Google+ Followers

lunes, 6 de diciembre de 2010

renombrados masistas como Raúl Prada, senador Eduardo Maldonado, diputado Fabién Yasik coinciden en críticas a EVO. Red Erbol realizó evaluación clave

“Hay una tendencia que comienza a imponerse en el gobierno, el de la restauración del Estado Capitalista en desmedro de la construcción del Estado Plurinacional”, alertó hoy el ex viceministro de Planificación Estratégica y ex Constituyente delMAS, Raúl Prada. En sintonía con este criterio, el senador del MAS, Eduardo Maldonado, dijo que en el gobierno “hay temor a la crítica” y sugirió abrir estos espacios democráticos para reconducir el proceso. Se sumó a esta corriente autocrítica, el diputado del MAS-MSM, Fabián Yasik, quien alertó que al interior del oficialismo hay un espíritu “uniquista”.

Estas afirmaciones surgieron en el programa “Hagamos democracia” de la Red Erbol, donde se hizo una evaluación de la segunda gestión del gobierno del Movimiento Al Socialismo, a un año de la reelección del presidente Evo Morales (6 de diciembre).

Así, Yasik aseguró que el equívoco más importante del Movimiento Al Socialismo (MAS) y del gobierno es creer de que la votación del 64%, que obtuvo el 6 de diciembre de 2009, fue solamente su mérito y no de la suma de esperanzas, voluntades, que implicó ese enorme triunfo y del que el Movimiento Sin Miedo (MSM) fue parte.

“El equívoco hoy está en pensar que la pluralidad está solo dentro del MAS, es decir, no se necesitaría de ningún otro partido político. Este uniquismo es la lectura equivocada del MAS y del gobierno, por lo que ahora está administrando de manera unilateral ese triunfo electoral sin convocar al conjunto de fuerzas colectivas que están al margen de la toma de decisiones en la actualidad”, aseveró.

Criticó que las leyes se estén aprobando sin el debate colectivo ni esfuerzo de concertación y advirtió que esta situación puede “desportillar” rápidamente el sentido del respaldo democrático, de la deliberación e involucramiento ciudadano.

“Ojalá entonces se pueda superar ese pensar de que el uniquismo no es la vía para lograr transformaciones estructurales en el país, porque esta actitud uniquista del MAS está debilitando su triunfo contundente en las últimas elecciones generales”, insistió.

Por su parte, Prada indicó que los triunfos electorales que han tenido en 2005 y el 2009 hay que entender como victorias políticas y militares de los movimientos sociales.

Afirmó que en la primera gestión del MAS se mostró sus propias contradicciones internas, por lo que se abrió a debates, entre ellas la construcción del Estado Plurinacional comunitaria y autonómico, como algo prioritario.

Pero sin olvidar la construcción de la democracia participativa en su versión plural, es decir, una democracia directa, representativa y comunitaria.
Asimismo, la construcción de las autonomías indígenas; una economía social y comunitaria; con miras de alcanzar un modelo civilizatorio de “vivir bien”.

Este modelo “pretende ser un modelo civilizatorio alternativo al capitalismo, esa es la perspectiva, es lo que debemos discutir; entonces, lo que tenemos que evaluar es por qué no estamos yendo por ese lado y (ahora parece) mas bien que estamos por la vía de la restauración del Estado liberal, colonial, eso se tiene que discutir, ese es el problema profundo en este momento”, manifestó Prada.

El senador Maldonado admitió que está faltando un mayor grado de involucramiento social en el debate, por lo que hay que proponer un espacio de reflexión más abierta y autocrítica sobre el curso que está tomando el “proceso de cambio”.

“Si la crítica está ausente y le tenemos miedo, entonces la suerte podría estar echada. Considero que nos falta un nuevo decálogo para seguir encaminando el proceso de cambio”, sostuvo.

Puntualizó que en el MAS y el gobierno hay la necesidad de recuperar la brújula política y la reivindicación de nuevos estandartes de lucha de este proceso, que involucren al conjunto de sociedad boliviana y toda su región.

No hay comentarios: