Google+ Followers

viernes, 24 de julio de 2009

el Nuevo Heraldo de Miami concede trato especial a la denuncia del presidente del Senado Oscar Ortiz sobre el padrón


LONDRES

El gobierno boliviano pretende mantener un sistema de registro manual de votantes seriamente cuestionado por la oposición, que considera que facilitaría un fraude en los comicios generales del 6 de diciembre, cuando el presidente Evo Morales aspira a un segundo término.

El presidente del Senado, Oscar Ortiz, explicó que el padrón manual, usado en las últimas elecciones, tiene fallas como la dificultad para identificar dobles inscripciones ciudadanas.

``El oficialismo está buscando llevarnos a una trampa para poder seguir manipulando los resultados electorales'', denunció el senador opositor, para quien el sistema manual puede favorecer a Morales, que irá a la reelección por un segundo mandato hasta el 2015.

La oposición teme que el registro manual de votantes dificulte identificar cuándo una persona se inscribió más de una vez en el padrón, porque puede usar diferentes documentos de identidad.

En Bolivia se puede votar con pasaporte de viajero, cédula de identidad otorgada por la Policía, certificados militares u otros registros que otorga el Ministerio de Gobierno, cuyos números de identificación varían.

El senador Ortiz además señaló que el gobierno de Morales ``está buscando que la gente no se inscriba en el área rural'', porque es allí donde más irregularidades se denunciaron.

En el referendo de agosto del 2008, Morales fue ratificado con 67% de los votos y la nueva Constitución aprobada con 62% de apoyo.

Por otra parte, el mandatario accedió al poder en enero del 2006, tras ganar las elecciones con 54% de sufragios, en su mayoría salidos de los departamentos andinos de La Paz, Oruro y Potosí y poblaciones campesinas en todoel país.

Incluso algunos medios de prensa evidenciaron, tras esos dos procesos, que el padrón manual registra entre un 10 y 15% de fallas por lo que, hasta hace poco, el consenso fue habilitar un nuevo sistema digitalizado que impida manipulaciones de voto.

Ortiz aseguró que para evitar un fraude es vital que esté en funciones el padrón biométrico, que permite registrar digitalmente las huellas dactilares, rúbricas y rostrosde unos 4.2 millones de votantes en Bolivia y el extranjero. El uso del viejo padrón sólo es viable si el Congreso bicameral, controlado con dificultad por el oficialismo, aprueba una nueva ley electoral.

La Corte Nacional Electoral (CNE) de Bolivia sugirió ayer al Congreso suspender el debate sobre el tema, ya que el próximo mes se iniciará un registro biométrico de electores, según reportó EFE.

No hay comentarios: