sociales y deportivas del penal. La Prensa intentó comunicarse ayer con autoridades de la Dirección General de Régimen Penitenciario para conocer su posición sobre este tema, pero la solicitud, formulada a través de conducto regular, no fue atendida. El proceso y la reclusión Luis García Meza fue condenado por la Corte Suprema a 30 años de presidio sin derecho a indulto el 21 de abril de 1993. Cuando se leyó la sentencia, el ex dictador se encontraba prófugo. Al año siguiente fue capturado en Brasil. El juicio de extradición del ex dictador duró un año y comenzó a cumplir su condena el 15 de marzo de 1995. El ex autócrata (1980-81) terminará de purgar su sentencia el año 2024, cuando cumpla 94 años de edad.(La foto de arch. muestra a Sacha Llorenty que mintió sobre el dictador García Meza)

No hay comentarios: