Google+ Followers

domingo, 12 de julio de 2009

la crónica que sigue revela que Chávez estuvo a punto de provocar una masacre en Honduras. Interesante publicado por El Nuevo Heraldo

Ataca a EL HERALDO y al analista militar Mario Berríos por analizar fotografía que puso al descubierto el malévolo plan. Confiesa que dirigían operación militar desde Venezuela

Un Chávez nervioso intenta explicar que no planeó masacre

HONDURAS
Hugo Chávez habló ayer desde el palacio Miraflores, en Caracas, pero no era el mismo de siempre. Un “enjambre de abejas africanas” lo tiene en aprietos.

Mientras hace esfuerzos por coordinar sus ideas y darle hasta un sentido lógico a sus historietas de soldado, se lleva las manos una y otra vez al rostro, habla pausado, piensa y repiensa, informa El Heraldo de Honduras.

Admite que en efecto, en la pizarra de la oficina que ocupó en Ciudad Bolívar para ver el sobrevuelo de su “comandante Vaquero” (como él mismo lo bautizó al suscribirse la Alba en Honduras), había un mensaje militar.

Sin embargo, dice tomar como un chiste que su intención haya sido provocar una masacre en Honduras.

El mensaje en la pizarra dice textualmente: “051345JUL09 Enjambre de abejas africanas. Tribuna Presidencial. Heridos por picadas. Desesperación en las personas”.

El abogado y analista político y militar, Mario Berríos, afirmó que el mensaje encierra la operación militar que se desarrollaría el domingo 5 de julio, en horas de la tarde, y que era dirigida y coordinada por el ex militar golpista, Hugo Chávez.

Berríos explicó a EL HERALDO que los números indican lo que en lenguaje militar significa grupo-fecha-hora.

Chávez aceptó que en efecto eso era grupo-fecha-hora, pero advirtió que eso lo sabe cualquier soldado, hasta los sargentos.

Las abejas africanas, según Berríos, eran los manifestantes que tenían orden de aglomerarse en las inmediaciones de la pista aérea y que a la orden, debían proceder a invadir para recibir a Manuel Zelaya Rosales.

En términos militares esto fue denominado “Tribuna presidencial”, es decir, poner nuevamente a Zelaya en el poder por parte de una fuerza civil.

Pero lo que llamó a preocupación al experto militar es la frase: “heridos por picadas y desesperación de las personas”.

Según Berríos, el objetivo de la operación militar comandada desde Caracas, era provocar una masacre y que la desesperación de las personas creara caos y anarquía, dos aspectos que aún no se ven en el país.

Inclusive, asegura Berríos, parte del plan era que los disparos surgieran de entre los manifestantes, ya que los grupos de la “izquierda chavista” son reconocidos mundialmente por fabricar mártires o héroes.

La provocación aérea y el repliegue de militares incapaces de contener el paso de los manifestantes hacia la pista, así como los llamados de Manuel Zelaya (supuestamente desde el avión) para invadir la pista, revelan que el operativo militar se seguía al pie de la letra.

El ex militar golpista y ahora presidente venezolano intentó explicar que el mensaje se escribió en la pizarra porque en efecto había un pequeño panal de abejas que amenazaba a los participantes en el desfile militar patrio de Ciudad Bolívar, en el cual participó ese mismo día y por eso, había una tribuna presidencial.

Chávez no explicó por qué escribir la existencia de un panal en lenguaje militar, en lugar de tan solo escribir “llamar a los bomberos”. El desfile arrancó del paseo Los Próceres al estado Bolívar.

Curiosamente, ningún medio de comunicación o reporte en Internet daba cuenta, hasta anoche, de personas picadas por insectos ese día.

Sin embargo, Chávez afirmó, preguntando a sus colaboradores, que sí hubo picadas y unas 25 personas afectadas.

Chávez, quien se refería al analista una y otra vez como “el señor Berríos” o “el abogado y experto Mario Berríos”, dijo: “Je, por qué yo me río de todo esto, porque lo que ahí pasó fue, yo recuerdo que a mi me avisaron, aquí mire presidente, esta es la casa militar, me dijo Reyes, íbamos saliendo para el desfile allá en Ciudad Bolívar y me dijeron: mire presidente, hay un problema, hay mucha gente, no solo en la tribuna presidencial, sino a lo largo de la avenida frente al Orinoco, donde fue el bonito desfile, han aparecido algunas abejas y han picado algunas personas, bueno, están unos médicos atendiéndolos”.

Pese al supuesto peligro del que le informaban, Chávez asegura que afirmó: “Entonces yo dije: bueno, vámonos para allá”.

Plan malévolo

Luego, Chávez se dedicó a hacer remembranzas de sus épocas de capitán y de cómo se lanzó en paracaídas en un ejercicio militar.

Además, contó que en esa ocasión, planificó cómo inducir a las abejas para que picaran a las personas que estaban en la tribuna presidencial. El malévolo plan esa vez si fue exitoso en Caikara.

“Urdaneta me dice: tú vas a ver lo que va a pasar compadre, las abejas, vamos a dirigirlas mentalmente rumbo a la tribuna, que se vayan sobre la tribuna, porque había tribunita ya donde había generales, unos diputados, etc. Y de repente lo logramos, las abejas que estaban por el campo de batalla uhh uhhh uhhh se van directo a la tribuna, no quedó nadie, generales corriendo, las gorras cayeron, los políticos se tiraron al agua, algunos se lavaban la cara, fue un desastre, ahí terminó la guerra, la ganaron las abejas”.

Chávez justificó que estaba en esa oficina, donde se leía el mensaje en la pizarra, porque venían del desfile y estaban pendientes de lo que pasaba en Honduras con el avión Falcon 2000 matrícula YV-1496.

“Cuando me dicen y estoy montado en el avión para regresar a Caracas, me dicen: el avión está, nosotros nos comunicamos, no con el avión, no sí, con el avión, teníamos en verdad contacto con el avión donde iba Zelaya, con el piloto. Cuando me dice el comandante Reyes, que es piloto, ustedes saben, de combate, y tenía el contacto y haciendo los cálculos por dónde entran, cuánto tiempo, cuidado lo tumban, cuidado con los aviones que tienen ellos, tienen unos aviones de guerra, habían amenazado inclusive impedirle llegar ahí, ehh, entonces me dicen: el avión está a 20 millas, es decir, a tres cuatro minutos, y veo la cámara de un televisorcito que tenemos en el avión pero al despegar se hubiera perdido la señal y vemos que está Telesur enfocando y está bien ubicado Telesur, sobre la pista y sobre el espacio aéreo. Yo digo, bueno, si el avión llega, debe verse y se va a ver, un Falcon, buen piloto, de combate. (se divaga hablando de una hazaña de ese piloto).

EL HERALDO tuvo acceso a la grabación del diálogo entre el piloto militar venezolano y la torre de control hondureña. En la misma consta que solo se reportó que llevaban a bordo al presidente de la o nU.

Sin embargo, Chávez ayer aseguró que solo iban los pilotos, Manuel Zelaya, Patricia Rodas, D’Escoto y su médico. “No cargaban ni un revolvito (pistola)”.

Dijo no explicarse por qué “los golpistas” no los dejaron aterrizar y describió a D´Escoto como un anciano de 60 y pico de años aunque después le calculó cinco más y lo dejó en 70.

“No iba Hulk ahí, el hombre increíble, o Superman, la Mujer Maravilla, Patricia Rodas es una mujer luchadora, pero difícilmente hubieran podido impedir que una fuerza militar capturara a Zelaya al bajarse del avión”.

En el enredo de palabras y de historietas militares, Chávez seguía sin explicar, de forma fehaciente, si el objetivo militar que él perseguía era la invasión de personas en la pista para evitar la captura, sin importar que esta acción vandálica dejara muertos y heridos.

No hay comentarios: