Google+ Followers

jueves, 15 de mayo de 2014

discriminación entre Sargentos sigue su curso. después del conflicto, resuelto por el Alto Mando con la reincorporación de los "despedidos" la persecusión y los juicios y los destinos de castigo a fronteras o despoblados se deja sentir. acumulan casos para conocimiento de DDHH. (Erbol)

El suboficial de la Armada, Lorgio Cartagena y otro de sus camaradas de la Fuerza Aérea, que no quiso identificarse, denunciaron hoy que el amedrentamiento contra los que se movilizaron en demanda de la descolonización de la institución castrense, se profundizó pese a que fueron reincorporados los 715 militares inicialmente sancionados.
“Ninguno de los puntos que planteamos (en la movilización) se ha cumplido, fuimos reincorporados a convocatoria de la coronel Aramayo, en la mañana del lunes 5 de mayo nos reincorporamos todos, ese día nos recibieron bien, pero luego vinieron los sumarios, las persecuciones, los cambios de destino, hasta ahora los institutos militares siguen cerrados, el abuso de autoridad prevalece peor que antes (de la medida de presión)”, dijo Cartagena.
Mientras el suboficial de la FAB afirmó que tras la reincorporación de los que participaron de las movilizaciones, empezaron a llegar nuevos órdenes de destino a zonas fronterizas del país.
“En nuestro caso, mínimamente, los que de alguna forma participaron en las movilizaciones están siendo cambiados a la frontera, además se convocó a 14 suboficiales y sargentos de diferentes regiones para un sumario informativo, luego nos iniciaron un proceso por los delitos de sedición, motín y rebelión”, explicó.
El militar señaló que después de la movilización de abril se abrió mucho más la brecha de discriminación de parte de los oficiales hacia los suboficiales y sargentos. 
“Se abrieron brechas enormes porque los señores oficiales piensan que la movilización fue en contra de ellos, pero nosotros repetimos en todas las entrevistas que la medida era contra el sistema de las Fuerzas Armadas”, aseveró.
Cartagena acotó que en su caso particular se encuentra más amedrentado con los sumarios y muestra de ello es que para solamente para la tarde de este miércoles habría sido convocado a declarar por dos denuncias en su contra.
“Para mí no hay garantías laborales, pasa media hora me están trayendo una nueva citación, no hay tranquilidad en el trabajo”, sostuvo.
Ambos militares coincidieron en señalar que desde la movilización “cambió bastante” la situación laboral de suboficiales y sargentos, quienes supuestamente ahora incluso deben solicitar una papeleta específica para salir de sus unidades militares. “Hay extrema susceptibilidad”, advirtieron.
La vicepresidenta de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia (APDHB), Ligia Pinto, informó que ya tiene conocimiento sobre todos estos hechos que se estarían registrando dentro de las FFAA y ahora la institución defensora de derechos humanos alista una denuncia formal. 
Estamos elaborando “un documento para la CIDH en la que estamos denunciando todos los malos tratos que están recibiendo los suboficiales, nosotros recepcionamos todas las denuncias, donde hay personas que sí están sufriendo persecución psicológica”, aseveró Pinto.
Apuntó que en este caso se evidencia la persecución en los mismos memorándums que fueron emitidos por los comandantes de las unidades militares contra los suboficiales y sargentos que estaban movilizados. Por ejemplo “hoy había un caso donde (un suboficial) tenía dos citaciones, pero ambas audiencias eran a la misma hora”.

No hay comentarios: