Google+ Followers

lunes, 20 de abril de 2009

más claro agua. los extranjeros del hotel fueron asesinados por el gobierno. no hay vuelta de hoja


El presidente de la Cámara de Senadores, Óscar Ortiz, afirmó este lunes que los supuestos terroristas identificados en Santa Cruz, "fueron ejecutados".
De esta manera el presidente del Senado lanza una nueva ofensiva contra el gobierno, por esta ejecución de tres personas por lo que pidió a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos investigar la conducta de la Policía Nacional que ejecutó a tres presuntos terroristas que integraban una célula terrorista que incursionaba en Santa Cruz y cuyo fin, según el Gobierno, era eliminar al presidente Evo Morales y otras autoridades.
“Cada vez está más claro que no hubo enfrentamiento no hubo tiroteo directamente han ido a matar a esa gente que estaba durmiendo, porque claramente la prensa ha mostrado las imágenes de las habitaciones, no hay señales de enfrentamiento no hay tiros en las paredes”, declaró a Radio Fides.
El legislador puso en duda las denuncias de magnicidio del Gobierno ante la comunidad internacional, al considerar que las mismas perdieron credibilidad por las recurrentes declaraciones de complots que hizo el presidente Evo Morales en momentos en los cuales el país vivía situaciones políticas adversas.
"No hay credibilidad en el Gobierno, hay que trabajar con seriedad buscando establecer la verdad. No se puede hacer lo que se hizo. Ir a matar directamente es ejecutar, es asesinar, no se puede combatir el terror con el terror y lo que ha hecho el gobierno debe también ser investigado por la Comisión Internacional de Derechos Humanos, porque éste es un precedente muy grave", dijo Ortiz a la ANF.
Según la autoridad legislativa el propio comandante general de la Policía reconoció que las armas de los supuestos terroristas estaban en el closet por lo que existen muchas dudas de las versiones dichas por las fuerzas del orden.
"Todos los medios de comunicación han mostrado que no hubo ningún tiroteo, todos los medios de comunicación han mostrado que las habitaciones, las fotos simplemente se ven personas que todo indica que estaban durmiendo cuando fueron asesinadas", justificó el senador opositor.
“Si el Gobierno hubiera querido realmente investigar enserio este caso hubiera tomado presa a esa gente, estamos en el siglo XX no se mata a la gente se la toma presa y se l lleva a declarar”, puntualizó.
Ortiz volvió a expresar sus dudas acerca de la autenticidad de la célula terrorista que fue desarticulada el jueves pasado en Santa Cruz, a quienes se los estaría utilizando "para desacreditar a la oposición y a sectores empresariales que no comparten las ideas del presidente Evo Morales", informó la ABI.
El senador solicitará, también, a la Policía Nacional y la Fiscalía que se concrete el apoyo de la comunidad internacional, como Brasil, Colombia, España y México, para ejecutar una investigación seria y profesional sobre la presunta presencia de células terroristas en el país con el propósito de enfrentar no sólo al crimen organizado, sino, también, al "narcoterrorismo", informó Los Tiempos de Cochabamba.
Ortíz considera que mientras el Gobierno no enfrente de manera más "agresiva" a las mafias del narcotráfico que operan en el territorio nacional, Bolivia seguirá siendo atractivo para la producción de droga y la conformación de grupos criminales.
La madrugada del jueves pasado, la Policía eliminó en el hotel Las Américas de la capital cruceña a tres miembros de un presunto grupo terrorista internacional y detuvo a Ramiro Francisco Tadik Astorga (51 años) y el húngaro Elot Tóazó (28 años), quienes fueron remitidos al penal de San Pedro de La Paz por determinación de la juez Betty Yañiquez.
El gerente del hotel Las Américas de Santa Cruz, Hernán Rosel, informó a los medios de prensa que los presuntos mercenarios no salieron de sus habitaciones la noche que se produjo el atentado explosivo contra la casa del cardenal Julio Terrazas.
De acuerdo con la información proporcionada por el hotel Las Américas, los efectivos de elite fuertemente armadas hicieron explotar la bomba en la habitación 458, en la que se encontraba Eduardo Rozsa Flores, ex militar entrenado en Croacia, donde además se encontraron diez impactos de bala en el lugar donde quedó el cadáver, pero ninguno en la puerta o el pasillo, donde se encontraban los policías.
Similar situación se evidenció en la habitación 457, donde fue acribillado el rumano Magyarosi Arpad y en la habitación 456, donde murió el irlandés Dwyer Michaerl Martin.
IRRESPONSABILIDAD
Asimismo, Ortiz descalificó las sindicaciones del Gobierno referente a que la oposición política regional estaría relacionada con el presunto grupo terrorista que habría buscado atentar contra la vida del Jefe de Estado, del vicepresidente Alvaro García Linera y ministros de Estado.
"Son acusaciones irresponsables e impropias de un jefe de Estado. Por qué no se dejó actuar a la Policía de Santa Cruz, por qué se levantan los tres cadáveres 16 horas después. Por qué no se los detuvo con vida cuando ellos estaban durmiendo", dijo Ortiz.
En ese contexto, señaló que en este caso "hay una manipulación política del presidente Evo Morales, quién se adelantó al informe Oficial de la Policía para denunciar en el exterior y acusar a sectores opositores". (Crónica publicada por Hoy Bolivia)

No hay comentarios: